Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

INVESTIGACIÓN

Puig-Gros fue a practicar con armas tras la muerte a tiros de su cuñado

Actualizada 27/06/2017 a las 15:24
Los Mossos creen que buscaba una coartada para el supuesto de que le hallaran restos de pólvora en las manos || Sospechan que utilizó el arma de un familiar
Josep Puig-Gros, dissabte als jutjats de Lleida.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Josep Puig-Gros, el sábado en los juzgados de Lleida.

ITMAR FABREGAT

Josep Puig-Gros, el empresario cárnico de Benavent de Segrià de 47 años acusado de matar a tiros a su cuñado, Eduard Ardiaca Olalla, de 42, habría utilizado la pistola de un familiar y acudió el pasado martes (un día después del crimen) a un campo de tiro para disparar con sus armas.

Puig-Gros, que siempre ha negado ser el autor del homicidio, reconoció ante el juez haber acudido al campo de tiro, por lo que los investigadores creen que buscó una coartada ante la elevada probabilidad de que le fueran hallados restos de pólvora en las manos después de que, según sospechan los Mossos, matara a su cuñado.

En cuanto al arma del crimen, los Mossos trabajan en la hipótesis de que el empresario no utilizó ninguna de sus armas, que le han sido requisadas, para disparar supuestamente a su cuñado sino que lo hizo con la pistola de un familiar.

En este caso, los investigadores sospechan que podría haber actuado con premeditación. En el obrador de Torre-serona, donde tuvo lugar el crimen, los Mossos hallaron cascotes, como avanzó este periódico el domingo.

Otro de los indicios para incriminar a Josep Puig-Gros es que el lunes (a Eduard Ardiaca se le vio por última vez con vida sobre las 14.00 horas en Albesa) por la tarde estuvo en Barcelona, como el mismo confirmó ante el juzgado, alegando que había acudido a hacer gestiones.

En cambio, los Mossos creen que la tarde del lunes, tras matar a su cuñado, cargó el cuerpo en el maletero del coche y se lo llevó hasta la ciudad condal, donde lo abandonó esa misma tarde y no fue hallado hasta el viernes.

Por este motivo, los investigadores han solicitado el rastreo del teléfono del empresario cárnico. El juzgado de Instrucción número 2 de Lleida se ha hecho cargo de la investigación pero cabe la posibilidad de que sea traspasada al juzgado de Instrucción número 1, que estaba de guardia el pasado lunes, el día en el que se produjo el crimen. Eduard Ardiaca fue asesinado con varios impactos de bala.
 

Un crimen que tiene un móvil económico por deudas

El empresario fue detenido un día después de la desaparición de Eduard Ardiaca porque los Mossos sospecharon que podía estar detrás de ella. Fue arrestado el miércoles de la semana pasada (la desaparición se denunció el martes) y dos días después (el viernes) apareció el cádaver dentro del maletero del coche del desparecido en una calle del barrio de Sants de Barcelona.

El móvil del crimen sería una importante deuda económica del arrestado con su cuñado. Los Mossos d’Esquadra creen que Ardiaca acudió el lunes al obrador para darle un últimatum para cobrar la deuda, ya que también él atravesaba una mala situación. Tanto el encarcelado, que al parecer acumula muchas deudas, como la víctima figuran como administradores mancomunados de Cansaladeries Puig-Gros.
Etiquetas

¡Únete a la comunidad SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre