x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

MANIFESTACIÓN ECONOMÍA

Los jubilados llenan las calles de Madrid para exigir al Gobierno unas pensiones “dignas”

Actualizada 17/10/2019 a las 09:47
Exigen que se revaloricen con el IPC real y que la mínima se eleve hasta los 1.080 euros || Altercados con la policía cuando algunos manifestantes intentaron burlar el cordón frente al Congreso
Alguns dels assistents a la manifestació en defensa de les pensions durant el recorregut fins a la Puerta del Sol de Madrid.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Alguns dels assistents a la manifestació en defensa de les pensions durant el recorregut fins a la Puerta del Sol de Madrid.

EUROPA PRESS

Miles de pensionistas, cerca de 8.000 según datos de la Policía Nacional, recorrieron ayer las calles de Madrid hasta llegar al Congreso de los Diputados, convocados por la coordinadora estatal por la defensa del sistema público de pensiones, para exigir al nuevo Gobierno que salga en las próximas elecciones que revalorice las pensiones con el IPC real por ley y que eleve hasta los 1.080 euros las mínimas. Además exigen que se eleve el Salarario Mínimo Interprofesional hasta los 1.200 euros.

Cerca de 115 autobuses llegados de todas partes de España se unieron a las columnas de decenas de pensionistas que el martes culminaron una marcha a pie de 15 días desde Rota, en Cádiz, y Bilbao para visibilizar sus reivindicaciones.

La protesta, encabezada por un grupo de jubilados en silla de ruedas y con muletas, arrancó desde la Puerta del Sol portando al frente de la misma una gran pancarta en la que se podía leer “Gobierne quien gobierne las pensiones públicas se defienden”.

El portavoz de la coordinadora estatal de pensiones, Tiano Sandoval, señaló que registraron en el Congreso un documento de reivindicaciones para defender pensiones públicas “dignas, justas y suficientes”. Además, adelantó que no cesarán en su lucha por la derogación de la reforma de las pensiones de 2011 y de 2013, por lo que se volverán a manifestar en distintas autonomías el próximo 16 de diciembre.

Durante la manifestación también se pidió dejar de penalizar las carreras de cotización de 40 años o más en las jubilaciones anticipadas y cobrar el 100 % de la pensión de viudedad del cónyuge.

Poco antes de llegar al Congreso los manifestantes se encontraron con un dispositivo policial que le impidió continuar su marcha. Al grito de “somos pensionistas, no terroristas”, un grupo de ellos consiguió saltarse el cordón y avanzar algunos metros más hasta las inmediaciones del edificio.

Tras la manifestación, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, trasladó a los pensionistas a través de su cuenta de Twitter que el compromiso de los socialistas sigue siendo “garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones, subirlas conforme al IPC y blindar el sistema en la Carta Magna”.

Poco antes de las protestas, la ‘número dos’ de Podemos, Irene Montero, señaló que el Gobierno debería trasladar a la Comisión Europea que, ante el escenario de una posible crisis, España debe apostar por “blindar los derechos” sociales y no por los recortes y avisó de que el PSOE no puede defender una cosa en campaña y luego trasladar algo diferente a Bruselas. Montero hizo referencia así al Plan Presupuestario que el ejecutivo socialista remitió a Europa a principios de semana con un nuevo cuadro macroeconómico en el que prevé una rebaja de una décima del PIB para este año.

LlEIDA

Cerca de 53.630 trabajadores de Lleida cambiaron de provincia, siendo o no de la misma comunidad autónoma, para trabajar en 2018, y su tasa de movilidad se sitúa en el 26,8% de los contratos firmados, la más alta de Catalunya, según un análisis realizado por la empresa Randstar.

En total en toda Catalunya se firmaron durante este periodo aproximadamente 367.200 contratos que implicaban que el trabajador tuviese que cambiar de provincia. Esto supone que un 11% de los contratos que se firmaron suponían el traslado del empleado, aunque el dato se queda por debajo de la media a nivel Estatal, que se sitúa en el 14%. Aunque se eleva un 6,5% más con respecto a 2017. En cuanto al saldo y la tasa de movilidad de los trabajadores, Lleida recibió en 2018 a 46.892 empleados, lo que supone 6.730 personas menos de las que salieron para trabajar fuera. De todas las provincias catalanas la única que finalizó el año con un saldo de trabajadores positivo fue Barcelona, con 109.768 personas que firmaron un contrato para trasladarse a trabajar a la capital catalana. Por su parte, Tarragona fue la que más trabajadores perdió con 32.470 traslados, seguida de Girona con 13.016. A nivel estatal, Randstad destaca que este tipo de contratos supusieron 3,1 millones por primera vez en la historia. Entre los sectores, la agricultura es el que registró una mayor tasa de movilidad, seguido de la construcción y servicio e industria los más bajos.

El FMI alerta sobre el estímulo monetario

Si bien los bajos tipos de interés a nivel global han logrado estimular el crecimiento económico, también han provocado una huida hacia activos de mayor riesgo y un elevado endeudamiento que podría explotar en caso de un brusco frenazo, según alertó ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI). “La deuda de empresas incapaz de cubrir el pago de los intereses con sus beneficios, podría subir a 19 billones de dólares”, remarcó Tobias Adrian, director de Mercados de Capital del FMI.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre