x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

LA PECERA
  • JUAN CAL

Lecciones británicas

Actualizada 04/10/2019 a las 09:35
La Peixera

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Juan Cal

Recomiendo leer con detenimiento la sentencia de la Corte Suprema de la Gran Bretaña sobre la prórroga del parlamento británico porque ofrece lecciones de gran valía para quienes discuten –algo que entre nosotros pasa con excesiva frecuencia– sobre legitimidades y derechos parlamentarios. En un país sin Constitución escrita ni Tribunal Constitucional, son las leyes aprobadas por el Parlamento las que fijan la constitucionalidad de los actos del Gobierno. Las leyes o la costumbre. Y a uno de esos argumentos tuvo que atenerse la Corte Suprema para decidir si era legal el consejo dado por Boris Johnson a la reina para que prorrogase el Parlamento. El largo escrito de la sentencia entra en el fondo de cuestiones de tanta importancia para la democracia como si un primer ministro puede forzar la ley hasta el punto de suprimir la oposición del parlamento gracias a una argucia legal. O si la libertad de opinión y de voto de un parlamento puede ser vulnerado por una decisión arbitraria. La democracia no solo son las leyes, sino también la forma en que estas han sido aplicadas a lo largo de los tiempos, de tal forma que nunca se vulnere aquello que forma parte de la esencia de la democracia: permitir el libre debate de las ideas, respetar el derecho de las minorías a opinar frente al poder y la obligación de este de atenerse no solo a la ley, sino también a la forma en que esta se ha aplicado a lo largo de los siglos. Esa es una lección para todos los demócratas.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre