x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

ENTREVISTA RESCATE

«Fue indescriptible saber que Audrey logró sobrevivir»

Actualizada 07/12/2019 a las 09:16

Este bombero de La Seu d’Urgell, junto a su compañero Dani León, participó en el rescate de la joven inglesa que logró salvar la vida con una técnica pionera tras más de 6 horas en parada cardíaca por congelación

Pere Serral i Dani León, del GRAE de la Seu d’Urgell.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Pere Serral i Dani León, del GRAE de la Seu d'Urgell.

BOMBEROS DE LA GENERALITAT
Pere Serral i Dani León, del GRAE de la Seu d’Urgell.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Pere Serral i Dani León, del GRAE de la Seu d'Urgell.

BOMBEROS DE LA GENERALITAT

Pere Serral tiene 41 años y forma parte de los Bomberos desde hace 15. Miembro de los GRAE de La Seu d’Urgell, participó, con su compañero Dani León, en el rescate de Audrey Mash, cuyo caso se ha convertido en un hito histórico de la medicina.

¿Cuándo y como los activan?

Entró un aviso a través del 112 de dos excursionistas que no habían vuelto a la Vall de Núria, donde los esperaban dos amigas. Les había sorprendido un temporal de viento y nieve. La primera localización resultó errónea, pero no lo supimos hasta una hora más tarde. Fue con la ayuda de unas fotografías que nos pasó la pareja de Audrey del lugar en el que se encontraban que nos permitió ubicarlos y salimos con el helicóptero.

¿Fue complicado localizarlos?

Mucho. La tormenta había parado pero teníamos el hándicap del fuerte viento, que conocemos como Torb. No sabíamos si llegaríamos pero el piloto se comprometió a intentarlo. Temíamos por las horas que quedaban de luz del día y nos costó unos 30 minutos localizarlos.

¿Y una vez localizados?

Desde arriba del helicóptero vimos que la situación era más complicada de lo que pensábamos por el primer aviso, que se trataba de una persona con hipotermia pero sin la gravedad que estábamos observando. Vimos a Audrey inmóvil en el suelo. Con muchas dificultades, el piloto nos dejó cerca de ella y confirmamos lo que teníamos, que estaba inconsciente y sin signos vitales, lo que conocemos como un cuadro médico de muerte aparente. Con la formación que tenemos, le aplicamos un hot pack en el tórax y decidimos hacer un traslado rápido. También para tratar a la segunda víctima, que estaba en estado de shock y una hipotermia leve.

¿Cómo se sintió al saber que la mujer logró salvarse?

Tanto Dani como yo supimos que Audrey había recuperado el estímulo eléctrico del corazón a la mañana siguiente. La alegría que sentimos fue indescriptible porque no confiábamos demasiado en este desenlace.

¿¿Han tenido actuaciones similares?

Hemos trabajado en rescates de hipotérmicos pero todos han acabado mal.

¿Cree que intervenciones como esta deben servir para cambiar formas de actuar?

Hace muchos años que médicos y bomberos luchamos para disponer de un protocolo de hipotermias, inexistente hasta ahora en Catalunya, Un paciente hipotérmico tiene 10 veces más posibilidades de sobrevivir que un paciente normal.

Un final feliz para una historia única

Los servicios de emergencia lograron salvar la vida a una mujer con hipotermia severa que a principios de noviembre tuvo el corazón parado seis horas. Audrey Mash, una británica de 34 años que desde hace dos reside en Barcelona, y su marido, Roman Schoeman, salieron de excursión el 3 de noviembre por el valle de Núria cuando les sorprendió una nevada que les hizo perder visibilidad a más de 2.000 metros de altitud. Los dos se refugiaron tras un roca y cuando la tormenta amainó intentaron reemprender la ruta, momento en el que Mash empezó a perder el conocimiento. Schoeman decidió pedir ayuda a los servicios de emergencia y envió unas fotos del lugar que finalmente permitieron a la unidad especializada de los GRAE de La Seu d’Urgell localizar en qué punto del valle se encontraban. Tras someterla a una técnica pionera que permite suplir la función cardíaca con un sistema que oxigena la sangre fuera del cuerpo y aplicarle una descarga eléctrica en la Vall d’Hebron de Barcelona, el corazón de Mash volvió a latir después de seis horas. La mujer, que no sufre daños neurológicos ni ninguna secuela más allá de una leve pérdida de sensibilidad en las manos que se curará en breve, llegó a tener una temperatura de 18 grados y llegó al hospital “con la piel azul y sin pulso ni respiración”. Estuvo 17 días en el hospital, seis en la UCI.

Etiquetas
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre