Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

ENTREVISTA UNIVERSIDAD

«Solo 350 alumnos de la UdL hacen un Erasmus, son pocos»

Actualizada 19/02/2017 a las 10:53
«Només 350 alumnes de la UdL fan un Erasmus, són pocs»

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© «Solo 350 alumnos de la UdL hacen un Erasmus, son pocos»

El nuevo presidente del Consejo Social de la Universitat de Lleida (UdL) considera que es prioritario potenciar que los alumnos pasen un tiempo en el extranjero, por lo que cree que es necesario que haya más que hagan un Erasmus. También insiste en que Lleida debe estar muy orgullosa de su universidad y apuesta por la calidad como forma de competir con eficacia. El también presidente de la Cámara de Tàrrega ve viable captar inversión de empresas con proyectos que les aporten un retorno en forma de personal cualificado.

¿No cree que hay un desconocimiento mutuo entre la sociedad civil y la universidad?

Mucha gente me pregunta: ¿tú eres el presidente del Consejo Social? ¿Para qué sirve? Es una de las cosas que hemos de saber comunicar. El consejo social es el puente entre la sociedad civil y la universidad. ¿Qué funciones tiene? Una es aprobar el presupuesto. También velar por el patrimonio de la universidad y transmitir a la UdL las necesidades del mundo empresarial.

Pero da la impresión de que gran parte de la sociedad civil desconoce qué hace la UdL y que esta tampoco está al día de las demandas de la sociedad.

El vínculo existe cuando los hijos van a la universidad. Pero casi nadie sabe que la UdL tiene más de 10.000 alumnos y un presupuesto de 83 millones. Quizás hay un problema de relación. Yo, como empresario, hace muchos años que vine a la universidad. ¿Por qué? Porque tenía la necesidad de cubrir un puesto de trabajo. Por cierto, me derivaron al Consejo Social.

En su discurso de toma de posesión dijo que buscaría financiación privada para la UdL. ¿No supone una dificultad para ello que en Lleida haya muy pocas grandes empresas?

Ya dije que soy consciente de que no será fácil. Se trata de buscar financiación no ordinaria, que es diferente de buscar financiación que la universidad, que está saneada, ya tiene de los presupuestos de la Generalitat. Lo que quería transmitir es que lo importante es hacer proyectos para implicar a la sociedad civil y al mundo empresarial como están haciendo muchas universidades privadas.

El hecho de que en Lleida la mayoría de empresas sean pequeñas, ¿no limita mucho la inversión en investigación?

El mundo empresarial siempre está dispuesto a invertir si también recibe. Haré una inversión si tengo un retorno. Hay que ver si somos capaces de involucrar más al mundo empresarial con la universidad para que estos equipos puedan tener gente más cualificada, porque la universidad es la fábrica del talento, y para las empresas, lo más importante aparte de la actividad y del mercado es tener un gran capital humano. Es lo que marca la diferencia. Tener gente cualificada y muy preparada es muy importante, tanto para el mundo empresarial como para la universidad.

¿Considera que las titulaciones universitarias en general y las de la UdL en particular se adaptan a las necesidades de la sociedad?

Todo es mejorable. En la UdL tenemos 44 grados y a nivel general la oferta está bien cubierta, aunque siempre puede haber especialización. Seguro que hay titulaciones que no están, pero es un tema de demanda y oferta. Si hay mucha solicitud de una, la universidad tendrá la obligación de responder, y en esto el consejo social puede entrar.

¿Sería necesario hacer un estudio sobre la oferta y demanda?

Una de las funciones que tiene el consejo es determinar las necesidades del mundo empresarial.

Personalmente, ¿ve necesaria alguna nueva titulación?

Solo llevo un mes en la UdL, debo conocerla más. Creo que la oferta está bastante bien cubierta, aunque seguro que puede haber alguna demanda, porque el mundo cambia y las tecnologías avanzan mucho.

En los últimos años, algunas veces se ha planteado si hay que suprimir titulaciones con pocos alumnos. ¿Es partidario de ello?

No. Lo contrario. A veces, el hecho de ser pequeños y tener pocos estudiantes supone más calidad. Un grado con pocos alumnos es casi como tener clases particulares. Esto da calidad y prestigio. Además, la UdL tiene prácticas obligatorias en todos los grados, lo que es un hecho diferencial con muchas otras universidades.

¿Cree que la Generalitat debería discriminar positivamente a la UdL y al resto de universidades territoriales en su financiación?

Lo importante es que todos seamos iguales. En Lleida siempre hemos estado un poco menospreciados. La UdL es la universidad más pequeña, pero hemos de verlo como una oportunidad.

En el poco tiempo que lleva, ¿hay algo de la UdL que le haya sorprendido?

Lo primero que me ha sorprendido es la calidad de la gente, muy bien formada y preparada. Creo que hay un ambiente muy sano. Otra cosa es la gran cantidad de alumnos, no pensaba que tuviera 10.300, y el 50% son de aquí. Y lo que me ha sorprendido en negativo: que no vamos a hacer Erasmus. La UdL solo tiene 350 alumnos que lo hacen. El mundo cambia, hay un mercado global y hemos de aprovechar la universidad para conocer nuevos idiomas y culturas y que haya intercambio de gente. Que una persona pueda hacerlo es tan importante como el grado del que se titule.

¿La internacionalización debe ser prioritaria?

Totalmente. La gente que interacciona con otra gente y culturas se nota, es algo que no es cuantificable pero sí muy importante.

¿Opina que la UdL está a la altura del resto de universidades?

Totalmente. Tener 44 grados y muchos másteres es un orgullo.

Pero sigue habiendo jóvenes que prefieren ir a Barcelona.

Es verdad, pero los que hemos vivido sin universidad debemos estar muy orgullosos de lo que tenemos. Hemos de intentar que venga gente de fuera. Si vienen estudiantes, seguro que algún fin de semana vendrán los padres, que irán a un restaurantes y pasearán por la ciudad y darán vida a los comercios. También es una proyección para la ciudad.

Una desventaja es que las universidades catalanas son más caras que las del resto de España.

Es lo que hay ahora, pero ya veremos cómo se irá cambiando y corrigiendo, no tengo dudas.

La clave es una buena calidad de enseñanza. Es más cara una escuela “bressol” que la universidad. Que en Zaragoza cueste mucho menos, hace que no seamos competitivos en términos de mercado, por eso hay que crear valor, por ejemplo con las prácticas en todos los grados. Una gran Universitat de Lleida es la mejor garantía de futuro para sus comarcas.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre