x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

MÚSICA ENTREVISTA

«Koers es un proyecto muy guapo que no puede morir»

Actualizada 27/09/2020 a las 11:01

ISAIAH KELLY OGBEBOR | cantante de koers

«Koers és un projecte molt bonic que no pot morir»

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© «Koers es un proyecto muy guapo que no puede morir»

SEGRE

Koers es una joven banda de reggae de músicos de Lleida formada en 2014, que desde hace un par de años ha saltado a primera línea de la actualidad musical catalana. Parte de la 'culpa' la tiene su líder y cantante, Isaiah Kelly Ogbebor, nacido en Nigeria pero quien desde los 13 años vive en Lleida. Ya en su país natal destacaba en el coro de la iglesia y ahora ha dado un salto más 'mediático' después de asombrar en el concurso de jóvenes talentos La Voz, de Antena 3, en el que formará parte del equipo dirigido por Alejandro Sanz.

“Mis padres están muy ilusionados y felices, casi más que yo”, asegura siempre con una sonrisa Isaiah Kelly Ogbebor, el joven líder de la banda leridana de reggae Koers. No es para menos, lleva ya seis años como profesional de la música, incluso con el bombazo que supuso en 2018 cuando TV3 eligió uno de sus temas, Despertem el món, como canción del verano de la cadena, pero de momento nada comparable al éxito de su aparición el pasado 11 de septiembre en La Voz, en Antena 3, conquistando el aplauso y admiración de los cuatro coaches de este programa de máxima audiencia que busca jóvenes talentos. Kelly, como le llaman los amigos, acabó eligiendo el equipo de toda una figura de la música, Alejandro Sanz, y seguro que dará que hablar cuando comience la ‘competición’. De momento, desde Lleida sigue con los pies en el suelo, inmensamente feliz de poder tocar de nuevo en casa tras unos meses terribles. De hecho, ayer por la tarde Koers actuó en los Camps Elisis (ver página 39) en las Festes de la Tardor, con todas las entradas agotadas desde hacía días.

¿Deberían tener miedo sus compañeros de Koers de que les deje si con ‘La Voz’ emprende una carrera en solitario?

No, en absoluto. Están muy tranquilos porque todo lo que he hecho a nivel individual siempre ha sido por el bien de la banda. No sería la primera vez que me han tentado para emprender una carrera individual, pero mi respuesta siempre ha sido la misma: Koers es un proyecto muy guapo que no puede morir, y menos por culpa mía. Koers está aquí para quedarse y nunca aceptaría algún proyecto que significara la desaparición de la banda.

Nació hace 27 años en Benin City, una gran ciudad del sur de Nigeria. ¿Se imaginaba su futuro en Lleida y como cantante?

No, en absoluto, aunque de niño ya cantaba en el coro de la iglesia evangelista a la que iba con mi familia. Y mi hermano Kelvin Israel, que tiene dos años menos, ya tocaba la batería. Igual como ahora en Koers.

Y después vinieron a Lleida...

Sí, con nuestros padres, yo tenía 13 años y mi hermano, 11. Yo hablo inglés, oficial en Nigeria, además de otras lenguas locales como el pidgin y el edo, y tenía un buen nivel de francés. De hecho, pensaba que el francés era parecido al español e intentaba hablar con alguien pero no nos entendíamos.

Fue una adaptación dura.

Sí, mucho. Pasé un curso intensivo para aprender el idioma en el IES Ronda antes de poder cursar la Secundaria. En 2º de ESO fui al instituto Joan Oró, donde conocí como profesor a David Esterri, Lo Pardal Roquer. Compartía clases con Guille, ahora el guitarrista de Koers, y realmente ‘nacimos’ musicalmente con David, él nos empujó para conseguir lo que hacemos hoy.

No dejó de estudiar.

Hice el Bachillerato en el instituto Màrius Torres y después me licencié en Filología Inglesa en la Universitat de Lleida. Incluso estuve 14 meses en un proyecto de investigación en el departamento de lengua inglesa. ¡Pero mi ilusión siempre ha sido la música!

¿Cómo prendió de nuevo la mecha de la música en Lleida?

La verdad es que a los 14 años ya formé mi primera banda junto a Guille. Se llamaba Rock Bullet. Quedábamos para ensayar después de las clases en la iglesia evangélica, entonces en La Bordeta. Tenía solo una ilusión: participar en el concurso Directe de la Paeria para grupos nuevos, ni siquiera quería ganar, solo participar. En aquel momento se quedó en un sueño.

Pero al final lo consiguió.

Sí, en 2014 montamos la nueva banda Koers y en marzo de 2015 ganamos el Directe. Aquello nos animó a tirar adelante y profesionalizarnos. Sobre todo, cuando actuamos en las Festes de Maig de aquel año. Aunque, eso sí, nunca olvidaré en mi vida nuestro primer gran concierto, en la fiesta de La Sirollada en septiembre de 2014, con una plaza de Sant Llorenç a reventar de gente. Recuerdo que cantaba y lloraba de emoción al mismo tiempo. Nos dieron 100 euros por el concierto, pero para mí fue un gran premio ¡Habríamos pagado por poder tocar!

Por cierto, el nombre del grupo, Koers, también tiene su historia.

Sí, ya lo creo, fíjate que llevábamos ya tres meses con la banda y aún no teníamos nombre. A mí siempre me ha gustado la música y los bailes de Sudáfrica. Soy un freeky de las voces singulares y extravagantes de ese país y tenía ganas de tener un nombre con una de las lenguas principales de Sudáfrica, el afrikáans, derivada del holandés de los antiguos colonos. Y de ahí viene ‘koers’, que tiene muchas traducciones pero que a mí la que más me gusta es la de ‘ritmo’.

Un ritmo para una banda que de adolescente era de rock pero que ha acabado como de reggae.

¡La culpa es de mi padre! En casa, cuando estaba triste, siempre escuchaba canciones de Bob Marley, pero no las más comerciales sino temas antiguos y casi desconocidos del artista jamaicano. Siempre me ha gustado mucho esta música. De hecho, comenzamos versionando el Walking on the moon de Sting y nos salió reggae sin saber qué estilo queríamos tocar. Creo que hacer lo que sentimos y pensamos ha sido la clave del éxito de Koers.

Después de su estreno profesional con Unbroken (2017), el segundo trabajo discográfico, That Day , ¡se estrenó el pasado mes de marzo!

Fue terrible, lanzamos el primer single, Ballarem, el 13 de marzo, justo el día que se decretó el estado de alarma y comenzó el confinamiento. El álbum salió a final de mes. La verdad es que no sabíamos qué hacer, fue un momento de mucha incertidumbre y muchas dudas. Pensamos en aplazar el lanzamiento pero creo que acertamos publicando el álbum porque no podíamos demorar por la pandemia la salida de un disco con unas canciones que hablan de superación, de esperanza y de que todo saldrá bien. Recibimos muchos mensajes en las redes sociales agradeciendo el disco, gente que nos decía que necesitaba nuestra música, que encontraba la paz escuchando nuestras canciones.

Pues  Ballarem también se hizo famosa.

Sí, fuimos los primeros sorprendidos cuando vimos que el ayuntamiento de Barcelona eligió la canción como banda sonora de la campaña BCN es mou dins de casa durante los meses del confinamiento. La verdad es que es un tema con un ritmo muy bailable.

¿Cómo les ha afectado el ‘cierre’ cultural?

Pues con álbum nuevo y sin poder hacer la gira de conciertos de presentación. Casi todos los bolos que teníamos en verano se anularon. Pero bueno, hay que esperar a que todo se arregle y mejore la situación. Eso sí, lo más importante es que no pare la música porque al final siempre habrá soluciones.

Etiquetas
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre