x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

ARTE

A la búsqueda de la verdadera Vivian Maier, la fotógrafa secreta

29/05/2018 a las 18:36
La enigmática fotógrafa deambuló por las calles de Nueva York y Chicago en la segunda mitad del siglo XX e hizo decenas de miles de instantáneas que, descubiertas por azar, la han situado entre los grandes de la fotografía

A la búsqueda de la verdadera Vivian Maier, la fotógrafa secreta

A la búsqueda de la verdadera Vivian Maier, la fotógrafa secreta

© DiariSegre
A la recerca de la veritable Vivian Maier, la fotògrafa secreta

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Fotografia facilitada per Maloof Collection, d'un dels autoretrats de#Vivian Maier, una mainadera anònima de Nova York fins que a la seua mort, fa nou anys, es va descobrir un valuós tresor de desenes de milers d'instantànies que l'han situat entre els grans de la fotografia.

EFE
A la recerca de la veritable Vivian Maier, la fotògrafa secreta

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Fotografia facilitada per la Galería Howard Greenberg, d'un dels autoretrats de Vivian Maier, una mainadera anònima de Nova York fins que a la seua mort, fa nou anys, es va descobrir un valuós tresor de desenes de milers d'instantànies que l'han situat entre els grans de la fotografia.

EFE

Vivian Maier era una niñera anónima de Nueva York hasta que a su muerte, hace nueve años, se descubrió un valioso tesoro de decenas de miles de fotografías. Más allá de la leyenda de la artista secreta, la galería WestLicht de Viena indaga en una muestra en la personalidad y las ideas de la fotógrafa.

La enigmática Maier deambuló por las calles de Nueva York y Chicago en la segunda mitad del siglo XX e hizo decenas de miles de instantáneas que, descubiertas por azar, la han situado entre los grandes de la fotografía.

"Ya era hora de que el público pudiera disfrutar del fenómeno de las fotografías de Vivian Maier en Viena, especialmente porque ella tenía raíces austríacas", declara a Efe Fabian Knierim, conservador de la Galería WestLicht.

Un centenar de sus obras y unos nueve rollos de vídeos caseros se pueden ver desde hoy hasta el próximo 19 de agosto en una de las galerías de fotografía más prestigiosas de Europa, en la exposición "Vivian Maier, Street Photographer".

Knierim recuerda que su objetivo es ir más allá: que además de apreciar los trabajos expuestos, el público reflexione sobre la vida y el pensamiento de Maier (1926-2009). Para ello, añade, se han organizado "charlas y visionados de documentales, que se harán en la propia sala de exposiciones".

Entre los actos destacan una charla con Nadja Köffler, experta en feminismo, que analizará el papel de Maier en una disciplina en la que siempre han destacado los hombres, o la clase magistral que dará la historiadora Christin Müller sobre la necesidad de autorretratarse de mujeres artistas a lo largo de los siglos.

Y es que una de las temáticas que más se repite a lo largo de la obra de Maier son sus autorretratos, que para Knierim se pueden leer como una manera de la artista de reafirmarse a sí misma: "Se retrata como una fotógrafa, con una cámara profesional, como queriendo decir: no soy solo una niñera".

En la muestra también se pueden ver una serie de fotografías de la vida cotidiana en Chicago y Nueva York, las ciudades que ocupan la mayor parte de su obra, muchas de ellas tomadas en los bajos fondos de la ciudad.

Durante toda su vida y de manera constante, Maier se dedicó a capturar lo que nadie más mostraba, con un talento para revelar los pequeños detalles cotidianos, y nunca compartió su trabajo con sus conocidos.

Su extensa obra, más de 100.000 negativos, filmaciones caseras y grabaciones sonoras, se convirtió en una leyenda después de ser descubierta por casualidad en 2007.

Ese año John Maloof, que quería escribir un libro sobre la historia de Chicago, compró en una subasta un almacén en el que se encontraban las pertenencias abandonadas de la entonces desconocida Maier.

Dos años después, Maloof se dio cuenta del valor artístico de su adquisición y quiso dar con la antigua autora. Sin embargo, Vivian Maier había fallecido unas semanas antes en una residencia, tras pasar sus últimos años viviendo de la ayuda económica que le dieron los niños que había cuidado.

"Su historia, como sacada de un cuento de hadas de Hollywood o de la célebre Mary Poppins, no debe eclipsar la altísima calidad de sus fotografías", advirtió Knierim, destacando su sensibilidad y su capacidad para la composición de imágenes.

Aseguran quienes la conocieron que siempre que salía a la calle llevaba colgada al cuello su cámara. Durante dos décadas, desde 1952 hasta principios de los 70 Maier hizo fotos con su cámara Rolleiflex, con negativos de 6x6.

Con la llegada del color a la fotografía Maier adquirió una Leica.

Su trabajo a color es menos conocido, tal y como explica el comisario de la exposición a Efe, pero es igual de interesante porque demuestra que Maier también componía con los colores: "Hay retratos en los que opta por cortar la cabeza de la persona para enfocar los tonos de su ropa".

En la exposición se pueden contemplar asimismo nueve de las películas súper 8 que hizo entre 1965 y 1973, que "muestran lo que le interesaba": planos fijos de una calle, imágenes de los niños a los que cuidaba jugando.

"Todavía estamos empezando a conocer cómo fue esta mujer, con fama de solitaria", dijo Knierim, para quien exposiciones como esta son la mejor manera de seguir con el proceso de descubrir a la verdadera Vivian Maier.

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre