x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

TRIBUNALES POLÉMICA

La madre uruguaya entrega a su hija tras una semana de encierro en el consulado

Actualizada 12/10/2019 a las 09:36
Después de que la jueza de Vielha ordenara ayer que los Mossos recogieran a la niña
El vehicle en el qual ahir va sortir la nena, amb mossos i psicòlogues, del consolat de l’Uruguai a Barcelona per traslladar-la a Vielha.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El vehicle en el qual ahir va sortir la nena, amb mossos i psicòlogues, del consolat de l'Uruguai a Barcelona per traslladar-la a Vielha.

EFE
El vehicle en el qual ahir va sortir la nena, amb mossos i psicòlogues, del consolat de l’Uruguai a Barcelona per traslladar-la a Vielha.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El vehicle en el qual ahir va sortir la nena, amb mossos i psicòlogues, del consolat de l'Uruguai a Barcelona per traslladar-la a Vielha.

EFE

La madre de la niña cuya custodia correspondía al padre por orden de una jueza de Vielha puso fin ayer a su encierro en el consulado de Uruguay en Barcelona tras una semana. La mujer cumplió con la sentencia y entregó a la menor a los Mossos que custodiaban el edificio diplomático para que fuera trasladada hasta la capital de Aran.

La madre uruguaya que permanecía desde hacía una semana encerrada en el consulado de su país en Barcelona junto a su hija de 7 años decidió finalmente ayer cumplir con el último plazo fijado por la jueza de Vielha para que la menor se vaya con su padre, que reside en la capital de Aran, después de que la magistrada le concediera a él la custodia de la niña. La mujer puso así final a un encierro en el que ambas habían tenido que vivir en dependencias diplomáticas mientras sus abogados intentaban frenar la decisión judicial e impedir que la menor se fuera con su progenitor. Poco antes de la una del mediodía, la madre entregó a la niña a los agentes de los Mossos d’Esquadra que llevaban desde hacía una semana custodiando la puerta del consulado. El proceso se llevó a cabo en el rellano del edificio junto a los abogados de ambos progenitores y bajo la supervisión de psicólogas de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA). La niña fue trasladada en un vehículo, en el que viajaban mossos y psicólogas, hasta Vielha, donde la esperaba su padre, que finalmente no acudió al consulado.

Horas antes, la titular del Juzgado de Primera Instancia 1 de Vielha había dictado un nuevo auto en el que instaba a la madre a entregar a la niña a los Mossos ayer mismo antes de las dos de la tarde. De no hacerlo, le advirtió, podía ser acusada de desobediencia a la autoridad judicial. La salida de la niña del consulado se hizo mientras en las puertas protestaban entidades feministas que apoyaban a la madre de la menor. Algunos medios apuntaron a que la niña gritaba que “no se quería ir” mientras que una ambulancia del SEM tuvo que atender a la madre. Los abogados de la mujer señalaron que presentarán un recurso de apelación para que la mujer recupere la custodia de su hija.

Denuncia por abusos y pelea por la custodia

El proceso judicial por la custodia de la niña de 7 años se inició en 2016, cuando la madre denunció al padre de supuestos abusos a su hija tras viajar con ella a Uruguay. La justicia uruguaya resolvió que el asunto dirimirse en Vielha, donde presuntamente habrían ocurrido los hechos denunciados por la mujer mientras que el padre denunció a su expareja por sustracción de menores al llevarse a su hija a su país de origen. La denuncia por maltrato y abusos sexuales llegó hasta el juzgado de Vielha, que archivó la causa. Una decisión que fue ratificada por la Audiencia Provincial de Lleida el pasado mes de febrero. En la sentencia, el tribunal señaló que no había indicios suficientes que permitiesen apreciar un ilícito penal y para ello se basó en varios informes forenses y psicológicos para considerar que pudiera demostrarse que existieron tales abusos. Asimismo, peritos leridanos rechazaron los informes de expertos de Uruguay presentados por la madre que sí avalaban la existencia de los abusos. El pasado verano, la madre regresó con su hija y se estableció en Castelldefels. Tras el archivo provisional de la causa penal, la magistrada de Vielha resolvió el pasado mes de septiembre entregar la custodia de la niña al padre y establecer un régimen de visitas para la madre. Consideró que la menor se encuentra en situación de alto riesgo dada la conducta de intervención de la madre respecto al vínculo con el padre. La jueza fijó que la entrega de la niña debía hacerse el pasado 7 de octubre en el consulado de Uruguay en Barcelona, pero el cónsul se negó a facilitarla al señalar que no era de su competencia mientras que la magistrada ordenó la custodia policial para se cumpliera la sentencia. La menor no ha visto a su padre desde que tenía 3 años.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre