x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

PERSONAS Y ORGANIZACIONES
  • CONSTANTINO MONTAÑÉS

Cría y engorde de currículums

Actualizada 30/09/2018 a las 09:38

En el mercado laboral hay profesionales dedicados a asesorar, no a engordar, a quienes desean realizar sus currículums (coachs, Consultores en HR, etc.). Pueden orientar perfectamente sobre los distintos modelos y plantillas que mejor presenten nuestro perfil e intereses.

Si bien es lícito que busquemos la mejor presentación curricular –dicho documento será nuestro representante y nos abrirá o cerrará puertas–, no lo es que alguien lo alimente y engorde con experiencias y titulaciones que previamente no han formado parte de nuestra dieta profesional.

Semanalmente, en nuestro despacho analizamos centenares de currículums y son muy pocos los que deban someterse a dieta curricular. Por lo visto y según los medios de comunicación, el tratamiento destinado al engorde es más frecuente entre la clase política.

La “titulitis”. Connotaciones psicológicas

Si seguimos a la Real Academia de la Lengua, esta nos indica que estamos ante una “valoración desmesurada de los títulos y certificados de estudios como garantía de conocimientos de alguien”. Si nos fijamos en la realidad psicosocial de los abonados a la nómina de la titulitis, me atrevo a definirla como una distrofia curricular, trastorno que sufren algunas personas –políticos o no– causado por un deseo desmesurado de acumular títulos y presentarse ante los ojos de los demás mejor de lo que ellos se perciben a sí mismos, lo que denota una serie de síntomas:

Falta de autoestima, pretendiendo compensar con títulos aquellas carencias que no puede cubrir en base a su propia personalidad;

Vanidad o necesidad desmedida de reconocimiento por los demás;

Tramposos o maestros del engaño capaces de urdir todo tipo de tretas para revestir su CV y que nos perdamos en la jungla de la comprobación documental.

No todo el mundo practica fraude curricular

Que nadie crea que todos los políticos sufren distrofia curricular. En los medios de comunicación aparecen innumerables casos sin titulación universitaria, desde consejeros o presidentes, pasando por empresarios de éxito que crearon y dirigen empresas líderes y que no tener dicha formación en ningún caso les llevó a caer en la distrofia curricular ni a que la falta de títulos fuera un problema insalvable en su carrera profesional.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre