Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

SALUD REPRODUCCIÓN

Clínicas de reproducción de Lleida almacenan más de 250 embriones en desuso

  • R.RÍOS/S.DIEGO
Actualizada 23/11/2016 a las 16:08
Las clínicas de reproducción asistida de Lleida guardan más de 250 cuyas donantes ya no les necesitan || La ley dificulta destruirlos y no hay proyectos de investigación que les reclamen
Vista del lloc de conservació d’embrions en una clínica de reproducció assistida de Lleida.

Vista del lugar|sitio de conservación de embriones en una clínica de reproducción asistida de Lérida.

Los embriones que no han sido utilizados en tratamientos de fecundación se han convertido en un problema para las clínicas de reproducción asistida que los guardan. La ley dificulta su destrucción y los centros deben asumir el coste de su mantenimiento. En Lleida, las tres clínicas que se dedican a este tipo de tratamientos, FIV Lleida, Avantmèdic y Cefer, calculan que tienen guardados más de 250 embriones congelados cuyos donantes ya no necesitan. En el conjunto de España, esta cifra se eleva a 230.000, según los datos del registro de la Sociedad Española de Fertilidad.

La ley española de reproducción humana asistida, modificada en 2003 por del PP, plantea cuatro opciones para los embriones congelados: que se conserven para tratamientos posteriores de los propios donantes, que se cedan a otros interesados en someterse a tratamientos de reproducción asistida, que se usen para investigar o se destruyan. En el primer caso, son los donantes los que asumen el coste de la conservación, que se eleva a unos 60 euros al mes o a 400 mensuales, según fuentes de Cefer. En caso de no querer someterse a otro tratamiento, los propietarios dejan de pagar la cuota de mantenimiento y pueden donar los embriones, una opción que no contemplan la mayoría de las parejas. La posibilidad de usarlos para investigar tampoco tiene éxito. Según los expertos, en los útlimos 15 años no ha habido ni un solo proyecto que los solicite. Por último, la opción de destruirlos sería la más fácil, pero la ley lo dificulta. Para ello es necesario que la mujer donante ya no esté en edad fértil y que lo certifiquen dos ginecólogos. “Para las clínicas es un problema porque debemos asumir los gastos de la conservación en nitrógeno líquido de forma indefinida”, afirmaron desde los centros leridanos.

doctoraSònia Gili
Embrióloga y resp onsable de laboratorio de FIV Lérida

¿Dónde cree que se encuentra el origen del problema en el cual se enfrentan actualmente las clínicas de reproducción con respecto a los embriones congelados con que ya no tienen ningún destino?
La legislación no es nada clara con respecto a la destrucción de este tipo de embriones. Y es que legalmente no podemos destruirlos hasta que no se ha acabado la etapa reproductiva de la mujer, y para eso hace falta la confirmación de dos ginecólogos diferentes, una cosa que no podemos exigir a las mujeres.

Las parejas pagan una cuota mientras quieren mantener los embriones congelados para futuros tratamientos. ¿Qué ocurre cuando toman la decisión de destruirlos?
Dejamos de cobrarla, porque no tienen ninguna culpa que la ley en este sentido sea tan incierta.

¿Hay parejas que optan por la donación del embrión a otras personas o a la ciencia?
Cuando una pareja decide que quiere destruirlos, ante el vacío legal, les explicamos que darlos a la investigación es una opción muy válida por el buen uso que se hace. La donación a otras parejas es la menos escogida.

¿Y hay quien se desentiende de los embriones?
Sí. De hecho, este es el gran problema a que nos enfrentamos, cuando las parejas no escogen ninguna opción. Si nosotros se lo reclamamos y no obtenemos respuesta en dos ocasiones, la ley nos permite darlos a otras parejas o a la ciencia, pero no se hace y los dejamos a la espera de la destrucción.

¿Y dónde los guardan?
Los tenemos en un banco aparte, a la espera de una ley más clara, con el gasto que eso supone.
EL DATO

250 embriones en manos de clínicas de reproducción asistida de Lleida que llevan a cabo la congelación y que están en desuso.

LAS CLAVES
  • Clínicas en Lleida: Hay tres clínicas que hacen este proceso en Lleida, una de las cuales, Avantmèdic, con sólo cinco años de vida, todavía no tiene problema con los embriones congelados, pero reconoce que en el futuro sí que pueden serlo.
  • Cuatro opciones: La ley establece que estos embriones pueden utilizarse para tratamientos posteriores, darlos a otras parejas, que se utilicen para investigación o que se destruyan.
  • Ley restrictiva: Según los ginecólogos, habría que modificar algunos criterios de la ley de reproducción asistida al considerarlos restrictivos, como por ejemplo la destrucción de embriones o que no pueda darse óvulos entre familiares.
En el 2014 nacieron en España 25.000 bebés in vitro

Según la Sociedad Española de Fertilidad, 25.000 niños nacieron en España en el 2014 gracias a técnicas de reproducción asistida, una técnica que ha ido aumentando con los años, con 116.000 fecundaciones in vitro. Estos datos constatan que España es el país de Europa con más procedimientos. Se calcula que hay más de 48 millones de parejas infértiles a todo el mundo, sea por|para un problema genético o porque la edad a la cual se quiere concebir por primera vez se ha retrasado.
 

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre