Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

TRIBUNA
  • JOSÉ IGNACIO LLORENS
DIPUTADO DEL PP

Los auténticos enemigos de Catalunya

Actualizada 02/03/2017 a las 16:54
Els autèntics enemics de Catalunya

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Los auténticos enemigos de Catalunya

Sostiene el Astut Mas en sus numerosas declaraciones, conferencias y comparecencias, que el cerco judicial por la corrupción que también le llega a la antigua Convergència, que ha tenido que cambiar de nombre y tiene quince sedes embargadas, es debido al independentismo que ahora defiende.

Con solo retroceder un poco en el tiempo es fácil detectar que parece más bien lo contrario. La súbita conversión al separatismo de Convergència en el año 2012 coincide, precisamente, con las primeras intervenciones de la UDEF en Catalunya y con actuaciones judiciales y policiales que alcanzaron a partidos en el gobierno de España, o de Comunidades Autónomas como Andalucía, Madrid o Valencia. A nadie se le ocurrió afirmar entonces que dichas actuaciones fuesen un ataque al PP o al PSOE. Ni mucho menos asimilar la actuación de la Justicia con un ataque a España o a Andalucía, Valencia o Madrid como sin rubor alguno lo hacen en sus apocalípticas reacciones Mas y sus acólitos.

Cabría decir que otros partidos que también defienden la independencia de Catalunya como ERC no son objeto de investigación judicial por la corrupción del 3%. En cuyo nombre, en el del pueblo catalán, todos los que participan en el proceso soberanista están construyendo un relato basado en todo tipo de retóricas equívocas, mentiras y falsedades. La primera de ellas, cuando el soberanismo se otorga una representatividad del pueblo catalán del que excluye a más de la mitad de los ciudadanos y, la segunda, cuando el Govern, que surge como consecuencia del Estado de Derecho y de la Constitución y que es el representante del Estado en Catalunya, incumple leyes y sentencias.

Al edificio soberanista se le caen los andamios no solo porque parece imposible ya sostener que España nos roba cuando Catalunya percibe la mayor partida del FLA, más de 60.000 millones en cuatro años para sostener los servicios públicos y el pago a proveedores, sino también porque no se puede concitar el apoyo internacional a un referéndum que en realidad es una autodeterminación que la ONU y el Derecho Internacional solo contemplan para casos de violación de los derechos humanos y colonización, que son, precisamente, los que vulnera aquí la Generalitat con sus listas negras y su obscena colonización ideológica en todos los ámbitos.

La contumacia con la que defiende el soberanismo que una Catalunya independiente seguiría en la UE cuando el Tratado Fundacional dice lo contrario y todos los dirigentes europeos se han hartado de explicar que la segregación de un territorio parte de un Estado Miembro de la UE comporta la salida automática de ese territorio del Club de los 27 es una prueba más de la falta de respeto a la inteligencia de los catalanes de la que hacen gala los independentistas. Un independentismo al que apoya Bildu, que aquí está a las órdenes de la CUP y que fuera de España solo recibe los parabienes y el aliento venenoso de los neofascistas italianos de la Liga Norte.

Los verdaderos enemigos de Catalunya son los que la han convertido en la campeona del bono basura y, por eso, han conseguido que la Generalitat no pueda financiarse en los mercados internacionales. Son los que no informan de las desastrosas consecuencias que tendría una eventual ruptura y ocultan que nos quedaríamos sin PAC, que los productos catalanes deberían pagar aranceles para venderse en el resto de España –nuestro principal cliente– y de la UE y que en una Catalunya independiente no habría ni cotizantes ni recursos suficientes para pagar las pensiones de los jubilados. Son, también, los que tanto reclaman diálogo y solo quieren hablar de ruptura, porque su objetivo es el choque de trenes.

Los auténticos enemigos de Catalunya son los que incitan a la desobediencia y al desorden y son capaces de poner en riesgo nuestra seguridad ante la amenaza yihadista cuando exigen la retirada de nuestro Ejército. Son los que tanto critican los muros de Trump mientras aquí quieren imponer fronteras nuevas con el resto de España, con la UE y con el mundo.

Son los mismos que, de momento, ya han conseguido una inocultable fractura de la sociedad catalana. Todo para conseguir en una Catalunya independiente la impunidad garantizada con la lista de jueces afines. Para seguir con el 3%.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre