x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

PANDEMIA AFECTACIONES

Leridanos en busca de un puerto

Actualizada 26/03/2020 a las 09:57

Siete vecinos de Ponent están en el Índico en un crucero con el que daban la vuelta al mundo y que debía atracar en abril en Venecia || Una familia de Lleida asegura estar tranquila y segura

Vista de l’illa de la Reunió des del creuer ‘Costa Deliciosa’, amb set lleidatans a bord.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Vista de la isla Reunión desde el crucero Costa Deliciosa, con siete leridanos a bordo.

MARC GORT
Vista de l’illa de la Reunió des del creuer ‘Costa Deliciosa’, amb set lleidatans a bord.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Vista de la isla Reunión desde el crucero Costa Deliciosa, con siete leridanos a bordo.

MARC GORT

Siete leridanos se encuentran a bordo de un crucero con más de 1.800 viajeros que tenía previsto dar la vuelta al mundo y que ahora navega por el Índico en busca de puerto donde desembarcar de forma segura durante la crisis por la pandemia de coronavirus. SEGRE ha hablado con una familia de Lleida que se encuentra a bordo del Costa Deliciosa desde el pasado 11 de enero, cuando embarcaron en Barcelona. Marc Gort viaja con su mujer Mónica, su hija Laia (que hoy cumple 10 años) y su padre Ramon, de 80. “El crucero tenía que dar la vuelta al mundo pasando por varios países antes de finalizar en Venecia el próximo 26 de abril. Desde el pasado sábado, no podemos salir del barco al estallar la crisis del coronavirus”, explica Gort. El barco, en el que viajaban 200 españoles, ha visitado las Barbados, ha cruzado el canal de Panamá hasta Ecuador, Perú y Chile, y también ha pasado por la isla de Pascua y Bora-bora, de donde zarparon hasta Nueva Zelanda y Australia. “En ese último destino es cuando todo cambió porque en el país se habían detectado varios casos de coronavirus y nos dijeron que si bajábamos no podríamos volver a embarcar. Desde entonces, no podemos salir, pero aquí estamos seguros, sin ningún riesgo de contagio”, añade. La incertidumbre de los viajeros es el regreso. “No queremos desembarcar en Venecia porque es uno de los focos de coronavirus y la idea sería que pudiéramos atracar en Barcelona para poder regresar a casa”, aseguran. Según Gort, la situación en el barco es tranquila. “Podemos disfrutar de las instalaciones, con piscina, gimnasio y teatro con espectáculos, pero tenemos la incertidumbre de qué pasará cuando tengamos que volver”, asegura. El crucero cargó ayer alimentos en la isla Reunión, la última escala, antes de continuar con una travesía aún de destino incierto.

 


Los leridanos señalan que no quieren desembarcar en Venecia, donde tenía previsto finalizar el crucero

 

lleida

Los hermanos Carlos y Luis Martín pudieron poner ayer punto y final a su odisea de regreso desde Vietnam. Estos jóvenes vecinos de Lleida y recién graduados en Medicina por la UdL llegaron a la estación Lleida-Pirineus después de pasar las últimas tres noches en un avión. Carlos y Luis, junto a Daniel Olmedillas, de Zaragoza, y Jorge Mendiola, de Mallorca, todos graduados en Medicina por la universidad leridana, viajaron a Vietnam el pasado 25 de febrero tras examinarse del MIR. La crisis sanitaria y el cierre de fronteras por el coronavirus los atraparon en el país asiático sin vuelos. Como ya publicó SEGRE, la única opción que encontraban de las compañías eran vuelos en business por 10.000 euros. Finalmente, encontraron un vuelo a Bruselas.

“Hemos pasado las tres últimas noches durmiendo en un hotel de un barrio chungo de Bruselas y la última en el suelo del aeropuerto de Barajas”, explican los leridanos. Pese a la odisea que han vivido en la última semana para poder regresar a casa, aseguran que “ha valido la pena”. Ahora, una vez puedan descansar, aseguran que están preparados para ayudar en los hospitales. Los jóvenes quisieron destacar que en Vietnam había geles antisépticos en todos los establecimientos pero que, al llegar ayer a la estación del AVE, “no vimos ninguno”. Los otros dos jóvenes que viajaban con ellos también pudieron regresar a sus domicilios, según explicaron.

Los hermanos Martín solo son un ejemplo de los leridanos que aún se encuentran en el extranjero y que tienen problemas para regresar al no encontrar vuelos. En otros casos, han sabido aprovechar la oportunidad y conviven con otros extranjeros en mejores condiciones.

“Solo queremos que nos lleven a nuestra casa”

Eli es una joven leridana que vive en la ciudad australiana de Gold Coast y pide ayuda a través de las redes sociales para poder regresar a su casa. En un vídeo, la joven explica que, tras declararse la crisis en Australia, compró un vuelo para el 26 de marzo, hoy, que se canceló. “Desde el consulado me dijeron que comprara otro vuelo con una compañía más segura. Lo hice, pero después llegó el aviso de que las fronteras están cerradas”, lamenta en el vídeo. La leridana denuncia que no tienen ayuda por parte de la embajada española. “Es un momento de desesperación y queremos estar con nuestras familias. Que nos repatrien”, se queja.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre