Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

COMERCIO LEGISLACIÓN

Las bolsas de plástico se encarecerán a partir del 1 de julio y quedarán prohibidas en 2021

Actualizada 19/05/2018 a las 09:21
El Consejo de Ministros aprueba un real decreto que solo exime del pago a las ‘muy ligeras’ para alimentos || Ecologistas dicen que las biodegradables que las sustituirán también perjudican el medio ambiente
Una empleada d’un supermercat de l’Eix Comercial col·loca productes en una bossa de plàstic.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Una empleada d'un supermercat de l'Eix Comercial col·loca productes en una bossa de plàstic.

LLEONARD DELSHAMS

Las bolsas de plástico quedarán prohibidas en 2021 y se cobrarán de forma obligatoria a partir del próximo 1 de julio, según anunció ayer la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, tras el Consejo de Ministros en la que se aprobó el real decreto que regula la prohibición total de bolsas de plástico. No obstante, en Catalunya ya entró en vigor en abril del año pasado la prohibición de repartir gratuitamente bolsas de plástico en cualquier punto de venta y ya se cobran (generalmente a 2 céntimos). Eso sí, a partir de julio parte de ellas se encarecerán, ya que el precio mínimo será de 5 céntimos.

El Consejo de Ministros acordó que a partir de 2021 se vetarán todas las bolsas ligeras (entre 15 y 50 micras) y muy ligeras (menos de 15 micras) que no sean biodegradables. Además, el próximo 1 de julio se cobrarán de forma obligatoria todas las bolsas de plástico, salvo las muy ligeras destinadas a los alimentos por “razones de higiene y para fomentar el consumo a granel, y evitar sobreenvases y el desperdicio alimentario”. En concreto, en el caso de las bolsas de espesor inferior el precio será de 5 céntimos; en las de entre 15 y 50 micras, de 15; y las de más 50 micras, con contenido igual o superior a un 50% de plástico reciclado pero inferior al 70%, el precio será de 10 céntimos.

Como paso intermedio, la ministra detalló que, a partir de enero de 2020, se prohibirán las bolsas de plástico fragmentables, por ser “especialmente dañinas porque tienen aditivos y un mayor impacto”, y las muy gruesas, que deberán llevar un 50% de plástico reciclado.

La obligatoriedad de cobrar las bolsas de plástico estaba prevista inicialmente para enero de 2018, aunque posteriormente se retrasó al 1 de marzo, fecha en que volvió a quedar en suspenso a la espera del dictamen del Consejo de Estado.

Por otro lado, la ministra añadió que también se ha presentado a información pública una modificación de la ley de Residuos que establece la obligación de recoger en los municipios de más de 5.000 habitantes, de forma separada, la fracción orgánica de los residuos municipales antes del 31 de diciembre de 2020. “No es casualidad vincular ambos objetivos”, indicó Tejerina, que reiteró que lo que se persigue es que “el plástico compostable no dificulte el reciclado”.

Por su parte, Ecologistas en Acción y Greenpeace criticaron la medida, ya que la consideran “insuficiente” y que llega “con más de un año de retraso”. En este sentido, creen que no tiene sentido la obligatoriedad de cobrarlas a estas alturas cuando muchos comercios ya lo hacen y avisan de que las bolsas biodegradables que sustituirán a las actuales también perjudican el medio ambiente.

Alternativas al dinero en los pagos de más de 30 euros

El Gobierno central aprobó ayer el anteproyecto de ley de servicios de pago, que obliga a todo empresario o profesional a ofrecer a los clientes un sistema de pago alternativo al dinero en efectivo cuando el importe de las transacciones supere los 30 euros. Este instrumento deberá anunciarse en algún lugar visible del establecimiento. Esta nueva norma regulará, además, el acceso de terceros a la información bancaria de un cliente necesaria para realizar un pago, aunque con su consentimiento previo. En una compra realizada por un cliente en un comercio electrónico en la que el pago no se haga con tarjeta, sino vía transferencia, el iniciador de pago sería el encargado de realizar la transferencia con los datos del cliente, a los que tendría acceso tras recabar su consentimiento.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre