x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

OK LIGA ENTREVISTA

Darío Giménez: «En Lleida he ganado un título y una familia»

Actualizada 11/06/2018 a las 10:31
El argentino regresa a su país antes de iniciar su nueva etapa en el Valdagno italiano y tras dos años de ensueño en el Llista

Ha estado dos temporadas en el Llista. ¿Cómo las valora?
Han sido geniales, tanto en el aspecto humano como en el deportivo. Dos años maravillosos en los que me he completado como jugador y en los que he dado ese paso que me faltaba hacer, que era madurar en defensa, cambiar mi estilo y abrirme a otra mentalidad.

Y eso que los inicios no fueron alentadores. Tuvo que adaptarse al equipo y este a su estilo de juego.
Al principio me costó mucho adaptarme, yo al equipo y el estilo de Folguera al mío, pero creo que llegamos a un punto intermedio en el que todos sacamos lo mejor. Lo que hizo Folguera, adaptándose al jugador, no lo hacen muchos entrenadores. Supo ver que si se adaptaba a mi estilo de juego todos podíamos ganar más. El me ayudó mucho, aunque también tuve que adaptar mi estilo al juego del equipo.

Se va de la manera que todo jugador sueña, con títulos y con la afición rendida a sus pies, como se vio en el último partido. ¿Se puede pedir más?
La verdad es que fue la despedida que todo jugador sueña. Realmente me emocioné mucho, me llenó de orgullo por la historia del club. Nunca había ganado un título, nunca había estado tan alto en la OK Liga y hacer historia es para mí lo más importante, es lo que más valoro.

¿Que se lleva de Lleida?
Siempre lo dije, aquí he encontrado una familia, con los compañeros, que han terminado siendo amigos; con Folguera, que lo quiero como a un padre; con Enric (Duch), que a este hombre le tengo que hacer una estatua de oro, porque siempre ha estado ayudándome cuando he necesitado algo o cuando he extrañado a mis padres. Y encontrarme con la afición en el último partido, con los niños regalándome pancartas, son cosas que las sentimos mucho porque estamos lejos de casa. Entrar en un club y dejar esa huella es muy lindo.

¿Qué le llena más, los títulos o recibir el reconocimiento de la afición?
Los títulos son algo por lo que luchamos desde que uno se calza los patines, pero no se puede comparar un título con el cariño humano que te dan. Yo soy muy competitivo y si voy a un lugar, voy para hacer amigos si se puede, pero yo lo que quiero es ganar. Lo he dicho desde el primer día, vengo para ganar, no para participar. Me llevo el título, que para mí es increíble, porque es por lo que he luchado desde el primer día que me puse los patines, y por el cariño de la gente, porque es algo que como soy como persona lo necesito. Este año he ganado tres cosas: el título, una familia y un grupo de amigos, que es lo más lindo que me ha pasado en mi carrera.

¿Ganar un título con un club humilde sabe mejor?
Esa es mi alegría. Venir a un club donde la única aspiración era la permanencia y pasar de sufrir por salvarse a estar arriba y ganar un título europeo es algo que no se da todos los días.

Folguera dijo recientemente que su fichaje había cambiado la historia del club.
Un entrenador impone sus ideas y más aquí en España, donde se juega el mejor hockey del mundo. Folguera ya era un campeón como jugador. Lamentablemente no llegué a verle jugar pero el gran David Páez ya me lo dijo: ‘vas con un gran jugador y un grandísimo entrenador’. Y realmente lo que me ha dado él a nivel personal y como entrenador ha sido gigante, es una persona de oro que siempre la tendré presente. Se lo dije cuando terminó la Liga, quiero mantener el contacto para pedirle consejo, porque realmente me ha ayudado como nadie. Ha entendido mi manera de jugar y me ha dejado ser libre, ser como yo, y eso no es fácil, nada fácil.

¿Ves al club preparado para mantener el nivel?
Creo que sí. Lo que tenían que hacer era cambiar la mentalidad, y lo han hecho. Cada temporada la afrontaban con el objetivo de salvarse y cuando llegué ya dije que venía para ganar, no porque me llamara Darío Giménez, sino porque sé que con ellos se podía lograr, como al final ha sucedido.

¿Cómo ve a la cantera?
Hay buenos jugadores que suben muy fuertes, pero veo que van perdiendo la ilusión que teníamos nosotros en su día. En Argentina jugábamos por una Coca-Cola en el entrenamiento, y jugábamos a morir, costaba un euro, pero para nosotros era una Copa, y jugábamos por ella. Aquí dices que te juegas una Coca-Cola y te dan un euro para que te la compres. Ese pequeño paso, que parece una estupidez, es lo que te da un plus de concentración para entrenarte a mil.

¿Será un viaje de ida y vuelta?
Quiero volver, pero quiero hacerlo para aportar cosas y seguir ganando, no me gusta venir para competir, para eso me quedo en mi casa. Si el día de mañana me llamaran y pudiese volver, volvería con los ojos cerrados.

Tiene una novia leridana, después del hockey, ¿se ve viviendo en Lleida?
Si no puedo volver para jugar, mi intención es venir a vivir a Lleida, comprarme una casa y formar una familia.

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre