Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

SOBERANISMO TRIBUNALES

Mas se declara ante el juez responsable del 9-N arropado por una multitud

  • REDACCIÓN
Actualizada 07/02/2017 a las 08:39
Niega en el TSJC haber desobedecido al Constitucional al mantener la consulta

Mas se declara ante el juez responsable del 9-N arropado por una multitud

Mas se declara ante el juez responsable del 9-N arropado por una multitud

LLEIDA TV
Milers de persones van acompanyar els tres encausats pel 9-N, molts enarborant estelades.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Miles de personas arroparon a los tres encausados por el 9-N, muchos enarbolando esteladas.

Milers de persones van acompanyar els tres encausats pel 9-N, molts enarborant estelades.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Miles de personas arroparon a los tres encausados por el 9-N, muchos enarbolando esteladas.

Manitesación por el juicio del 9-N 27

Manitesación por el juicio del 9-N

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

©Miles de personas se concentran ante el TSJC en apoyo a Ortega, Rigau y Mas.

Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau se sentaron ayer en el banco de los acusados por el proceso participativo del 9N. Arropados por cuarenta mil personas venidas de toda Catalunya, Mas se declaró en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya responsable político “de todo” el 9-N, pero negó haber desobedecido al Constitucional.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas se declaró ayer único responsable político “de todo” el 9-N, pero negó que desobedeciera al Tribunal Constitucional al mantener la consulta independentista, alegando que el alto tribunal nunca le advirtió de las consecuencias de desoírle. Mas y las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau declararon ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, en la primera jornada del juicio por desobediencia grave y prevaricación al mantener la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014, pese a haber sido suspendida cinco días antes por el TC. Cuarenta mil personas procedentes de toda Catalunya, convocados por entidades soberanistas, mostraron su apoyo a los encausados arropándoles desde el Palau de la Generalitat hasta las puertas del Palau de Justicia. Este baño de masas provocó un retraso en el inicio del juicio.

Ya ante el tribunal, Mas fue el primero en declarar y solo respondió a las preguntas de su abogado, Xavier Melero (ver desglose). Reconoció ser “responsable de todo” el 9-N, incluidas las “directrices” que siguieron las dos exconselleras encausadas, pero defendió que la consulta no fue un “capricho individual”, sino que obedecía a un “mandato democrático del Parlament”. Negó cualquier “ánimo de desobedecer” al Constitucional y recordó que el alto tribunal no emitió ninguna “advertencia expresa” que avisara al Govern de las responsabilidades penales en que podría incurrir en caso de desoír su suspensión. Asimismo, dejó claro que “se cambió el formato” de la consulta tras la primera suspensión del TC y se transformó en un proceso participativo “con el apoyo del Govern pero ejecutado por voluntarios”. Mas añadió que desde un principio se dijo que la consulta no sería vinculante ni tendría consecuencias

 


El expresident, Ortega y Rigau defienden que el proceso participativo fue ejecutado por voluntarios

 

barcelona

La vista empezó a las 9.50 horas, cincuenta minutos más tarde de lo previsto por el baño de masas de los encausados, hecho que provocó que el presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, convocara a fiscales y letrados a la sala para pedirles explicaciones por la demora. Y la declaración de Artur Mas, el primer presidente de la Generalitat moderna juzgado, tampoco estuvo exenta de tensión con el magistrado. Mas se negó a responder a las preguntas de la Fiscalía y de la acusación popular, ejercida por dos sindicatos policiales y por Manos Limpias. Solo respondió a las preguntas de su abogado, y lo hizo con largas explicaciones, lo que le valió una reprimenda de Barrientos, que le pidió que dejara de hacerse preguntas y se limitase a contestar. Le espetó también que “usted viene como acusado, no como presidente”.

Por el proceso participativo del 9-N, Mas se enfrenta a una posible pena de diez años de inhabilitación que amenaza con dificultar su posible regreso como candidato del PDeCat, tras la renuncia a serlo del actual presidente, Carles Puigdemont. Ortega y Rigau, por su parte, podrían ser inhabilitadas durante nueve años.

Etiquetas

¡Únete a la comunidad SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre