x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

La consejera Borràs visita la remodelación de las salas de renacimiento y barroco del Museo de Lleida

Actualizada 06/07/2018 a las 13:27
La consejera de Cultura Laura Borràs ha visitado esta mañana la primera fase de remodelación de la exposición permanente del Museo de Lleida Diocesano y Comarcal, llevada a cabo como consecuencia de la salida de 44 piezas procedentes del monasterio de Sixena el pasado 11 de diciembre de 2017 cuando, en virtud de una ejecución provisional, técnicos aragoneses, acompañados de la guardia civil, se llevaron estos objetos hacia el monasterio de Sixena.

Ante los hechos ocurridos que afectaron a la integridad de las colecciones del Museo de Lleida, el Departamento de Cultura puso en marcha a finales del 2016 un programa de actuaciones en los principales equipamientos patrimoniales de las tierras de Lleida a través del cual afianzaba|arreciaba su compromiso con la riqueza del patrimonio artístico y cultural de Lleida. Entre otros, se declaró el Museo de Lleidacomo “museo de interés nacional”, se incrementaron sus recursos económicos ordinarios para mejorar su funcionamiento, se impulsó la política de adquisiciones del museo y se realizó el depósito estable de obras relevantes de procedencia de la antigua Diócesis de Lleida, conservadas en el MNAC.

La primera fase de renovación que se presenta hoy afecta las salas de renacimiento y barroco, más concretamente la parte dedicada al monasterio de Sixena como centro de irradiación de las corrientes artísticas del siglo XVI que representaba la gran obra del retablo mayor atribuido al Maestro de Sixena, y también en la parte del museo en lo referente al siglo XVII, momento álgido del barroco, con el desplazamiento y nueva ubicación de algunas de sus obras primordiales, así como la incorporación de una gran vitrina dedicada a la cerámica policroma de Lleida, una de las más admiradas del Principado.

El gran cambio al discurso de la sala de época renacentista la ha provocado la incorporación a la exposición permanente del museo de la tabla “Jesús entre los doctores de la Ley”, atribuida al Maestro de Sixena, que el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) ha cedido en el Museo de Lleida. La mesa|tabla formaba parte del retablo mayor de la iglesia del monasterio de Santa Maria de Sixena (1515-1519), del cual el Museo de Lleidaexpone cuatro tablas más: Sant Agustí, Sant Ambrós, Sant Pere i Sant Pau.

Con esta incorporación se mujer entrada al discurso del museo al Maestro de Sixena y a su gran obra pictórica, tanto en la realizada en el monasterio de Sixena como a toda la Corona de Aragón. Este gran retablo, pintado durante el primer tercio del siglo XVI, había sido formado por unas treinta y ocho tablas y es una de las obras más ambiciosas del Renacimiento en la Corona de Aragón. Las circunstancias de la historia han hecho que sus compartimentos, hoy en día, se encuentren dispersos en museos y colecciones de todas partes. El retablo estaba dedicado a la Virgen y es obra del llamado Maestro de Sixena, un pintor anónimo y desconocido, del cual se desconoce si era hispano o foráneo, y que ha ocurrido un unicum en la pintura española de la primera mitad del siglo XVI. También es el autor de otro retablo del monasterio de Sixena, el de la Piedad.

El fragmento cedido por el MNAC se expone al lado de los otros cuatro fragmentos conservados al Museo de Lleida. Eso ha comportado que las dos tablas que había expuestas en esta cerradura de pared, una que representa Santa Eulàlia y Santa Madrona y la otra con la representación de Santa Llúcia y Santa Àgueda, fechadas al primer cuarto, del siglo XVI y procedentes también del Monasterio de Sixena, se hayan movido unos metros y ahora ocupen el sitio donde se encontraban expuestos cuatro fragmentos de alabastro del retablo de Santa Anna hasta el pasado 11 de diciembre de 2017, en qué técnicos del gobierno aragonés, acompañados de la guardia civil, se los llevaron en Sixena.

Con respecto a la sala de barroco, una gran vitrina acoge una excepcional colección de cerámica leridana del siglo XVII, adquirida en el 2016 por el Departamento de Cultura para formar parte de la Colección Nacional de la Generalitat de Catalunya y depositada en el Museo de Lleida; una selección de objetos cerámicos procedentes de la iglesia parroquial de Bellpuig y un plato adquirido en el 2017 por la Diputación de Lleiday depositado en el museo. En total, 77 piezas cerámicas, entre las cuales destacan la vajilla de mesa, puedes de farmacia o cuencos de barbero.

La colección de loza leridana adquirida por la Generalitat, destaca por su calidad, rareza y buen estado de conservación convirtiéndose en la mejor colección de cerámica policroma leridana del siglo XVII de todos los museos catalanes. Incluye puedes de boticario de loza azul, una plata de loza azul, un tarro de boticario policromo, fruteros o sotacopes policromas, platos pequeños policromos, platas policromas y un cuenco de barbero policromo. Las cerámicas policromas leridanas se encuentran entre las menos habituales de las producciones catalanas de época moderna. Su producción es relativamente escasa y no proliferan mucho en los mercados de arte y antigüedad, siendo muy codiciadas por expertos y coleccionistas.

Con respecto al conjunto cerámico de la iglesia de Sant Nicolau de Bellpuig, hay que remarcar que se trata de un hallazgo excepcional. El año 1970 se localizó en la iglesia de Bellpuig un silo con más de 1700 platos enteros de cerámica. Una segunda excavación (1998-1999) sacó a la luz, nuevamente, una gran cantidad de material cerámico. Estos hallazgos permitieron documentar producciones cerámicas catalanas de los siglos XVII al XIX, pero también aragonesas (Muel) y valencianas (el Alcora), entre otros. Son platos que se utilizaron, seguramente, para administrar la extremaunción a los enfermos y, después de haber sido en contacto con los santos aceites, se tiraban en el silo de la iglesia a manera de ofrenda o exvoto. Una práctica que se documenta en Bellpuig desde el siglo XVI hasta finales del siglo XIX, hecho que convierte este conjunto cerámico en un caso emblemático en Cataluña, que tiene que permitir estudiar y profundizar en las prácticas religiosas y antropológicas de la Cataluña interior. Más de 1600 objetos de estos hallazgos fueron depositados en el Museo de Lleida por el Ayuntamiento de Bellpuig y el Obispado de Solsona. Ahora se expone una cincuentena, el resto se estudiará y documentará debidamente.

También se expone un plato de loza policroma leridana del siglo XVII adquirido por la Diputación de Lleida. El plato está decorado con motivos vegetales y la parte central está presidida por la figura de uno ave de grandes dimensiones, hecho poco común en platos de estas características y que convierte este objeto en excepcional.

La colocación de esta gran vitrina ha comportado el movimiento de dos esculturas que ya se exponían en este ámbito: l'Assumpta (1679-1680) de Francesc Santacruz II, procedente del retablo mayor de la iglesia de la Asunción de Torres de Segre; y la figura del Cristo flagelado, del siglo XVII, que probablemente procede de la Seu Vella de Lleida.

Por último, se expone de forma permanente el Calvari de Tragó cedido por el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y que ya se mostraba al público desde marzo del 2017. La nueva instalación permite contemplar el objeto en su totalidad. Se trata de un calvario de la primera mitad del siglo XIII procedente de la iglesia de Tragó de Noguera; está presidido por la figura de Cristo, coronado y semidesnudo, flanqueado por la Virgen y santo Joan Evangelista. Conserva su policromía, de gran calidad, con una representación del Agnus Dei en la parte posterior. Aunque la tradición dice que este calvario procede de la iglesia de Tragó de Noguera, su tipología y su estilo han llevado a algunos especialistas en relacionarla con un conjunto de tallas conservadas u originarias de la Val d'Aran.

Esta primera fase de remodelaciones se completará a finales de este 2018 o principios del 2019, con los cambios que afectarán en la parte de las salas de gótico, donde todavía se pueden ver las repisas vacías donde había expuestos los tres sepulcros de madera policromada procedentes del monasterio de Sixena y que se llevaron del Museo de Lleida el pasado 11 de diciembre de 2017.
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre