x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

PATRIMONIO MEDIEVAL

Operación salvamento

Actualizada 28/01/2019 a las 10:38
Trasladan al interior de la iglesia de Lloberola dos sarcófagos góticos del siglo XIV, que se deterioraban en el cementerio, al aire libre || Declarados Bien Cultural de Interés Nacional, junto con el castillo de este pueblo de la Segarra
Vista de l’església i la torre de Lloberola, amb els dos sarcòfags al cementiri abans del trasllat.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Vista de l'església i la torre de Lloberola, amb els dos sarcòfags al cementiri abans del trasllat.

XAVIER SANTESMASSES
Vista de l’església i la torre de Lloberola, amb els dos sarcòfags al cementiri abans del trasllat.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Vista de l'església i la torre de Lloberola, amb els dos sarcòfags al cementiri abans del trasllat.

XAVIER SANTESMASSES
Vista de l’església i la torre de Lloberola, amb els dos sarcòfags al cementiri abans del trasllat.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Vista de l'església i la torre de Lloberola, amb els dos sarcòfags al cementiri abans del trasllat.

XAVIER SANTESMASSES
Vista de l’església i la torre de Lloberola, amb els dos sarcòfags al cementiri abans del trasllat.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Vista de l'església i la torre de Lloberola, amb els dos sarcòfags al cementiri abans del trasllat.

XAVIER SANTESMASSES

Tècnicos de la Generalitat retiraron el pasado mes de diciembre los dos sepulcros góticos del antiguo cementerio de Lloberola, en la Segarra, y los trasladaron de forma provisional al interior de la iglesia neoclásica de Sant Miquel, junto al camposanto, a la espera de una futura restauración. Se trata de dos sarcófagos de grandes dimensiones que llevan el escudo de la familia Sacirera, una de las más importantes de Catalunya en la época de la baja Edad Media, que poseía el señorío de este lugar en 1397. Según explicó a SEGRE el alcalde, Corneli Caubet, se calcula que las dos sepulturas estaban en el interior del primitivo templo románico ubicado cerca del actual castillo, una de las fortificaciones más antiguas de la Segarra, documentada ya en el año 1007. Según Caubet, el crecimiento de la población habría llevado ya en época moderna al traslado de las sepulturas al antiguo cementerio situado junto a la iglesia. Cabe destacar que la nueva iglesia dedicada a Sant Miquel se construyó en el siglo XVII y que a finales del XVIII, Lloberola, que ya se había integrado en el municipio de Biosca, habría alcanzado su máximo histórico de vecinos con más de 300 personas. Se trata de un agregado muy diseminado que en la actualidad todavía mantiene una veintena de masías.

Los sepulcros se adosaron al muro perimetral del cementerio y, debido a su notoriedad patrimonial, construyeron una cubierta con un arco apuntado para cada uno de ellos para evitar su deterioro. Los sepulcros estaban apoyados sobre unas piedras en forma de columna. Hay que destacar que en este antiguo cementerio los nichos tienen grabados en la misma piedra el nombre de las familias.

Los trabajos de traslado obligaron a abrir las tumbas, cerradas por grandes moles de piedra de forma triangular. En el interior de uno de los sarcófagos se pudieron contar hasta 6 esqueletos, según comentó un vecino, Miquel Venque. El otro estaba lleno de tierra. Caubet explicó que el hecho de que entraran abejas en este sarcófago llevó a los vecinos a llenarlos de tierra para evitar su deterioro. Muy posiblemente, tras una época con una única sepultura, posteriormente fueron utilizados como osarios de la familia.

En el pueblo de Lloberola viven actualmente dos familias, y la mayor parte de la población vive dispersa en una veintena de masías. El pueblo se afinca en una colina presidida por los retos del castillo. Desde lejos, los dos sarcófagos a los pies de la torre daban un aire señorial al conjunto histórico. El núcleo de Lloberola, alejado de las vías principales de paso, queda a 4 kilómetros hacia el interior desde la carretera de Solsona a Guissona, y hay que llegar por un camino asfaltado que lleva hasta Pinell, en el Solsonès.

Confían en poder restaurar los dos sarcófagos de piedra en el futuro

El alcalde de Biosca, municipio donde se encuentra Lloberola, Corneli Caubet, explicó que la ‘operación salvamento’ de los dos sarcófagos tiene por objetivo evitar en la medida de lo posible una mayor degradación de las ricas decoraciones geométricas y elementos nobiliarios grabados en la piedra, a la espera de que en un futuro puedan ser restaurados. Ambos elementos, datados en el siglo XIV y de estilo gótico, están registrados en el inventario del Patrimonio Arquitectónico de Catalunya y declarados desde 1988 Bien Cultural de Interés Nacional (BCIN) junto con los restos del castillo, de origen prerrománico. De hecho, la datación de la muralla se puede situar en época musulmana, mucho antes del año 1000.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre