x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

CRÓNICA POLÍTICA
  • MANUEL CAMPO VIDAL
PERIODISTA

Grito de la España rural en elecciones

Actualizada 25/03/2019 a las 10:50
Clam de l’Espanya rural en eleccions

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Clam de l'Espanya rural en eleccions

SEGRE
Clam de l’Espanya rural en eleccions

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Clam de l'Espanya rural en eleccions

SEGRE

España era mucho más pobre, pero más equilibrada territorialmente, cuando el poeta Antonio Machado escribió lo de “Españolito que vienes al mundo, te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón”. Cerca de un siglo después, aquel fantasma desapareció, aunque nos costara una Guerra Civil, una larga dictadura y, afortunadamente, una modélica Transición, reparadora de la democracia. Hay quien pugna por recuperar aquellas dos Españas, siguiendo los consejos de Steve Bannon, exasesor de Donald Trump, y propone que sea fácil adquirir aquí armas de fuego, algo que no se planteó ni en los años del terrorismo. El electorado decidirá si quiere, o no, un país de chiflados con pistola.

Las dos Españas que ahora tenemos no están enfrentadas, pero sí contrapuestas: la rural y la urbana. Casi el 90 por ciento de los habitantes vivimos en el 20 por ciento del territorio y, unos cuatro millones, menos de la décima parte, habita el resto, muy despoblado. Ese desequilibrio es letal para la sostenibilidad del país. Sin pueblos no hay futuro, insiste la Red Española de Desarrollo Rural, pero tampoco para las ciudades, ni para el deteriorado medio ambiente.

Esa España rural reclama atención urgente y prepara un grito atronador ante las próximas elecciones. Es un grito pacífico; no violento, como el de los chalecos amarillos en París, que nació, por cierto, en Nevers, en la Francia despoblada. Reclama atención en los programas políticos y recuerda que en esas provincias se juegan casi cien diputados. Es el momento. La manifestación preparada para el domingo 31 en Madrid será un serio aviso.

El PSOE revitalizó la Comisionada del Reto Demográfico con Isaura Leal al frente y apoyo decidido del ministro de Agricultura, Luis Planas. Albert Rivera lanza ahora una propuesta fiscal para que los habitantes de esa España despoblada paguen menos impuestos. Interesante. Rivera avanza si hace propuestas y retrocede cuando se le encasquilla la dialéctica en acusaciones sin sentido como la del “Gobierno de Sánchez, Torra y Bildu”, que sus voceros, tipo Toni Cantó, repiten en cada párrafo. Es la época de las noticias falsas, pero no todas llegan por redes.

Mientras se enrocan en eso, Sánchez, que dejó claro ante su partido, una vez más que “con el PSOE, la independencia de Cataluña, nunca”, se reúne con Macron y Angela Merkel. Quieren asentar un G-3 que defienda a Europa del asalto de la ultraderecha tras las elecciones de mayo. Nunca antes España tuvo esa oportunidad, ni mostró interés en tenerla. Decidían solo cuatro, pero el Reino Unido ya no sabe dónde está, porque propuso independizarse y ahora no encuentra la solución. Italia juega al antieuropeísmo, en sintonía con Banon y ahora con China. Solo quedan en el puesto de mando Alemania y Francia, que invitan a Sánchez mientras aquí se le vilipendia.

Entretanto, la parodia constante de Torra desacredita aún más, si cabe, las instituciones catalanas. La mitad de su Gobierno cree que ya se pasó de rosca, los chistes en la prensa de Barcelona lo retratan como un activista y no como un político, y su jefe, Carles Puigdemont está más aislado que nunca. Tiene su público aún, alimentado por TV3 excepto en la telenovela, el tiempo y el programa de cocina, pero acaba de recibir un mazazo del Partido Nacionalista Vasco. A riesgo de quedarse sin eurodiputado, el PNV rompe una coalición para Europa de 15 años ante la radicalización máxima del presidente huido. Si su proyecto es bloquear el Congreso español, como proclama, con Puigdemont mejor no ir ni a Estrasburgo. Hasta él mismo puede quedar fuera. El PNV es un partido nacionalista de gobierno y Puigdemont y Torra son una mera empresa de agitación con dinero público.

Del 28-A puede salir un país muy distinto. Y peor. Al PP no le va bien y ha tenido que aparecer Aznar a pedir que se concentre el voto de la derecha. La radicalización verbal de los últimos meses solo ha beneficiado a Vox. España, la rural y la urbana, espera propuestas claras y no más descalificaciones.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre