x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

TRÁFICO EMERGENCIAS

Muere un joven en el enésimo siniestro en la carretera N-230

  • REDACCIÓN
Actualizada 20/02/2021 a las 11:45

En una colisión frontal entre un turismo y un camión en Estopanyà, cerca de Benavarri || El vehículo que conducía la víctima ardió tras impactar con el tráiler

El turisme que conduïa la víctima va cremar i va quedar calcinat després de la col·lisió frontal.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El turismo que conducía la víctima ardió y quedó calcinado tras la colisión frontal.

DIPUTACIÓN DE HUESCA

Un vecino de Manresa de 28 años falleció ayer por la mañana al chocar frontalmente el turismo que conducía contra un camión en la N-230, en el término municipal de Estopanyà, cerca de Benavarri, en la Ribagorza aragonesa, según informó la Guardia Civil de Huesca. El accidente, que se produjo por causas desconocidas que se están investigando, tuvo lugar a las 7.50 horas en el kilómetro 51,6 de la carretera que une el llano de Lleida con la Val d’Aran. A consecuencia del impacto, el turismo ardió y quedó completamente calcinado. Por su parte, el conductor del camión salió ileso, según informaron las mismas fuentes.

Al lugar del siniestro, que ocurrió a unos 15 kilómetros de Benavarri, se desplazaron agentes de la Guardia Civil de Barbastro y Binéfar, los bomberos de la Diputación de Huesca y sanitarios, que no pudieron hacer nada para salvar la vida del conductor del turismo, que viajaba solo. El siniestro obligó a cortar la vía en ambos sentidos y, posteriormente, dar paso alternativo. Asimismo, la Guardia Civil trabajó durante parte de la mañana en la identificación de la víctima. A mediodía informó que se trataba de un joven de Manresa de 28 años.

 


El siniestro se produjo a las 7.50 horas y, a consecuencia del impacto, el coche ardió y se calcinó por completo

 

Esta vía es una de las que históricamente ha registrado más siniestralidad, lo que ha provocado que los municipios leridanos y oscenses por donde pasa hayan pedido reiteradamente mejorar la seguridad. En septiembre del año pasado, un motorista de Alcarràs murió al sufrir un accidente en esta carretera a su paso por Sopeira. Un mes antes, en Vielha, perdió la vida una motorista francesa. Es una carretera con un elevado volumen de tráfico, con más de 2.000 vehículos diarios, de los que más de 500 son camiones. Según varios estudios, la N-230 es una de las carreteras estatales con mayor riesgo de accidente.

Por otra parte, dos personas resultaron heridas leves ayer por la tarde en un accidente en la carretera C-13 entre Vilanova de la Barca y Alcoletge. También hubo un siniestro en La Sentiu de Sió. En Montgai, hubo un herido en una salida de vía en la LV-3025. Por otra parte, Trànsit informó que de las ocho víctimas de este año en las carreteras catalanas, un 75% eran de colectivos vulnerables: motoristas (3), peatones (2) y ciclistas (1).

 

Etiquetas
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre