Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

DEPORTES

Fin a la racha

  • AGENCIAS
Actualizada 18/01/2018 a las 09:05
El Espanyol acaba con la imbatibilidad del Barça que duraba 29 partidos y toma ventaja en la Copa gracias a un gol de Melendo a dos minutos del final || Messi falla un penalti y los de Valverde, con muchos cambios en el once, tendrán que remontar en el Camp Nou
Leo Messi intenta superar l’entrada del defensa de l’Espanyol Aarón Martín en un partit gris de tot l’equip blaugrana.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Leo Messi intenta superar l'entrada del defensa de l'Espanyol Aarón Martín en un partit gris de tot l'equip blaugrana.

EFE
Leo Messi intenta superar l’entrada del defensa de l’Espanyol Aarón Martín en un partit gris de tot l’equip blaugrana.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Leo Messi intenta superar l'entrada del defensa de l'Espanyol Aarón Martín en un partit gris de tot l'equip blaugrana.

EFE

El Espanyol acabó ayer con la racha de imbatibilidad del Barça, que duraba 29 partidos (desde su derrota en la final de la Supercopa de España ante el Real Madrid) y tomó ventaja en la ronda de cuartos de final de la Copa del Rey que se decidirá el jueves 25 en el Camp Nou. Un gol del canterano Melendo a dos minutos del final decidió un duelo que el Barça tuvo controlado hasta que Leo Messi erró un penalti. El Barça atacó más, dentro de que lo hizo poco y sin acierto, pero el Espanyol mordió y rompió el gafe de Cornellà, donde nunca había ganado a los azulgranas.

El Barça arrinconó al cuadro blanquiazul en su área en los primeros diez minutos, pese a no tener ocasiones claras. La acumulación de centrocampistas por parte del anfitrión dificultaba las llegadas. Una falta de Messi y un tiro lejano de Busquets que desvió Diego López a córner fueron los primeros avisos de los azulgrana. Los de Valverde, con muchos cambios en el once, en el que entraron Aleñà, Digne, Aleix Vidal y Denis Suárez, al margen de Cilessen, controlaban el choque. El balón era suyo y estaban instalados, salvo alguna excepción, en el campo rival. Gerard Moreno, solo arriba por el cambio de dibujo táctico, no tenía margen de maniobra y la creación blanquiazul era tosca. Era, en definitiva, un monólogo azulgrana, aunque impreciso en la pegada.

 


El brasileño se retiró del campo por un golpe en un pie y hoy se conocerá el alcance de la lesión

 

Leo Messi, alejado de su excelencia habitual, probó fortuna ante Diego López en el minuto 22, pero el gallego atrapó con solvencia. El Espanyol seguía a rajatabla un planteamiento sobrio, aunque a la media hora disfrutó de una contra de Moreno que salió desviada. Su mejor y única ocasión hasta entonces. En los últimos diez minutos antes del descanso, los de Quique avanzaron metros, aunque sin excesivos riesgos. El Barcelona esperaba, consciente de que podría hacer daño a la contra. La tuvo Denis Suárez en el 44, pero solo ante Diego López golpeó mal y el balón salió pegado al palo izquierdo.

El Espanyol sentó a Darder y sacó a Baptistao tras el descanso. Más pólvora y menos creación. El cambio pareció sentarle bien al anfitrión, más incisivo en la reanudación. El Barcelona, por su parte, seguía enseñando músculo y Aarón tuvo que hacer falta para frenar a Sergio Roberto cuando se disponía a entrar en el área, una acción que bien mereció ser castigada con amarilla pero que el árbitro, quizás sabedor de que le hubiera supuesto la expulsión al haber sido ya amonestado, no se la mostró.

Messi también quería protagonismo y examinó los reflejos de Diego López con una volea en el área pequeña. Ernesto Valverde no se conformaba con un 0-0 y sacó a Rakitic y Luis Suárez. La insistencia azulgrana provocó un penalti infantil de Granero sobre Sergi Roberto en el 60. Leo Messi plantó el balón en los once metros y lanzó no muy fuerte a la base del poste derecho, pero Diego López se estiró para frustrar el tanto, como ya hiciera hace diez años en otro partido copero, en aquella ocasión defendiendo la camiseta del Villarreal. El error desde los once metros, el tercero que acumula el astro argentino esta temporada, dio alas al Espanyol, que se creyó que podía ganar y pasó a controlar el partido.

El choque se revolucionó. El Espanyol tuteaba al Barcelona, que no encontraba su mejor versión. De hecho, en los compases finales del partido, fueron los locales los que tuvieron más presencia en área contraria. Fueron momentos de tensión y Cillessen reclamó al árbitro el lanzamiento de un objeto por parte de un aficionado que le dio en la cabeza. Poco después, en el 82, Marc Navarro envió una falta cerca del larguero y obligó al meta azulgrana a sacar una mano salvadora.

El Espanyol hacía méritos, mientras que el Barcelona llevaba desconectado algunos minutos. Al final, el premio se lo llevó Óscar Melendo. El canterano blanquiazul culminó una jugada de Víctor Sánchez y Marc Navarro, que fijó el balón en el punto de penalti. Melendo aprovechó el primer remate claro de jugada entre los tres palos del equipo para firmar el 1-0 definitivo, rompiendo así una racha de diez temporadas sin ganar al Barcelona como local.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre