x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

Bargalló dice que no se "obsesionarán" con las ratios y que la clave son los grupos estables

  • ACN
Actualizada 07/09/2020 a las 16:13

Enseñanza recuerda que no es responsable directo de la organización de las actividades extraescolares

El conseller d'Educació, Josep Bargalló.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El conseller de Educación, Josep Bargalló.

ACN

El conseller de Educación, Josep Bargalló, ha asegurado este lunes que la clave para mantener la seguridad sanitaria en las escuelas durante este curso es la estabilidad y estanqueïtat de los grupos-clase. Así, según las autoridades educativas, que los alumnos sólo tengan contacto directo con los compañeros de su clase y no con el resto de la escuela es más importante que el número de alumnos por aula en sí mismo. Respecto de las actividades extraescolares, donde se pueden mezclar alumnos de varias clases y escuelas, Bargalló ha remarcado la importancia de seguir las medidas de seguridad tradicionales como mascarilla, distancia, limpieza de manos y desinfección de espacios.

Bargalló ha insistido en que "los grupos de convivencia estables y el estanqueïtat" hacen que "la escuela sea el lugar más seguro para los alumnos fuera de casa". "Las escuelas son un lugar seguro porque necesitamos que puedan hacer su trabajo educativo", ha dicho, añadiendo que la sociedad no se puede permitir que toda una generación no tenga la formación adecuada en su centro y en contacto directo con el profesorado. "Será un curso diferente, pero lo tenemos que hacer mejor, cambiando, matizando, poniendo y sacando medidas, será de constante adaptación, pero la escuela ya está acostumbrada a adaptarse", ha afirmado el conseller.

El objetivo es que haya un máximo de 20 alumnos por aula a Educación Primaria, cifra que actualmente superan un 30% de las aulas de los centros públicos. La cifra de ESO y de la escuela concertada no se conoce todavía, pero Bargalló ha destacado que también han bajado y ha remarcado que lo más importante, más que el número de alumnos por grupo, es su estabilidad. De hecho, ha dicho que los alumnos con necesidades educativas especiales también seguirán integrados dentro de sus grupos estables.

"Venimos de ratios muy altas, consecuencia de los recortes y cambios demográficos desde 2010, pero con los movimientos demográficos actuales y la inversión en profesorado tenemos una mayoría de ratios muy bajas", ha dicho. "Trabajaremos para que en todos los lugares donde sea posible disminuya la ratio, pero no nos obsesionaremos con la cifra, sino que en la seguridad, higiene, ventilación, estanqueïtat," ha añadido.

El hecho de que los grupos tengan que ser estables no significa que no puedan ser de edades diferentes, como puede pasar en escuelas rurales pequeñas o centros con proyectos educativos innovadores que ya antes de la pandemia trabajaban de esta manera.

Por otra parte, y para mantener las ratios bajas, Bargalló ha dicho que cada centro que requiera espacios fuera de su edificio podrá disponer de ellos.

Esta estabilidad y estanqueïtat de grupos se puede romper en las actividades extraescolares, tanto dentro como fuera de los centros. Bargalló ha recordado que el Departamento no es responsable directo de la organización de estas actividades, sino que lo son los ayuntamientos, empresas privadas, entidades o las AFA. Según el conseller, los alumnos también tienen derecho a hacer estas actividades, pero se tienen que hacer con las máximas garantías sanitarias, que se adaptan a cada tipo de actividad y que ya están protocolizadas.

Por otra parte, la secretaria general de Educación, Núria Cuenca, ha explicado que actualmente hay siete casos positivos confirmados entre el personal de seis centros educativos. Dos casos son en la escuela Joan Juncadella de Sant Vicenç dels Horts (Baix Llobregat), que es la única que empezará el 17 de septiembre, tres días más tarde que el resto, ya que la cuarentena de los docentes se acaba el día 16. El 18 de septiembre empezarán las clases en el instituto Jaume I, de Salou (Tarragonès), donde un alumno de un ciclo formativo de navegación a vela, que empezó hace unos días, ha dado positivo.

Síntomas para no llevar al alumno al centro

En una comunicación de los departamentos de Educación y Salud se informa de los síntomas con los que los alumnos no pueden acceder al centro. Así, se especifica que si un niño menor o igual a 14 años tiene fiebre o febrícula, toses dificultades para respirar, dolor de garganta, congestión nasal, vómitos o diarreas, dolor de cabeza, malestar y dolores muscular no puede ir a clase. Para los mayores de 14 años se añaden los escalofríos y la alteración del sabor o el olfato.

En líneas general se establece que un alumno no puede acceder al centro con una temperatura superior a 37,5 grados, aunque Bargalló en rueda de prensa ha hablado de 37,2. En este sentido, ha hecho un llamamiento a la corresponsabilidad y ha dicho que los padres tienen que tomar la temperatura a los hijos, aunque también se hará en los centros.

Comenta el contenido

Descubrir
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre