x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

INVESTIGACIÓN

Detenido un instalador de fibra óptica por el asesinato de la funcionaria

Actualizada 08/06/2017 a las 17:21
De 42 años, casado y con 2 hijas, la conocía al haber ido antes a su piso de Acadèmia
Amparo Soler.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Los investigadores precintaron contenedores cercanos al piso para buscar pruebas.

SEGRE
Amparo Soler.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© La funcionaria Amparo Soler.

DIARIO ALTO ARAGÓN
Amparo Soler.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© La policía científica buscó huellas dactilares en la puerta de la vivienda, que no estaba forzada.

SEGRE

Un instalador de fibra óptica de 42 años, Jordi Lanuza Rubinat, fue detenido la madrugada de este miércoles por los Mossos d’Esquadra por el asesinato el pasado 17 de febrero de Amparo Soler, funcionaria de Enseñanza de 61 años, en el piso de la calle Acadèmia donde esta residía. El arrestado ha sido uno de los sospechosos desde el inicio de la investigación.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron en la madrugada de este miércoles a un instalador de fibra óptica, Jordi L. R., de 42 años, como presunto autor del asesinato de Amparo Soler Betés, la funcionaria de Enseñanza de 61 años que fue hallada muerta la noche del 17 de febrero en su piso del número 12 de la calle Acadèmia.

El arrestado, casado y con dos hijas, acudió esa misma semana a la vivienda de la mujer para llevar a cabo la instalación de la red de fibra óptica, según informaron fuentes cercanas al caso. Fue entonces cuando habrían intercambiado sus números de teléfono, al parecer, por si la mujer tenía algún tipo de problema con la instalación. El detenido trabajaba para una empresa subcontratada por Telefónica y el día del crimen no acudió a trabajar.

 

Los Mossos d’Esquadra lo vigilaban como sospechoso desde el inicio de la investigación



Sin embargo, los Mossos sí que pudieron corroborar que en las horas en que se produjo el asesinato, entre primera hora de la tarde y la noche del viernes, estuvo en esta zona de la calle Acadèmia gracias la grabación de cámaras de seguridad y la geolocalización de su móvil. Además, su número figuraba en el registro de llamadas del teléfono de la víctima.

El detenido fue identificado desde el principio de la investigación como uno de los principales sospechosos y los Mossos incluso llegaron a tomarle declaración. El hombre habría negado cualquier tipo de relación con la mujer más allá de la estrictamente laboral.

Durante estos tres meses y medio, los investigadores han hecho un minucioso seguimiento del hombre ante el elevado número de indicios que le incriminan. Al parecer, el arrestado también podría tener un ordenador que pertenecía a la mujer. Sin embargo, no ha trascendido el móvil del crimen ni tampoco cómo se desencadenó. Podría pasar hoy o mañana a disposición judicial.
 

Las claves
  • Amparo Soler era de Ballobar y llevaba 40 años en Enseñanza. Amparo Soler Betés vivía sola y trabajaba como administrativa de Enseñanza en Lleida desde el año 1977. La víctima, a quien sus conocidos describieron como una mujer muy discreta, mantenía vínculos con Ballobar, su lugar de origen, donde tenía una casa que quería vender. También se especuló que poco antes del crimen había discutido con algunos de los pocos vecinos con los que todavía mantenía contacto. Los servicios territoriales habían ofrecido a Amparo Soler ampliar sus responsabilidades, ascenso que la mujer aceptó esa misma semana. 
  • Trabajó hasta el mediodía. Amparo Soler acudió el viernes por la mañana a trabajar a Enseñanza. Salió al mediodía. Fue la última vez que se la vio con vida.
  • No recogió a su madre. Acudía los viernes a la residencia Sant Josep para recoger a su madre y llevársela a su casa para pasar el fin de semana. No se presentó.
  • La residencia dio el aviso. La dirección del centro alertó esa misma noche. Los Mossos acudieron a las 23.00 horas a la vivienda y hallaron a la mujer asesinada. 
     
La puerta no estaba forzada y la víctima fue acuchillada

Los Mossos d’Esquadra sospecharon desde el principio que la víctima y el asesino se conocían porque la puerta de la vivienda, en la tercera planta del número 12 de la calle Acadèmia, no estaba forzada. Por ello creen que fue ella misma quien abrió la puerta al autor del crimen. Este fue uno de los indicios que permitieron desde el inicio de la investigación estrechar el cerco a los posibles sospechosos.

La muerte fue muy violenta y la víctima recibió entre tres y cuatro cuchilladas en el cuello tras un ataque que ocurrió de improviso, según explicaron a este diario fuentes cercanas al caso. Con toda probabilidad, la víctima no pudo defenderse de su asesino. No presentaba marcas de que pudiera haber sido maniatada antes de morir. Los investigadores también pidieron a las compañías telefónicas el registro de los números de móvil que había en la zona en el intervalo de tiempo en el que se produjo el crimen, entre las 15.00 y las 23.00 horas, cuando fue hallado el cadáver. 
Etiquetas
Descubrir
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre