Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

APUNTE AJENO
  • ESTHER ESTEBAN

Madres coraje

Actualizada 09/08/2017 a las 08:58
Mares coratge

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Madres coraje

SEGRE

El caso de Juana Rivas, la madre de un pueblo de Granada obligada a entregar a sus dos hijos al padre, acusado de malos tratos, ha causado alarma en la opinión pública y se ha convertido en motivo de controversia en los medios de comunicación y las redes sociales.

Soy madre y haría lo que fuera por proteger a mis hijos de un padre maltratador y, desde ese punto de vista, comprendo lo que hacen esas madres coraje dispuestas a todo para que nadie ponga a sus hijos las manos encima.

La huida de Juana empezó en mayo de 2016 cuando viajó con sus dos hijos de 11 y 3 años desde Italia, donde vivían con su expareja y padre de los menores hasta el pueblo granadino de Maracena. Le dijo que se iba de vacaciones, salió del país con el consentimiento de su marido Francesco Arcuri y no ha vuelto.

Se ha ocultado para no tener que entregar a sus hijos –tal como había decretado una sentencia en Italia– y este martes mismo, tras no acudir al juzgado para dirimir si ha incurrido en un delito de retención ilícita de menores el juez dictó orden de detención contra ella.

En todo este asunto es fundamental valorar que en el 2009 Francesco fue condenado a tres meses de cárcel y se dictó una orden de alejamiento por un delito de violencia machista, y el hecho de que años después la pareja retomara la relación y se fueran a Italia no significa absolutamente nada.

Los detractores de Juana insisten en que un maltratador no tiene porque cargar toda la vida con ese calificativo, que la justicia tiene como fin último la rehabilitación y afirman que la carga de la prueba está en que ella misma le perdonó y tuvo un segundo hijo con él. ¿Y qué? Hay muchos casos donde existe una reconciliación y eso no significa que se acaben los malos tratos físicos o psicológicos, cuyas secuelas son casi peores.

Querer criminalizar a las mujeres maltratadas que regresan con sus parejas por haberlo hecho es unamanera muy burda de defender a los maltratadores e incriminar gratuita y doblemente a las víctimas. ¿O es que porque haya una equivocada reconciliación debes de aguantar lo que haga falta hasta que te maten a ti o a tus hijos? Juana esperó a volver a nuestro país para denunciar a su pareja nuevamente por malos tratos y esa causa lleva paralizada meses.

Etiquetas

¡Únete a la comunidad SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre