Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

GUIA

Donativos en el punto de mira

  • S.DIEGO
Actualizada 10/01/2017 a las 14:49
Fundaciones y afectados que recaudan fondos para la investigación o para tratamientos temen que el ‘caso Nadia’ frene el altruismo de la gente y afirman que sin mecenazgo no podrían salir adelante || Tres familias leridanas explican a SEGRE su experiencia
La Laura fa els primers passos, als 10 anys, a casa seua, a Térmens, amb la mare.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Laura da sus primeros pasos, a los 10 años, en su casa de Térmens junto a su madre.

La Laura fa els primers passos, als 10 anys, a casa seua, a Térmens, amb la mare.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Laura da sus primeros pasos, a los 10 años, en su casa de Térmens junto a su madre.

La Laura fa els primers passos, als 10 anys, a casa seua, a Térmens, amb la mare.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Laura da sus primeros pasos, a los 10 años, en su casa de Térmens junto a su madre.

El escándalo del ‘caso Nadia’, el engaño de la familia de Fígols que llegó a recaudar cerca de un millón de euros a través de donativos particulares para supuestamente tratar a su hija enferma, ha significado un duro revés para muchas otras familias y fundaciones que recaudan dinero para investgación o tratamiento de enfermedades. Un golpe en la línea de flotación sobre la que se sustenta todo acto de mecenazgo: la confianza de los donantes. La mayoría de estas fundaciones temen que en un primer momento puedan caer las donaciones pero confían en que el sentido común acabará imponiéndose. “La estafa de la familia de Nadia es un caso puntual y desgraciado, pero no hay que dejar de lado que hay muchísimas entidades y personas que desarrollan una tarea buenísima y transparente, que seguirá contando con la confianza de la gente dispuesta a ayudar”, afirmó ayer Jordi Cruz, delegado en Catalunya de la Federación Española de las Enfermedades Raras (FEDER). “Si algo tenemos que sacar en positivo de esto es que nunca se había hablado tanto de las enfermedades minoritarias”, añadió. Cruz, padre de una niña con la Síndrome de Sanfilippo, una enfermedad degenerativa del sistema nervioso central, aseguró que las familias de afectados tienen unos gastos enormes y que la solidaridad de otras personas les ayuda a salir adelante. “Desde la federación recomendamos a la gente que se informe antes de hacer un donativo y que exija saber a dónde va el dinero”. En la misma línea se pronunció Francesc Rosselló, responsable en Lleida de la Fundació Josep Carreras contra la leucemia. “No creo que las fundaciones grandes y con solvencia contrastada se vean afectadas por este caso, porque no piden dinero para curar a una sola persona, sino para investigar una enfermedad que puede afectar a cualquiera. Su transparencia está fuera de toda duda”, afirmó.

La importancia de las donaciones queda demostrada en el caso del hospital Sant Joan de Déu. El centro barcelonés recaudó el año pasado 6,7 millones de euros, de los que 3,3 millones se destinaron a la investigación y, el resto, a programas de ayuda para desplazamientos, alojamiento o terapias con animales. “La labor que hace hoy en día Sant Joan de Déu no sería posible sin las donaciones”, afirmó Glòria García, responsable de la unidad de captación de fondos. “No es justo que se ponga en duda todo este trabajo por una estafa concreta”, añadió. Según García, en la investigación en oncología infantil, el 80% del presupuesto viene de donaciones privadas. “Nuestra credibilidad no está en juego, pero creo que los padres y madres que organizan actividades con un buen fin deberán explicar muy bien a dónde va el dinero para recuperar la confianza de la gente”.

Otro aspecto a tener en cuenta es la obligatoriedad de declarar el dinero recibido a través de los donativos. Ramon Arqué, miembro de la comisión de derecho tributario del Col·legi de l’Advocacia de Lleida, explicó que el dinero recibido por particulares está sujeto al impuesto sobre donaciones de la Generalitat, que es del 14%. Sin embargo, si el receptor es una asociación sin ánimo de lucro hay tratamientos fiscales especiales, tanto para las personas que donan, que pueden desgrabarlos de su renta, como para quien los recibe.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre