x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

DEPORTES_LUNES

Marc Màrquez: "Va por todos los míos"

  • AGENCIAS
Actualizada 07/10/2019 a las 12:27
Marc salta eufòric sobre la taula de billar després de colar la vuitena bola.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Marc salta eufòric sobre la taula de billar després de colar la vuitena bola.

REPSOL MEDIA
Marc salta eufòric sobre la taula de billar després de colar la vuitena bola.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Marc salta eufòric sobre la taula de billar després de colar la vuitena bola.

REPSOL MEDIA
Celebración en Cervera del 8º título de Marc Màrquez 10

Celebración en Cervera del 8º título de Marc Màrquez

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

©Los aficionado siguieron la carrera desde el Fan Club

Xavier Santesmasses

Marc Màrquez, parafraseando la leyenda que el pasado año emplearon de Level Seven por sus siete títulos mundiales, ya está en el “nivel ocho”, a uno solo en la categoría reina de su rival más enconado, el italiano Valentino Rossi, y a dos del récord absoluto que ostenta el italiano Giacomo Agostini. Sumó su sexta corona de MotoGP con 26 años y 231 días, lo que le convierte en el más joven de la historia en conseguirlo y desde que en 2008 comenzó a disputar el Mundial ha conseguido ocho títulos, además de batir casi todos los récords de precocidad existentes y ascender en la exclusiva lista de los diez primeros pilotos que acumulan más títulos.

Marc demostró ayer ser un auténtico “caníbal” al buscar hasta la extenuación la victoria en el Gran Premio de Tailandia de MotoGP. No le hacía ganar ni liarse en un mano a mano con con el francés Fabio Quartararo, ya que Andrea Dovizioso rodaba cuarto, pero el leridano quiso alzarse con el título como le gusta, ganando, exhibiendo esa voracidad inacabable. Al final, fiesta y dedicatoria, porque Marc sabe perfectamente que, al margen de su talento innato, también influye su entorno, la familia que tiene en Cervera y la que se reúne cada gran premio en el circuito. “Este octavo título va dedicado a todos los míos, desde la familia hasta el equipo, pasando por Honda y todos los patrocinadores. Toda esa gente está alrededor mío, me empuja y ayuda. La gente de Cervera, que tanto me ayudan, me toleran y animan; la gente más cercana, no sé mis padres, mi hermano Àlex, Jose Luis (Martínez, su asistente personal de Ponts), Emili (Alzamora, su manager), porque uno puede ser muy bueno, tener mucho talento, pero si todo esto no está en su sitio, no cuadra, es imposible demostrar el nivel que estamos demostrando. Y, sí, ahora puedo decirlo, la conquista de este título ha sido como lo había soñado, tal cual”, aseveró.

 


“Ahora puedo decirlo, la conquista de este título ha sido como lo había soñado, tal cual”, aseguró

 

Le costó reunir a toda su gente, algo que logró en 2014, y eso es un plus. “Soy un muchacho familiar, me encanta estar siempre rodeado de los míos, me gusta venir al circuito, no a trabajar, sino a pasármelo bien. Es cierto que la profesionalidad es lo primero, pero me gusta convivir con los míos, hablar de otras cosas que no sean solo carreras. Por eso fui aún más feliz cuando, en el 2014, pude reunir en el Repsol Honda a toda mi gente, la que me había ayudado a ganar el título de Moto2, que era el equipo que habíamos hecho a medida con Emili”, explicó.

Cuando se le recordó que lleva seis de siete títulos en MotoGP y que está a solo uno de empatar con Rossi (9). “No me obsesionan ni los nombres y eso que vosotros siempre me recordáis que voy igualando o superando a auténticas leyendas, a pilotos con los que jamás me hubiese podido comparar. Tampoco me fijo, ya lo sabéis, en las estadísticas, récords o datos. Lo más importante es disfrutar el momento y el año que viene. Si no disfrutas, si no tienes la pasión para ir en moto, para ganar, no ganas. Es más, yo diría que no hay peor compañero de viaje que la obsesión por ganar. Entonces ocurre lo de 2015. Cuando tienes ilusión puedes aceptar una derrota siempre y cuando ganes la guerra. Yo soy el primero que piensa que puede llegar un día en que algún joven repita mis números y me gane, por eso el equipo, Honda y yo tenemos que esforzaros cada año”.

Preguntado por cuándo empezaría a pensar en el noveno, Màrquez dijo: “Bueno, lo primero que haremos será celebrar este un par de días ¿no? Por ejemplo, esta misma noche en el avión de regreso a casa. Y, luego, a partir del próximo Gran Premio de Japón, prepararemos el Mundial del próximo año. Tenemos cuatro carreras sin presión, lo que no significa que no vayamos a correr con la misma pasión y ganas de ganar, pues necesitamos los puntos para ganar también el Mundial de constructores, vital para Honda. Claro que mi historia dice que, al siguiente gran premio que quedo campeón, me caigo. Espero romper esa estadística porque quiero acabar todas las carreras en el podio”.

A Marc le tenían preparada una celebración muy especial para conmemorar su octavo título mundial, pues su Fan Club le preparó una mesa de billar para que embocase la “bola negra”, la que lleva el número “ocho” en el billar americano. Marc “embocó” la bola y se subió a la mesa de billar, en donde le dieron una gigantesca bola negra para posteriormente regresar a su moto y continuar hasta el parque cerrado y fundirse en un abrazo con los suyos.

Roser: “Le diré mamonazo por lo me ha hecho pasar”

Roser Alentá, madre de Marc, vivió el triunfo de su hijo pegada al televisor en Cervera, como es habitual. Lo pasó mal, como casi siempre, pero ayer un poco más por las ganas de Marc por ganar. “Si tú ves que es segundo, que ya está lo más importante: el campeonato ganado; no importa no ganar una carrera”, indicó a radio Marca. “Al final ha sacado su ADN y lo ha tenido que intentar”, se rió. “Tenía una botella de agua en la mano que ha terminado machacada”, reconoció Roser, que desveló que cuando regrese a casa “le voy a decir una palabra muy sutil que se lo digo mucho. Mamonazo, pero con cariño”, bromeó.
Etiquetas
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre