x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

ESNOTICIA

El turismo hace su agosto

  • X.RODRÍGUEZ/H.CULLERÉ
  • |LLEIDA
Actualizada 01/08/2021 a las 09:11

Junio y julio han sido buenos en el Pirineo y prevén que este mes sea mejor || Fidelizar clientes que ha traído la Covid, captar extranjeros y rentabilizar el patrimonio natural, los retos postpandemia

Turistes contractant el servei de taxis per visitar el Parc Nacional d’Aigüestortes, la joia natural del Pirineu.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Turistas contratando el servicio de taxis para visitar el Parc Nacional d'Aigüestortes, la joya natural del Pirineo.

Gerard Hoyas
Turistes contractant el servei de taxis per visitar el Parc Nacional d’Aigüestortes, la joia natural del Pirineu.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El vigilante habla con un conductor que ha reservado plaza en uno de los parkings de la Pica d'Estats.

ACN
Turistes contractant el servei de taxis per visitar el Parc Nacional d’Aigüestortes, la joia natural del Pirineu.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Un grupo de amigos de Barcelona en Aigüestortes.

Gerard Hoyas

Las comarcas de Lleida y en especial el Pirineo se han convertido en el refugio de numerosos turistas que deciden no arriesgarse a cruzar fronteras ante la incertidumbre derivada de la Covid. Esta situación favorece al turismo interior frente a Barcelona y destinaciones de costa, con una mayor dependencia de los visitantes extranjeros.
 

El turismo de interior está haciendo su agosto por segundo verano consecutivo. Las restricciones por la pandemia se han convertido en una tormenta perfecta que favorece que destinos como el Pirineo de Lleida se mantengan más que a flote de nuevo, en plena caída del turismo y la economía a causa de la pandemia. Para evitar test de Covid antes de viajar o posibles confinamientos de regreso, muchos catalanes renuncian a ir al extranjero y son de nuevo el principal cliente de las comarcas de montaña.

Frente al turismo urbano o el de negocios, todavía fuertemente castigados por la crisis mundial, las escapadas a la naturaleza, principal reclamo en Lleida, son preferidas por un elevado volumen de público.

Esto contrasta con el descenso que sufre Barcelona y, en menor medida, las destinaciones de costa catalanas, que dependen en mayor medida de los visitantes extranjeros.

Por ejemplo, el pasado junio se cerró con cifras similares a las de 2018 en números absolutos tras un buen puente de Sant Joan, según el balance que el Instituto Nacional de Estadística publicó el viernes: Lleida registró 159.790 pernoctaciones en hoteles y campings frente a las 159.013 de 2018; las 194.968 de 2019 (año de récord) y las escasas 41.271 de 2020, todavía bajo confinamiento (el estado de alarma acabó el 18 de ese mes). Y los turistas nacionales han sido este junio el 90% en estos establecimientos, frente al 80% de 2018 y 2019. El año pasado, como este, apenas hubo turismo internacional.

Para el patronato de Turismo de la Diputación, los buenos registros del sector en Lleida, que se comparten con otros destinos estatales de interior, forman parte de una tendencia anterior a la pandemia, pero que las restricciones por la Covid han acelerado.

“Nuestra destinación se ha especializado en naturaleza, salud y familia”, señala Juli Alegre, coordinador del patronato. “En 2018 elaboramos un plan estratégico del turismo de Lleida: apostamos por reforzarlo como destinación ecológica y sostenible”.

Y acertaron.

“La Covid nos cogió con los deberes hechos”, señala. “Creemos que julio ha sido mejor que el de 2020”, teniendo en cuenta que el mismo mes del año pasado la Covid llevó a confinar el Segrià y que el Pirineo tuvo que marcar distancias con el llano de Lleida ante los clientes que cancelaban reservas.

“Agosto será bueno”, señala el empresario turístico Ramon Aytés, de Sort, pese a que “en junio y julio se ha notado la falta de turismo extranjero. Antes de la Covid, sus establecimientos registraban un 25% de turistas internacionales, que ya apenas están. En cuanto a agosto, “nos salvamos, aunque la gente viene cada vez más a última hora”. También hay a última hora cancelaciones de reservas por contagios en el seno de las familias.

Xacobe Bartolomé, portavoz del gremio hostelero en Aran, coincide en que “agosto pinta, bien pero todo es a última hora. Estamos en la línea de 2019”, señala. Campings y turismo rural son también optimistas y los deportes de aventura valoran que “no estamos igual que antes de la pandemia, pero vamos mejorando”, dice Flòrido Dolcet. Tanto es así, que “el 80% de las empresas de aventura han recuperado a toda la plantilla” esta temporada, afirma el presidente de la asociación de turismo activo en el Pallars Sobirà.

Jaume Ramon, portavoz de las casas de payés en Lleida, opina que mientras haya poco movimiento internacional de viajeros el turismo de interior seguirá al alza.

El reto, desde este prisma, es claro: cómo fidelizar a los clientes que ha traído la Covid. Según Juli Alegre, las campañas de promoción se han centrado este 2021 en el turismo de proximidad.

Pero, además, se trata de viajeros que ya habían visitado Lleida hace años o bien tienen una segunda residencia hasta ahora infrautilizada, por lo que no debería costar que regresen.

El gerente de la Federación de Hostelería, Ramon Solsona, señala como grandes retos captar turista internacional y rentabilizar el patrimonio natural de Lleida evitando trabas ecologistas a proyectos como la ampliación de Baqueira o mejorar el aprovechamiento de Aigüestortes, la joya del Pirineo. 

Los leridanos viajan todavía muy poco en comparación a 2019: sobre el 65 o 70% menos, según Víctor Sarrate, de la agencia Viajet. Las preferencias: península, Baleares, Canarias, Grecia y alguna escapada a Maldivas o Punta Cana.
 

La Pica d’Estats estrena parking de pago en los accesos

El Parc Natural de l’Alt Pirineu i Aran cobró ayer por primera vez por aparcar en los cuatro aparcamientos que dan acceso a la Pica d’Estats. La obligación de pagar, que se prolongará hasta el 12 de septiembre, tiene como finalidad evitar las aglomeraciones que se vieron el pasado agosto, cuando decenas de turistas coincidieron en la cresta de la Pica empujados por el deseo de naturaleza en plena Covid. Ayer, debido al mal tiempo, fueron pocos los vehículos que aparcaron en las zonas reservadas. Cuesta 5 euros.
 

Lleida suma otro medio centenar de pisos turísticos en diez meses

A pesar de la paralización general, Lleida ha sumado 51 altas de viviendas de uso turístico (HUT, en sus siglas en catalán) desde el pasado mes de octubre. Ahora cuenta con 3.510 viviendas turísticas y 19.305 plazas, lo que supone cerca de seis plazas por cada HUT. El número total de camas se acerca a las de los hoteles en Lleida, cifradas el pasado invierno en 19.810, entre los más de 400 hoteles del Pirineo y el llano.
 

Ni la pandemia ni las moratorias han impedido que las viviendas de uso turístico sigan creciendo


Las plazas de HUT suponen casi 2.000 más que en el año previo a la pandemia (2019), lo que implica que siguen aumentando a pesar de la crisis y que estas iniciativas se ven poco afectadas por las moratorias que han adoptado algunos municipios.

El último que lo planteó fue el ayuntamiento de Bellver de Cerdanya, donde el verano pasado se habían contabilizado casi 130 viviendas de uso turístico. Lo habitual es que el ayuntamiento establezca una moratoria a la hora de dar permisos para los HUT mientras elabora una normativa que los regule, para evitar que proliferen sin ningún control.

Otras experiencias ya consolidadas en Lleida son las de los municipios de Vielha y Àger. La capital del Val d’Aran mantuvo la paralización de licencias más de un año y luego impulsó una normativa específica.
 

Hasta 3.200 plazas para volar a Ibiza y a Menorca a partir del lunes

El aeropuerto de Lleida recuperará mañana la campaña de vuelos de verano a Ibiza y Menorca, que el año pasado se suspendió a causa de la caída de la demanda provocada por la crisis sanitaria del coronavirus.

Fuentes de Air Nostrum, compañía que opera estas dos rutas, explicaron que en total se ofrecen 1.600 plazas en cada una de estas dos rutas, por lo que cuentan con hasta 3.200 en total. Hay algunas fechas para las que ya no hay billetes disponibles.

En otros años, los vuelos de verano a las Islas Baleares han contado con aproximadamente 4.000 pasajeros. Las líneas que unen Lleida con Ibiza y Menorca se suman al vuelo regular que la aerolínea ofrece durante todo el año entre Alguaire y Palma de Mallorca. Además, Andorra Airlines también prevé empezar este agosto los vuelos que unirán el aeropuerto de Andorra-La Seu con Madrid, Palma de Mallorca y Oporto.
 

Andorra Airlines también prevé empezar este mes los viajes de La Seu a Madrid, Palma y Oporto


Así, como ya avanzó SEGRE, habrá dos frecuencias semanales que unirán el Alt Urgell con la capital española, mientras que en el caso de las otras dos destinaciones habrá una por semana. Andorra Airlines también prevé ofrecer vuelos chárter de agencias de viajes desde el aeropuerto de La Seu.
 

Los ingresos por la tasa turística cayeron hasta un 57% en 2020

La paralización del turismo durante buena parte del año pasado conllevó una caída de la recaudación por concepto de la tasa turística, que pagan los viajeros en Catalunya por cada pernoctación (en la mayoría de casos, entre medio euro y un euro por noche). Los ingresos por este concepto cayeron más en invierno con relación al del año anterior que en verano, aunque también bajaron en este periodo.
 

Coincidiendo con las restricciones a la movilidad, bajó más en invierno que en verano


De esta forma, en invierno de 2020 se recaudaron 228.000 euros por la tasa turística, lo que supone un 57% menos que el mismo periodo del año anterior (de octubre a diciembre de 2020 en relación con octubre a diciembre de 2019). En verano del año pasado, la recaudación cayó un 38%, al pasar de 675.000 euros en 2019 (abril a septiembre) a 419.000 euros el año pasado. El dinero que se recauda con la tasa turística revierte parcialmente en los ayuntamientos que más viajeros reciben, para que lo inviertan en políticas vinculadas al mismo sector.

La Val d’Aran (principal destinación turística de Lleida) y el Segrià (la comarca más poblada con Lleida ciudad) son los territorios que tienen más establecimientos hoteleros y concentran la mayor parte de la recaudación de la tasa turística.

 

Etiquetas
Descubrir
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre