x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

SUCESOS HORTA

La 'rave' en Rufea acabó ayer tras una tercera sanción de la Urbana

Actualizada 22/01/2019 a las 08:59
Al mediodía se marcharon los últimos seis asistentes a la fiesta, que empezó el viernes por la noche || La Sareb, titular de la nave, dice que la tapiará

La ‘rave’ en Rufea acabó ayer tras una tercera sanción de la Urbana

La ‘rave’ en Rufea acabó ayer tras una tercera sanción de la Urbana

LLEIDA TV
Diumenge a la nit encara quedaven alguns joves a la nau.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El domingo por la noche todavía quedaban algunos jóvenes en la nave.

Itmar Fabregat
La festa continuava ahir a la nau abandonada a Rufea, encara que només hi quedaven sis persones.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© La festa continuava ahir a la nau abandonada a Rufea, encara que només hi quedaven sis persones.

ÒSCAR MIRÓN

La fiesta ‘rave’ ilegal que tuvo lugar este pasado fin de semana en las antiguas instalaciones de la empresa Cárnicas Mir, en la partida de Rufea, acabó ayer al mediodía después de que se volvieran a personar agentes de la Guardia Urbana y levantaran una tercera acta (la primera fue el sábado y la segunda el domingo). En ese momento, solo quedaban unas seis personas, aunque estos tres días han llegado a ser decenas que han molestado a los vecinos con la música a todo volumen. El propietario de la nave, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb o el ‘banco malo’), informó que la tapiará.

Según explicó la concejala de Seguridad, Sara Mestres, un vecino llamó a los Mossos d’Esquadra la madrugada del sábado por la música tan fuerte que se oía. “Lo derivaron a la Guardia Urbana, que se personó, les identificó y levantaron un acta”, detalló, y afirmó que los asistentes les dijeron que se marchaban, pero solo bajaron la música cinco minutos y continuaron. “El domingo, los agentes volvieron a las 9.00 horas y levantaron una segunda acta”, apuntó, y añadió que “volvieron a decir que finalizaban la fiesta”, pero no fue así. Ayer hacia las 13.00 horas, la Urbana volvió a personarse en el lugar, donde solo quedaban unas seis personas, “levantaron una tercera acta y pusieron dos multas por ITV caducadas de vehículos”, indicó Mestres, que explicó que a partir de las tres actas se va a iniciar el expediente sancionador, que acabará en una multa.

Por último, Mestres dijo que la Paeria ha iniciado los trámites para buscar el propietario de las instalaciones “para que las cierre y tapie”.

El dueño es la Sareb, y un portavoz explicó que ayer mismo acudieron al lugar para hacer una evaluación de los daños y de la situación y afirmó que “estamos estudiando vallar la zona y tapiar el edificio para que no vuelva a ocurrir”.

Por su parte, el presidente de la asociación de vecinos de Rufea, Adrià Drago, dijo que esperarán a que la Sareb “tome medidas” y que en caso contrario, denunciarán el caso y pidió apoyo a la Paeria. Explicó que las familias de las doce viviendas más cercanas a la nave “están preocupadas por si vuelve a haber otra fiesta” y que ha sido una situación “inaguantable”. Detalló que vecinos vieron cómo varios jóvenes se drogaban y hacían sus necesidades en los alrededores. Criticó que ni Paeria ni Urbana hicieran nada en todo el fin de semana y “que cuando un local legal alarga una fiesta más de lo normal, lo cierran”, por lo que denunció que “los ilegales puedan hacer lo que quieran”. Drago exigió responsabilidades al respecto. “Los vecinos de Lleida no nos merecemos esto”, manifestó.

La fiesta fue organizada por jóvenes de la Franja, que llevaron un generador y una mesa de mezclas, y negaron que hayan causado molestias. Afirmaron que volverán “porque las instalaciones son ideales”.

El dueño de las instalaciones denuncia a los okupantes

El dueño de las antiguas instalaciones de Cárnicas Mir, la Sareb, informó ayer de que también han denunciado a los jóvenes que celebraron la ‘rave’. “Cuando se producen okupaciones en nuestros edificios siempre denunciamos la situación para que en caso de que haya algún incidente la responsabilidad civil no sea nuestra”, explicaron fuentes de la sociedad. La nave quedó abandonada tras el asesinato del dueño de Cárnicas Mir, Santiago Mir, en 2009, cuando cuatro encapuchados se enfrentaron con él en su casa y lo acabaron asesinando a tiros con una escopeta de cañones recortados. Querían robarle porque creían que le había tocado la lotería. El caso sigue abierto porque el único detenido fue absuelto. Años después, la nave pasó a ser propiedad de la Sareb.

Etiquetas
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre