Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

GUIA

El 'caro' precio de ser celíaco

Actualizada 21/05/2018 a las 09:53
Mantener una dieta libre de gluten supone un incremento de 1.028 euros al año|| Los afectados reclaman más restaurantes certificados para generar confianza
Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

ÓSCAR MIRÓN
Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

ÓSCAR MIRÓN
Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

ÓSCAR MIRÓN
Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

ÓSCAR MIRÓN
Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

ÓSCAR MIRÓN
Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Imatge de Món Celíac, especialitzada en rebosteria sense gluten.

ÓSCAR MIRÓN

Llenar la cesta de la compra sigue siendo un auténtico lujo para los celíacos, que pueden llegar a pagar el doble o el triple por alimentos específicos libres de gluten. Su organismo sufre una intolerancia permanente a esta proteína, que se encuentra en cereales como el trigo, la cebada, el centeno o la avena.

¿Cuándo le detectaron esta intolerancia?

Hace seis años, cuando tenía treinta. Desde pequeña había tenido muchas descomposiciones, dolores de barriga y demás pero en casa creíamos que no era nada fuera de lo normal. Fue después de quedarme embarazada cuando adelgacé veinte quilos y, al hacerme una analítica detectaron que tenía hipoteroidismo y no había manera de regularlo. Al final la endocrina pensó que podría deberse a una intolerancia al gluten y, al hacerme las pruebas, di positivo.

 


Se calcula que hay más de 4.000 afectados en la provincia, aunque el 75% no están diagnosticados

 

¿Cómo ha cambiado desde entonces su día a día?

Ahora no entra ningún producto con gluten en casa para evitar despistes o contaminación −mi hija también es celíaca y mi hijo tiene la alteración genética pero no lo ha desarrollado−. Antes íbamos de vacaciones a hoteles pero el problema llega con los buffet libre, por eso ahora vamos en autocaravana y nosotros nos lo guisamos, nosotros nos lo comemos. Porque también es difícil a la hora de comer fuera de casa, además de que mucha gente ve con escepticismo la celiaquía y cuando tienes que buscar restaurantes certificados para comer algunos lo ven exagerado. Como nota positiva, la asociación de Lleida me ha abierto las puertas a conocer gente con la que me siento muy identificada y comparto muchas cosas cuando conozco a otra persona que también es celíaca.

¿Cuáles son las principales reivindicaciones de los celíacos en Lleida?

Estamos intentando que haya más restaurantes certificados por la Federación de Asociaciones de Celíacos de España, pues a pesar de que muchos establecimientos ofrecen un menú para celíacos porque se ha puesto de moda mantener una dieta sin gluten por decisión propia, solo son tres los restaurantes de la ciudad que están debidamente acreditados. Este sello ofrece una mayor seguridad y confianza, pues a veces puede ser que no se tenga en cuenta la contaminación cruzada.

¿Cómo se puede contaminar un alimento sin gluten?

A través del contacto con restos de alimentos que sí lo contienen. Para ello, no solo hay que evitar utilizar la misma freidora, también hay que tener en cuenta utilizar un espacio de trabajo libre de gluten. Por eso, desde la asociación ofrecemos cualquier asesoramiento e información para todo aquel que esté interesado en ofrecer menús 100% libres de gluten.

¿Qué productos específicos son más difíciles de conseguir?

Actualmente ninguno. Se pueden conseguir prácticamente cualquier especialidad sin gluten, aunque el problema es su elevado precio. No es justo que tengamos que pagar el doble o el triple por algo tan necesario como comer, pues para los intolerantes al gluten se trata de una cuestión de salud.

¿Qué es la celiaquía?

Es un trastorno genético de base autoinmune que provoca que, al consumir las proteínas del gluten, resulten dañadas las vellosidades del intestino, lo que a su vez evita que se absorban los nutrientes necesarios.

¿Que síntomas puede presentar una persona intolerante al gluten?

Hay más de doscientas reacciones que pueden estar asociadas a esta intorelancia y que pueden ir desde una celiaquía asintomática hasta inflamación del abdomen, pérdida de peso, vómitos o en el caso de los más pequeños incluso un retraso en el crecimiento.

¿Se nace siendo celíaco o se desarrolla con los años?

Hay una predisposición genética, aunque puede ser que se desarrolle con el paso de los años o nunca llegue a hacerlo.

¿Cómo se detecta?

Con un análisis de sangre. Sin embargo, en algunos casos puede darse un falso negativo y que no salga reflejada una alternación de los IgA. En este caso, se confirmaría con una biopsia.

¿Hay diferentes grados de intolerancia?

Sí, también puede haber sensibilidad al gluten no celíaca y alergia al gluten. En el caso de los primeros, al consumir estas proteínas se produce un malestar parecido al de la celiaquía pero provoca daños en el intestino. Los segundo tienen una reacción alérgica al tocar cualquier producto que contenga gluten.

¿Cómo surgió la idea de abrir un horno de pan sin gluten?

Tengo dos sobrinas intolerantes al gluten y al ver que los celíacos tenían muchas necesidades especiales que no se tenían en cuenta en Lleida, decidí aprovechar mi afición a la repostería y abrir Món Celíac, la única tienda de la ciudad que ofrece pan y repostería 100% libre de gluten. Desde entonces hemos tenido una muy buena acogida por parte de la clientela, que agradece poder comer pan del día sin gluten.

¿Qué medidadas de control tienen en cuenta para evitar la contaminación cruzada de los alimentos?

Desde el principio quería abrir un establecimiento que solo estuviera especializado en productos sin gluten, evitando así la contaminación con un producto tan volátil como la harina. También tenemos en cuenta que no entre ningún producto con gluten en nuestro obrador.

Esto se traduce en un incremento del precio de los productos.

Sí, ese uno de los principales problemas de los alimentos libres de gluten. Al ser tan caros los ingredientos básicos como la harina, hay un encarecimiento de los productos. La diferencia de precio es brutal.

¿Supone un gran cambio hornear con estas harinas?

Sí, el gluten hace que los panes y los bizcochos sean más esponjosos, por lo que la textura nunca llega a ser la misma.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre