x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

PALEONTOLOGÍA EXPOLIO

Un cocodrilo en Coll de Nargó

Actualizada 18/09/2020 a las 09:02

El esqueleto fósil que un vecino robó en 2013 y que fue recuperado semanas después pertenecía a una especie desconocida en los Pirineos || Tiene 71,5 millones de años y era un depredador

Imatge del fòssil després de ser recuperat.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Un cocodril a Coll de Nargó

MOSSOS D’ESQUADRA
Imatge del fòssil després de ser recuperat.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Imagen del fósil tras ser recuperado.

MOSSOS D’ESQUADRA

Hace siete años los medios de comunicación se hicieron eco del insólito robo de un fósil en Coll de Nargó. El autor fue un vecino del pueblo que lo devolvió semanas después. Los restos fósiles eran de un pequeño esqueleto que, según un estudio publicado ayer y dirigido por el investigador Albert G. Sellés del Institut Català de Paleontología Miquel Crusafont (ICP), describen la nueva especie Ogresuchus furatus. Se trata de un cocodrilo terrestre de tamaño relativamente pequeño, cuyo fósil tiene 71,5 millones de años y representa el espécimen más antiguo descubierto.

El equipo de investigación formado por investigadores del ICP, el Museu de la Conca Dellà, la Universidad de La Coruña y la Universitat de Barcelona ha denominado a la especie Ogresuchus furatus, que significa “el cocodrilo-ogro que fue robado”, en recuerdo al periplo que sufrió el fósil cuando fue descubierto en 2013. “Ogresuchus es 10 millones de años más antiguo que cualquier otro sebécido conocido hasta la fecha, por lo que el hallazgo nos obliga a redefinir la historia evolutiva de esta familia”, explica el paleontólogo Albert G. Sellés. La característica principal de los sebécidos es que, a diferencia de los cocodrilos actuales, tenían sus patas situadas bajo el cuerpo. “Esta particularidad anatómica les permitía moverse de forma parecida a los mamíferos actuales y ser depredadores muy activos”, comenta el paleontólogo. Los restos de Coll de Nargó se encontraban a menos de medio metro de un nido de huevos de titanosaurio y estaban rodeados de cáscaras de huevo. Los investigadores postulan que ocasionalmente se habría alimentado de las crías y que era un depredador activo y muy ágil.

Le pedían más de dos años de cárcel y acabó pagando un multa de 90 €

El vecino que robó el fósil fue imputado por los Mossos d’Esquadra y acabó en el banquillo. Aunque inicialmente la Fiscalía solicitaba una pena de dos años y tres meses de cárcel por un delito de hurto de patrimonio histórico, finalmente solo fue condenado a una multa de 90 euros tras un acuerdo al que se llegó antes del juicio celebrado el 13 de enero de 2015 en los juzgados del Canyeret.

Etiquetas
Descubrir
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre