Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

ENTREVISTA

Javier Piñol: 'La música es la fotografía de tu identidad emocional'

  • LORENA METAUTE
Actualizada 09/03/2017 a las 11:37
Cuando  Javier Piñol tocaba de niño la guitarra en las misas de la iglesia de la Mercè de Lleida, no imaginaba que 20 años después estaría viviendo aquella misma escena pero en casa de su amigo Hugh Jackman con Toni Blair cantando los Beatles. Desde su barrio de la Mariola hasta su casa, ahora en Los Ángeles, hay una distancia vital en la que ha crecido personalmente y profesionalmente. Después de pasar por Mediapro, empresa con la que fue a Miami, y saltó a la dirección de la sección musical de la cadena de televisión de alcance mundial Bein Sport, ahora inicia una nueva etapa en LA siempre acompañado de la música.
Javier Piñol

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Javier Piñol

David del Val
Todo el mundo lo conoce como Piñol menos en Miami, donde les suena más común Xavi, por el exjugador del Barça. Javier Piñol ha tocado el bajo con grupos como Cómplices, delante de 70.000 espectadores, pero aquel no era su sitio. Ha dirigido la sección musical de Mediapro y de las cadenas internacionales de Bein Sport hasta que, de nuevo, se atrevió a perseguir un nuevo reto. La intuición y su creatividad lo han llevado a ser un destacado director musical en los Estados Unidos, donde ha fundado su propia empresa: All we are saying.

¿Cómo pasa de tocar en la iglesia de Mercè a ser felicitado por el secretario de Bill Clinton por su aportación a la comunidad con un concurso musical que organizó, y en que implicó las universidades de Berckley y Harvard, para promocionar la Copa América?
Con el siempre en la boca [ríe]. Mientras intentaba triunfar en la música como cantante y compositor pensando que aquel era mi camino, me especialicé en edición y producción con el programa Protools sin pretenderlo. El Protools, que había aprendido editando discos de otros, me abrió la puerta de La Sexta i Gol Televisión. De aquí pasé a dirigir la sección de música de Mediapro cuando empezó a invertir en cine con películas como las de Woody Allen. Cuando entraron a participar en Bein Sport vi la oportunidad de trasladarme a Miami y lo pedí. Y de Miami, a Charlotte y ahora en Los Ángeles centrado en mi empresa All we are saying. El secretario de Bill Clinton me escribió después de que organizara un concurso de música y promoción de la Copa América dirigido a todos los públicos, que llegara a cuanto más gente mejor. Pensé a lo grande, lo propuse a Berckley y Harvard y el sueño se hizo realidad.

¿El secreto de su éxito es apostar por materializar lo que imagina? ¿Atreverse?
Atreverse es importante. No sé si diría éxito, pero sí que puede ser que la evolución de mi vida profesional y personal venga marcada por mi talante, que es intentar hacer siempre aquello que imagino. De todo sale alguna cosa buena.

Esta actitud positiva lo habrá ayudado a llevar la distancia de los amigos y familia...
La distancia es dura. Recuerdo que el primer fin de año que pasé en Miami, un piso vacío, sin más muebles que un sofá que me dio a una vecina, me fui a dormir porque me daba vergüenza estar tan solo. Allí cuesta hacer amigos.

Javier Piñol: La música és la fotografia de la teva identitat emocionalPero tiene, hemos visto su blog.
Sí, sí. En Miami conocí a Antonio Carmona y somos muy amigos. Él me introdujo en la colonia de españoles en Miami, que dicen, en el que está Alejandro Sanz, Marta Sánchez o Colate, pero generalmente son relaciones más laborales que de amistad. Y a Hugh Jackman, que sale en el último post, lo conocí a través de la ONG de su mujer, Hopeland, dedicada a promover las adopciones en las zonas con guerra. Me contrataron para un acontecimiento de Global Citizen en Central Park, en Nueva York. Hice la canción de Hopeland, que finalmente interpretaron Yandel y Becky G. Estuve un tiempo en NY y acabé teniendo una relación próxima con la familia, convirtiéndonos en amigos.

Fue en su casa que se enteró del divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt, en una cena entre amigos de renombre. ¿Cómo se gestiona compartir mesa o vida con personajes tan conocidos?
Al principio, cuando entras en casa de Hugh Jackman y ves a Leonardo DiCaprio jugando al Gamon finges normalidad. Después, te das cuenta de que no tiene ninguna importancia y dejas de fingir. Y sí, podemos decir, que me enteré del divorcio del año antes casi que se hiciera público y hasta aquí puedo leer [río].

Volviendo al aspecto profesional. ¿Cuáles son estas casualidades de la vida que comentaba antes y que en parte marcaron el camino que recurre actualmente a los Estados Unidos?
Una de las casualidades fue encontrarme al guitarrista de los Elefantas mientras bajaba por las escaleras del edificio de Poblenou, en Barcelona, donde estaba editando un disco. No me gustan nada los ascensores, así que bajaba seis plantas (y subía) andando. En la cuarta planta vi a Hugo y me dijo que había escuchado mi disco Supernada y me pidió que hiciera la producción de un disco suyo. Así acabé convirtiéndome en su socio en el estudio de grabación de Poblenou. Cuando me cansé, un amigo de Bellpuig me habló de una prueba para entrar en Gol Televisión y aunque yo no tenía ni idea de montar la música para partidos de fútbol sí que dominaba el programa que te he dicho y tenía intuición para comunicarme con la música. Al director de imagen y realizador publicitario Josep Miguel Aixalà, una persona muy importante en mi carrera y con quien tenemos conexión leridana, porque él es de Balaguer, me llamó para decirme que me cogían porque había utilizado la música para hablar más allá de la imagen, acompañando la sensación y la emoción de marcar un gol.

¿Tanta importancia tiene la música en el fútbol?
El deporte es difícil de digerir sin música. De hecho, la música tiene importancia a todos los niveles. Es un unificador de las emociones y es también una fotografía de tu identidad emocional. Cuando escucho las canciones recuerdo quién era en aquel momento, son como fotografías de mi identidad emocional, así veo la música y las canciones.

Hace composiciones musicales para publicidad y televisión, también ha hecho de director musical en cine, crea canciones para otros artistas, produce grupos en Youtube Spaces y un largo etcétera. ¿Cómo se sitúa ante cada reto?
Me documento mucho pero, sobre todo, lo que es muy importante para mí es conocer a las personas de cada proyecto. Yo conecto con las emociones porque es a partir de ellas que creo. Me puedo acercar o adivinar lo que quieren que yo cree porque me preocupo mucho de saber cuál es el sentimiento que quieren que aquella canción transmita.

Eso le ha llevado a tener dos premios Clio y a estar seleccionado en los Emmy. ¿Cuál es ahora su siguiente proyecto?
Un programa de televisión con el cual buscaremos talento por Estados Unidos. Y no puedo decir más.

¿Cuál es su primer recuerdo musical?
De pequeño, mi padre nos despertaba los domingos con la música de su tocadiscos portátil. Mi hermana y yo nos levantábamos felices y sabíamos que música era igual a desayunar con chocolate a la taza Gené. Así recuerdo mi primer contacto con la música.

¡Únete a la comunidad SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre