x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

  • Simeó Miquel

Casi visto para sentencia

Actualizada 10/06/2019 a las 19:50
He escrito catorce crónicas de este juicio para este diario, las de todos los miércoles, desde el 13 de febrero hasta ahora. Todavía me falta la del próximo día 12. Todos estos miércoles he seguido las sesiones íntegras a través de la televisión, he asistido físicamente al juicio tres días y el resto de sesiones las he seguido también por televisión, aunque quizás no tan exhaustivamente. La última sesión del juicio que presencié fue la del 23 de abril, día de Sant Jordi. Estas eran mis impresiones, tal como las anoté en mi diario de las sesiones: “Se hace extraño pasar un día de Sant Jordi en Madrid. Y todavía más si estás todo el día oyendo hablar de Cataluña y no de libros y rosas. Muchos de los asistentes al juicio traen rosas y las muestran a los presos, con una complicada mezcla de sentimientos que, por las caras que ponen, sabemos que entienden y comparten. Al acabar la sesión, una vez más, la sensación de profunda injusticia, al tener que desfilar, apremiados por los funcionarios del tribunal, delante de los acusados presos, sin ni siquiera poder detenernos a saludarlos, darles nuestro ánimo, ni mucho menos felicitarles el Sant Jordi. Nada de lo que hemos visto u oído es propio de un proceso en que se tenga que haber decretado prisión provisional. Nada podría hacer pensar que los acusados, en lugar de salir con sus abogados, sus familiares y todos nosotros, se tendrían que quedar hasta que unos furgones los llevaran a la prisión. Esta injusticia es dolorosamente desgarradora cuando se asiste personalmente; y también sabemos que lo es para todos aquellos que no pueden estar. Pasar un Sant Jordi en el Tribunal Supremo puede ser extraño: que nuestros representantes lo pasen en prisión es una ignominia, de la cual tarde o temprano tendrán que rendir cuenta sus responsables.”
Las conclusiones definitivas de las acusaciones y sus informes no han hecho más que confirmar lo que veíamos venir día a día. Esto no ha sido un juicio y los que somos del oficio somos los primeros que lo debemos denunciar, precisamente para reivindicar la auténtica Administración de Justicia. Lo que yo hago cada día, y hacen tantos abogados y abogadas como yo, no tiene nada que ver con este espectáculo. Intentamos, conjuntamente con tantos otros jueces y fiscales, que se haga justicia, que es dar a cada uno aquello que le corresponde. Probablemente nos equivocamos muchas veces, pero no lo hacemos porque queramos, sino porque no sabemos más o porque no hemos dedicado bastante esfuerzo.
En cambio, lo que estamos viendo en Madrid es un montaje, no para impartir justicia sino para apartar de la vida política y justificar un escarmiento ejemplar a personas que cuestionan una determinada concepción del Estado.
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre