Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

FAUNA

Detenida una vecina de la Franja por dejar morir de hambre a 346 cabras

  • REDACCIÓN
Actualizada 07/04/2017 a las 07:46
Una ganadera de 47 años de Calassanç, en la Llitera, que está acusada de un delito de maltrato animal || Investigan si quería simular un robo para cobrar el seguro
Algunes de les cabres mortes al terra de la granja, amb agents de la Guàrdia Civil investigant.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Algunas de las cabras muertas en el suelo de la granja, con agentes de la Guardia Civil investigando.

GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil de Huesca ha detenido esta semana a una ganadera de 47 años vecina de Calassanç, un núcleo de la localidad de Peralta (la Llitera), acusada de un delito de maltrato animal por dejar morir de hambre a 346 cabras. Según informaron este jueves fuentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, la detención se produjo como consecuencia de los controles que realizan los agentes en explotaciones ganaderas para corroborar que se cumple con la legislación vigente en cuanto a bienestar animal se refiere. Fruto de estas inspecciones en granjas y explotaciones, los agentes se personaron en la granja de cabras de la acusada.

Durante el registro e inspección, la Guardia Civil localizó 346 cabras fallecidas por inanición en diferentes estados de descomposición y 36 ejemplares en condiciones deplorables ya que se encontraban encerradas sin comida ni agua, por lo que los agentes procedieron a facilitarles alimento de forma urgente. Fuentes cercanas a la investigación apuntaron este jueves que esta misma ganadera presentó el año pasado una denuncia por un robo de 200 cabras que quedó sin resolver. La Guardia Civil investiga ahora si en aquella ocasión se trató de una falsa denuncia para beneficiarse del seguro y si la acusada planeaba hacer lo mismo ahora con los animales muertos una vez enterrados.

La Guardia Civil detuvo a la propietaria de la explotación. Posteriormente, los agentes dieron aviso a la Dirección General de Alimentación y fomento Agroalimentario de la DGA para que se tomasen las medidas encaminadas a garantizar la supervivencia de los pocos ejemplares que quedaban vivos. Igualmente se realizaron gestiones para coordinar la retirada y destrucción de los cadáveres. La acusada quedó en libertad con cargos tras declarar ante el juez en Monzón.

Cabe recordar que la conselleria de Agricultura incautó en diciembre del año pasado un total de nueve caballos a un ganadero de Menàrguens, en la Noguera, porque incumplía la ley de bienestar animal. Todos presentaban un avanzado grado de desnutrición y falta de cuidado, por lo que el departamento de Agricultura ordenó su traslado a una hípica de Lleida. Al parecer, otros cinco ejemplares ya habían fallecido.

¡Únete a la comunidad SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre