x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

LA PECERA
  • JUAN CAL

Los límites del odio

Actualizada 09/11/2018 a las 09:20
Els límits de l’odi

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Els límits de l'odi

SEGRE
La Peixera

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Juan Cal

Puede sonar a increíble pero es verdad: un personaje de ideas radicales y nostálgico del franquismo llevó su odio político al extremo, supuesto de momento, de buscar ayuda para acabar con la vida del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, porque éste pretendía sacar del Valle de los Caídos los restos del dictador Francisco Franco. Es un caso aislado, por suerte. Un caso de demencia o de ofuscación de la mente; quizás. Lo que sí es seguro es un caso de alguien que lleva al extremo el odio político que en los últimos meses, quizás años, se vienen sembrando desde ciertas formaciones políticas y que pueden quedar como meras anécdotas o caer en manos de alguien radical y sin escrúpulos y convertirse en la razón para un asesinato. Llevamos años, desde 2010 y la famosa sentencia del Estatut, tratando la realidad política española y catalana con la irresponsabilidad del pirómano que lanza cerillas encendidas dentro del bidón de la gasolina; como si nunca fuera a quemarse, con la íntima convicción de que es un juego y de que las palabras se las lleva el viento.

Pues no es verdad. Al contrario, las palabras pueden ser combustible para este incendio que ha estado a punto de estallar desde entonces. Las expresiones excesivas –el mismo miércoles en el Parlament de Catalunya– no contribuyen a pacificar y a tranquilizar el ambiente y una de las consecuencias más indeseables puede ser la aparición de incontrolados radicales que en nombre de esas ideas que tanto se defienden a gritos, acaben hiriendo a alguien. Por lo visto, las armas son fáciles de conseguir.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre