Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

LO MEJORLO PEOR

A medio gas

  • AGENCIAS
Actualizada 22/10/2017 a las 10:19
El blaugrana Sergio Busquets es llança a la gespa per prendre la pilota a l’argentí Emanuel Cecchini.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El azulgrana Sergio Busquets se lanza al césped para arrebatar el balón al argentino Emanuel Cecchini.

EFE
El blaugrana Sergio Busquets es llança a la gespa per prendre la pilota a l’argentí Emanuel Cecchini.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El azulgrana Sergio Busquets se lanza al césped para arrebatar el balón al argentino Emanuel Cecchini.

EFE
El blaugrana Sergio Busquets es llança a la gespa per prendre la pilota a l’argentí Emanuel Cecchini.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El azulgrana Sergio Busquets se lanza al césped para arrebatar el balón al argentino Emanuel Cecchini.

EFE

El Barça jugó ayer a medio gas y aún así le fue suficiente para deshacerse por 2-0 del Málaga, afianzando el liderato de la Liga. El conjunto azulgrana se alió con la suerte en la primera acción, después de una larga posesión, en la que Digne llegó a centrar en dos ocasiones en una aproximación por la banda izquierda. En la segunda, el balón, que salió claramente del campo, acabó a los pies de Deuleofeu, que de espuela lo envió al fondo de las mallas (1-0). La mayoría de jugadores visitantes se habían quedado estáticos al salir el balón fuera del campo.

El Barça tuvo el balón y lo jugó, frente a un Málaga que salió agresivo sin ofrecer espacio a su rival para que construyese fútbol ofensivo. El dominio fue azulgrana, pero improductivo. No había nada que inquietase al debutante Andrés Prieto. El Barça se sintió incómodo moviendo el balón en el campo rival, pero tanto era por la buena disposición del equipo de Míchel como por la falta de ofrecimientos. Deulofeu tocó y tocó por la derecha, pero sin recorrido hacia el área de Prieto, mientras que todo lo que le llegaba a Luis Suárez terminaba en nada. Messi lo intentó en muchas ocasiones con su compañero, pero no apareció la magia.

En una posesión larguísima del Barça, Deulofeu perdió el balón y el Málaga montó un peligroso contragolpe que terminó con un disparo de Peñaranda que acabó en córner. El Málaga también tuvo el esférico controlado y ganó metros, hasta el punto de que el Barcelona lo probó al contragolpe, con balones robados por Rakitic y Busquets. En uno de ellos, Luis Hernández paró la jugada en la frontal, propiciando una falta directa en la que Messi estrelló el balón contra la barrera.

En una de las aproximaciones del Málaga, Castro estuvo a punto de conectar el balón y el Barça empezó a temer por la ventaja y volvió a aplicarse en el contragolpe, como el que propició Messi en el minuto 37, cuando, tras llevarse a tres jugadores, lo intentó con un pase en profundidad con Suárez, pero el balón no llegó al destino. Otra vez Castro, en el 41’, estuvo a punto de resolver con un remate en una jugada peligrosa, pero la falta de acierto impidió al Málaga comprometer a su rival.

Los avisos del Málaga tuvieron continuidad en el segundo acto. A los de Míchel les costó menos acercarse al área de Ter Stegen, apareciendo de alguna forma el fantasma de otras temporadas. Ante tantas facilidades, Rosales lo probó desde lejos y el meta local atajó el balón sin problemas en el minuto 51. En el 55’, Messi lo intentó y Prieto puso una mano salvadora. Por las bandas el Barça no acabó de construir y se echó a la búsqueda de Messi, quien dio un paso adelante para estar más cerca de los centrales. En una pelota que le llegó a los pies, habilitó la entrada de Iniesta por la izquierda y este, con un potente zurdazo, marcó el segundo de los azulgranas (2-0).

El equipo malaguista tuvo su opción a los 67 minutos, cuando Keko recibió el balón en el centro del área y su potente disparo se estrelló en la cara de Digne. Luis Hernández tuvo el gol en un remate de cabeza, pero el balón salió fuera. El Barça, con el 2-0, tuvo el partido a su merced en el último tercio de la segunda parte, en la que desperdició ocasiones de aumentar la ventaja, como en una aproximación de Sergi Roberto, cuyo disparo final acabó algo desviado, igual que un tiro fuerte de Paulinho.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre