x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

VENT DE PONENT
  • JORGE SOLER

Apretad

Actualizada 16/01/2021 a las 10:16
Pressioneu

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Apretad

SEGRE
Jorge Soler.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Jorge Soler.

SEGRE

Llegó el día en el que el president les dijo a sus acólitos seguidores aquello de “apretad, apretad, hacéis bien en apretar”. Y ellos obedecieron y apretaron. Centenares de ellos se agolparon ante la línea de antidisturbios. Coreaban convencidamente que las calles siempre serían suyas. Hacía días que las redes sociales estaban agitadas y había muchos de ellos que, en la oscuridad de su anonimato, llamaban a ocupar el Parlamento. Es lo que tiene arengar al populismo. Aquellos, obedeciendo a su gurú, escuchando en bucle las voces que ordenan a obedecer el supuesto mandato popular, con ese mensaje que oculta y procura silenciar a una mayoría de catalanes, volvieron a salir a la calle. Allí, frente a los antidisturbios que protegían el recinto, la tensión se podía cortar. Al otro lado, las instrucciones llegaban confusas. Las dudas sobre la cantidad de efectivos necesarios para poder parar aquello eran constantes. Hasta que se disiparon y se hizo evidente que eran a todas luces insuficientes. Cayó el primer antidisturbios al suelo y la primera línea policial se rompió. Los exaltados pasaron por encima del primer policía y la gente echó a correr hasta alcanzar la segunda línea. Allí, vallas entrecruzadas y encadenadas entre sí intentaban contener que los manifestantes se acercaran a la puerta del Parlamento. Pero también fue insuficiente. Al otro lado de la puerta, varios policías equipados con cascos aguardaban pacientes por si era derribada o por si les ordenaban salir emulando un encierro de morlacos. Todo el mundo miraba, vaya si miraba, con desagrado y vergüenza. Pero muchos fueron los que lo toleraron. Es lo que tiene el populismo, la equidistancia o el miedo. Son escenas todas ellas que en Cataluña hemos visto repetidamente para la vergüenza de muchos y la indiferencia de tantos otros. Efectivamente, el asalto al Capitolio tiene matices distintos; quizá el más destacable es que la gente hablaba en inglés. Porque buscar y justificar diferencias a un asalto a la gran institución democrática es siempre una vergüenza. Sin matices. Sea en Barcelona, Washington, Berlín o en tantos otros. Es inadmisible aceptar las actitudes totalitarias, porque si algún día consiguieran doblegar a la democracia, ya saben qué sucedería a continuación.

Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre