x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

TRIBUNA
  • JOSE IGNACIO LLORENS
DIPUTADO DEL PP

El Congreso del Partido Popular

Actualizada 19/07/2018 a las 10:38
El Congrés del Partit Popular

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El Congrés del Partit Popular

SEGRE

Una persona muy relevante de la sociedad leridana dice que yo soy muy de Lleida y muy del PP. Y es cierto. En mis 32 años de actividad política y ocho legislaturas he procurado compaginar la defensa de Lleida con los principios y valores que representa el Partido Popular.

A los leridanos que me han otorgado reiteradamente su confianza y a mi Partido, que generosamente me ha brindado la oportunidad de hacerlo, no tengo más que motivos de agradecimiento. Y también a los que, sin votarme, me han mostrado en general un respeto que valoro y reconozco. Después de tantos años, el lector puede entender que reivindique la política como la fórmula de ejercer la democracia y que me sienta especialmente concernido por el Congreso del Partido Popular de este fin de semana provocado por una antidemocrática emboscada parlamentaria que ha desalojado del Gobierno de España al partido más votado por los españoles para sustituirlo por otro que, con tan solo 84 diputados, quiere gobernar España con el apoyo de los que quieren romperla.

Nadie puede negar que, para conseguir ese consenso limitado al No a Rajoy y al PP, se han tenido que abonar unos precios que no será posible ni ocultar ni pagar. Esta misma semana sin ir más lejos, el fallido asalto a TVE perpetrado por Podemos, socialistas y separatistas, revela la enorme fragilidad de un Gobierno hipotecado al que le espera una vida efímera, porque gobernar con tantos socios es imposible, aunque a veces el objetivo compartido sea el mismo: tapar desde la televisión todo lo que queda por ver. Y lo que queda por ver, ya se está viendo; ataques a la religión y a la libertad de enseñanza; barra libre para el gasto y el déficit, por tantos impuestos al alza; disparates como sentenciar el diésel, papeles para todos y utilización del pasado para fracturar el presente con una Memoria Histórica sectaria que ni alcanza los desmanes que también se cometieron en zona republicana ni recordará el asesinato hace 82 años del entonces líder de la oposición Calvo Sotelo, ejecutado en 1936 por la Policía de un Gobierno socialista y republicano. Son todas ellas actitudes que suscitan un gran desasosiego.

Con ser graves estas cuestiones que ya empezaron a reaparecer con Zapatero, lo fundamental es esa Nueva Política que se atisba en esta Alianza Parlamentaria entre socialistas, Podemos y separatistas que apunta como objetivo liquidar la Transición y la Monarquía. Ya se detecta como el separatismo quiere construir un perímetro que aísle al Rey similar a ese cordón sanitario que en su día aislaba al Partido Popular y ya vemos también como el campeón del diálogo y la distensión, a pesar de sus buenos pero ingenuos deseos que ojalá fructificaran, es correspondido por el antes Le Pen ahora President Torra. Son las facturas que se empezaron a pagar el día que Sánchez, para llegar a la Moncloa, rompió el bloque constitucional.

En esta situación pues, el Partido Popular afronta un Congreso decisivo en unas circunstancias excepcionales. España vive una encrucijada histórica. La Constitución, la Monarquía Parlamentaria, la Unidad de España y el Espíritu de la Transición que permitió la reconciliación de todos los españoles y el marco de convivencia que nos hemos dado; están asediados. La sociedad española espera que, como en otras ocasiones, el Partido Popular asuma sus responsabilidades y comparezca para representar un espacio parcialmente abandonado por quienes han sido también los causantes de la irresponsable inestabilidad actual.

Sería deseable que se presentase una sola candidatura al Congreso del Partido Popular porque es lo que prefiere la mayoría de militantes y votantes. Y no debería ser imposible porque no existen diferencias insalvables entre los dos candidatos; ambos, Pablo y Soraya o Soraya y Pablo con sus virtudes y defectos, son valiosos. Por otra parte, las Primarias; como se ha visto en el PSOE, que eligió a Borrell en el 98 y lo defenestró poco después o a Zapatero, que por solo nueve votos ganó al más solvente Bono; no son siempre la mejor solución. En cualquier caso, el Partido Popular es el partido de Goyo Ordóñez, de los Presidentes Aznar y Rajoy elegidos democráticamente por los españoles para corregir los errores de sus predecesores y es el Partido que fundó Don Manuel Fraga, que no dejó pueblo sin visitar ni persona sin escuchar. El Partido Popular es un gran Partido que debe salir más fortalecido que nunca de este decisivo Congreso y agrupar fuerzas en torno a quien haya sido elegido. Éste es el servicio que nos demanda la sociedad española. Ningún interés personal ni político debe prevalecer sobre la legítima decisión de los compromisarios que tenemos la responsabilidad de elegir la mejor opción para nuestro partido y el interés general de España.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre