Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

LA PECERA
  • JUAN CAL

La hora de firmar la paz

19/01/2017 a las 08:22
L’hora de firmar la pau

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© L’hora de firmar la pau

L’hora de firmar la pau

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© La hora de firmar la paz

L’hora de firmar la pau

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© L’hora de firmar la pau

L’hora de firmar la pau

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© La hora de firmar la paz

cualquier momento de una guerra es bueno para firmar un armisticio. A veces lo propone el bando que tiene ventaja y a veces el que va perdiendo, pero siempre es la forma de evitar derramamientos de sangre. Y me dirán, ¿estamos hablando de Siria? ¿A qué guerra nos referimos? Se trata por desgracia de una guerra sin sangre, pero no incruenta, por la posesión de las obras de arte del acervo común de las parroquias aragonesas que formaban parte del obispado de Lleida. Ya existe una sentencia judicial –discutible, opinable pero respetable– que pone a Lleida y a la Generalitat en posición de desventaja respecto de Aragón y los municipios demandantes. Parece, por tanto, que es oportunismo que sea el perdedor el que reclame la tregua. El ganador piensa que es su momento y no desea detenerse, prefiere seguir avanzando y alcanzar la victoria final. Es un argumento, muy propio de algunas de las personas que protagonizan la reclamación y que han puesto en este conflicto algo más que intereses jurídicos. De ahí que escoger el argumento bélico no sea inoportuno. Ahora que al frente del arzobispado de Barcelona hay un aragonés que conoce sobradamente el conflicto, alguien debería reclamar, implorar quizás, un poco de sentido común y de ánimo de concordia. La imagen de la policía entrando en un museo para llevarse obras que no han sido robadas, ni expoliadas, ni obtenidas por la fuerza es la que menos conviene para asegurar la tradicional buena relación entre las gentes que vivimos a ambos lados de esa frontera que alguien se empeña en exacerbar.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre