x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

  • JAUME ALBERT OLLÉ I MANUEL

Los vecinos del piso de arriba

Actualizada 31/05/2021 a las 17:54

Cierro la puerta poco a poco, el pequeño interrogatorio se ha acabado hace un minuto. El cabo Ortiz dels Mossos d'Esquadra se acaba de marchar de casa. Parecía
satisfecho con las respuestas que le he dado.
Le he explicado que no conocía muy bien a los vecinos del piso de arriba. Sí que le he confirmado que se escuchaban a menudo peleas|riñas y veces|golpes. Otros vecinos y yo ya ente en
nos habíamos quejado.
Que fuera yo quien hubiera presentado un par de denuncias los ha llevado|traído hasta mi casa. Querían saber de primera mano qué había pasado, que había podido escuchar
de los vecinos del piso de arriba.
Por lo visto, Julio, el vecino de arriba, había desaparecido hace más de una semana y no lo localizaban en ningún sitio. Maria, su mujer fue a los mossos|mozos por|para su desaparición, a pesar de que la había denunciado en un par de ocasiones, por|para maltratos físicos y psicológicos.
Se me cae cordero Maria, es una mujer encantadora. Lástima que se hubiera casado con aquel trozo de bestia, un hombre que no la respetaba y que ejercía sobre ella todo tipo de violencia.
Como mujer no sé que le podía haber visto para casarse con él. Seguramente aquel ademán fachendoso le había hecho gracia cuando|cuándo era joven, había sido demasiado inocente. El tiempo se había encargado de hacerle ver que no conseguiría hacerlo cambiar. Había sido un sueño, uno de lo que se había despertado a veces|golpes, convertido en una pesadilla.
Todavía me parece poder escuchar sus llantos, en la soledad de su piso, cuando aquel bestia se marchaba, cansado de zurrarla y menospreciarla. Sus llantos, y sus sufrimientos eran los míos. Sabía por|para lo que estaba pasando a Maria, lo tenía muy claro.
Por suerte todo eso se ha acabado, y ya hace días que la mujer está sola. Estoy segura de que con el tiempo recuperará su vida. Y porque|para que, no aquella sonrisa, uno que seguramente por|para las veces|golpes recibidas se han borrado de su memoria.
La policía lo está buscando, aunque tampoco parecen tener demasiado interés. Julio tenía antecedentes, quien sabe lo que le ha podido pasar al maltratador. Vete a saber en qué oscuros negocios estaba puesto, nada bueno, seguro.
Hace calor, hablar con el mosso|mozo me ha dado siete. Me voy a la cocina, a tomar un vaso de limonada. Abro el congelador, añado unos cubitos. Antes de cerrarlo veo la cabeza|cabo|jefe de Julio, envuelta en plástico. Me mira con los ojos muy abiertos, como si todavía no entendiera nada.
Yo, su vecina, la del piso de debajo, no soy como su mujer.
Desgraciadamente para|por él hace diez días que borracho a medianoche se equivocó de piso y llamó a mi puerta.

SEGRE publica los relatos seleccionados en el quinto concurso de relatos breves del certamen literario El Segre de Negro, así como el finalista y el ganador, hasta el día 3 de junio. Las fotografías que ilustran los escritos proceden del concurso convocado por SEGRE a través de su Instagram @segrediari, con el hashtag #Instanegre, en qué se pedía fotografías de temática negra, criminal, detectivesca o de misterio. Tots los relatos a www.segre.com/segredenegre
Etiquetas
Comenta el contenido

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Descubrir
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre