x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

EDITORIAL
  • SEGRE

El recibo de la luz

Actualizada 08/10/2018 a las 10:12
Aunque resulte paradójico, la Vall Fosca iluminó Catalunya a principios del siglo XX. El gran proyecto de Emili Riu en la Torre de Capdella fue el primero de una larga lista de faraónicas infraestructuras hidráulicas que cambiaron para siempre la historia y el paisaje de las comarcas de Lleida. Emili Riu, junto a su rival de La Canadiense, el ingeniero Frederick Stark Pearson, llevaron el progreso a todo el país. Y no salió gratis. Los pantanos que se construyeron ahogaron pueblos como Tragó de Noguera (1962) o Tiurana, ya en 1999, Amén de Faió y Mequinensa en la Franja de Ponent y condenaron a muerte el ancestral oficio de raier, porque los ríos dejaron de ser navegables. Pero, a pesar de tener electricidad de kilómetro cero, la factura de la luz parece de importación. Los leridanos pagarán una factura de unos 177 millones de euros a las eléctricas, prácticamente la mitad de lo que Hacienda retiene a los trabajadores en sus nóminas. Son cifras de vértigo. Los consumidores consideran insuficientes las medidas del Gobierno central para abaratar un recibo de la luz desbocado. Según la organización de consumidores Facua, se ha encarecido más de un 90% en los últimos 15 años. Hay que trabajar 18 días al año para pagar la factura eléctrica que, de media, supera los mil euros por hogar. En este contexto, el Consejo de Ministros aprobó el viernes una serie de medidas para que las familias más desfavorecidas puedan asumir el coste energético, aunque los consumidores consideran que son gestos insuficientes. Y más si se tiene en cuenta que la luz es solo la punta del iceberg, con el gas natural un 8,4% más caro desde la semana pasada y los carburantes al alza.

Rebajas inmobiliarias

Si la luz está por las nubes, la otra cara de la moneda la encontramos en el mercado inmobiliario. Un piso en Lleida cuesta un 55,6% menos de lo que se pagaba en el pico de la “burbuja” que estalló con la crisis económica sin precedentes de 2008. Hace diez años, en plena fiebre del ladrillo, el precio en la capital era de 2.120 €/m² mientras que ahora es de 942.
Etiquetas
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre