Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

OCUPACIÓN

'Au pair', viajar y aprender idiomas

Actualizada 17/07/2017 a las 17:46
Decenas de jóvenes leridanos dedican sus vacaciones de verano a viajar al extranjero para ganar un dinero extra cuidando de los niños de otras familias || Una experiencia laboral que tiene su origen en el siglo XIX con mujeres suecas que trabajaban en Alemania
‘Au-pair’, viatjar i aprendre idiomes

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Clàudia Raya, en Londres.

CLÀUDIA RAYA
‘Au-pair’, viatjar i aprendre idiomes

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Sandra Martí, en Erie (EEUU)

SANDRA MARTÍ
‘Au-pair’, viatjar i aprendre idiomes

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Sergi Merino, en Londres.

SERGI MERINO

Una maleta cargada de ilusión, ganas de conocer mundo y abrazos de despedida en el aeropuerto es lo que se llevan centenares de jóvenes, de entre 18 y 30 años, que buscan en el extranjero la posibilidad de perfeccionar un segundo idioma trabajando como au pair, alguien que se encarga principalmente de cuidar a los niños de una familia.

Todo ello a cambio de alojamiento, manutención y una pequeña paga semanal que oscila entre los 50 y 150 euros. Y es que, aunque se trata de uno de los trabajos de verano de moda, a principios del siglo XIX ya había mujeres suecas que se trasladaban a Alemania para cuidar de los niños de familias burguesas.

Generalmente todo empieza a través de internet. AuPairWorld es el portal web más utilizado, con cerca de 80.000 españoles inscritos en 2014. Aun así, también existe la posibilidad de encontrar una familia de acogida a través de una agencia especializada.

 

Además de alojamiento y manutención, los ‘au pair’ reciben una paga semanal entre 50 y 150 euros




En este último caso hay que abonar unos gastos de gestión entre 250 y 690 euros, según el país de destino. A cambio, la agencia se encarga de buscar una familia de acogida y reservar los vuelos de ida y vuelta, además de contratar un seguro médico.

En Lleida, el Centre de Recursos Juvenils La Palma ofrece un servicio de asesoramiento destinado a los chicos y chicas que planean sumergirse en esta experiencia. “Antes de viajar es importante estar alerta de las condiciones para evitar abusos. Nosotros recomendamos ponerse en contacto con la familia, principalmente por Skype, para que haya un feeling previo”, explica una de las consultoras de la entidad.

No obstante, todo aquel que quiera adentrarse en esta experiencia debe tener en cuenta que la mayoría de familias solo buscan chicas. De hecho, en países como Irlanda nunca se aceptan a varones para esta tarea.

Además, según Susana Àlvarez, directora de la agencia Au Pair First, “en EEUU los chicos solo representan entre un 3% y un 4% y requieren un perfil muy concreto: mayor de 20 años, deportista y buen conductor”.
 

En primera persona
  • Clàudia Raya. 18 años. De Lleida a Londres: «Me dijeron que querían una chica más mayor y con más experiencia». Clàudia buscaba una experiencia nueva para este verano y por eso se puso en contacto con una agencia inglesa que le encontró una familia en Londres. Pero su aventura como au pair no empezó con buen pie. “Vine a Londres el 20 de junio pensando que iba a pasar todo el verano con una familia de tres hijos pero al cabo de dos semanas me dijeron que preferían otra chica más mayor y con más experiencia”, explica. Gracias a la gestión de la agencia, Clàudia ha encontrado otra familia con la que se siente muy a gusto. Aun así, insiste en que “si no hubiera sido por el apoyo de un familiar cercano residente en la ciudad, el cambio de casa habría sido bastante duro”.
 
  • Sandra Martí. 24 años. De Bellvís a Erie (EEUU): «Hay que ir con la mente abierta a vivir nuevas experiencias». Sandra tenía muy claro que quería cruzar el Atlántico. “Quería vivir en los EEUU y ser au pair era mi única opción económicamente viable”. Tras dos meses de “eterno papeleo” se plantó en Erie, Pensilvania, donde se encarga de una niña de tres años y otra de 11 meses. Uno de los requisitos del programa norteamericano es cursar seis créditos en una universidad o el equivalente en cursos oficiales. Por ello, esta joven completó un curso cultural, que valora como “muy enriquecedor” y que le permitió “aprender sobre la cultura estadounidense”. Sandra considera su aventura como “superpositiva” y recomienda a futuros au pair ir con la mente abierta a nuevas experiencias.
 
  • Sergi Merino. 28 años. De Lleida a Londres: «Soy un chico, pero no por ello soy peor ‘au pair’». No fue un proceso sencillo para Sergi encontrar una familia de acogida. “Estuve unos tres meses tanteando familias, me cansé y decidí buscar como si fuera una mujer. Luego, cuando nos poníamos en contacto, les explicaba que era un chico y que no por ello iba a hacer peor mi trabajo como au pair”, explica este estudiante de Educación Primaria. Finalmente, Sergi encontró una familia en Londres a la que no le importó que fuera varón y mes y medio después de su llegada confiesa estar “encantando” a pesar de que el mediano de los tres niños a los que cuida “da bastante guerra”. Sergi también estudia inglés en una academia para mejorar su nivel, el principal motivo por el que se adentró en este viaje.
Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre