Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

SUCESOS DOBLE CRIMEN DE ASPA

Los rurales han denunciado decenas de agresiones y amenazas en Lleida en 30 años

  • L. GARCÍA
Actualizada 16/02/2017 a las 11:25
En algunos casos han sido encañonados con una escopeta en el estómago o apaleados en controles de caza || Setenta de ellos tienen licencia para llevar una carabina y piden más formación de defensa
Investigadors dels Mossos d’Esquadra, dissabte passat al lloc del doble crim d’Aspa.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Investigadores de los Mossos d'Esquadra el pasado sábado en el lugar del doble crimen de Aspa.

El doble crimen de Aspa ha puesto de manifiesto una realidad que viven y denuncian desde hace décadas los miembros de los Agentes Rurales. En las comarcas de Ponent, estos efectivos han sufrido decenas de agresiones y amenazas en tres décadas de creación del cuerpo. En algunos casos, con sentencias condenatorias al poder identificarse a los responsables, los rurales han sido encañonados con una escopeta o apaleados mientras hacían controles de inspección rutinarios. Así lo explicó ayer a este diario Francesc Coll, presidente de la Associació Professional d’Agents Rurals de Catalunya (Asparc), quien exigió más formación para que los rurales sepan identificar y gestionar las situaciones de riesgo que viven en su día a día. Unas agresiones que no solo parten de cazadores, sino también de pescadores furtivos y moteros.

Una de las sentencias ya dictadas por los juzgados hace referencia a un suceso que ocurrió en el Segrià cuando un cazador puso el cañón de la escopeta en la barriga de un rural. En otro caso, tres agentes fueron agredidos en Granyena de les Garrigues por cazadores que se dieron a la fuga, eludiendo incluso un control policial en Montblanc y siendo arrestados en El Vendrell. Pero los casos no cesan y se remontan a los orígenes del cuerpo. “La administración no ha hecho nada al entender que nuestro riesgo es similar al de un veterinario o un técnico agrícola”, lamentó Coll. Desde Asparc, señalan que las medidas de Agricultura no son nuevas, ya que desde 2004 pueden ir armados en algunas situaciones. Actualmente, 70 rurales de Lleida tienen licencia para un arma de defensa. Unas medidas que, a partir de hoy, se extienden a todos los controles de caza. En cuanto al crimen de Aspa, Coll señaló que los rurales nunca se acercan a un cazador sin que este tenga el arma desarmada y no descartó que el brutal crimen se cometiera cuando iban a denunciarle.

Rurales, forestales y cazadores acusarán al criminal de Aspa

La Associación Professional d’Agents Rurals de Catalunya, la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales y la Federació Catalana de Caça han solicitado ante el Juzgado de Instrucción 4 de Lleida personarse como acusaciones populares contra el cazador que admitió haber matado a tiros a los agentes rurales Xavier Ribes y David Iglesias hace hoy una semana en Aspa. Estas acusaciones se unen a la de la Generalitat después de que la conselleria de Agricultura también anunciara hace unos días que ejercería la acusación pública por el doble crimen. Asimismo, la Asparc está estudiando llevar ante la Fiscalía la inseguridad laboral de los rurales al entender que la administración catalana no ha hecho nada para dotarles de medios para prevenir situaciones de riesgo.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre