Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

PANORAMA

Fin a seis décadas de terror

  • REDACCIÓN
09/04/2017 a las 05:09
Enterrament a Lleida de Jesús María Freixes, assassinat per ETA el 1986.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Entierro en Lleida de Jesús María Freixes, asesinado por ETA en 1986.

LLEONARD DELSHAMS
Enterrament a Lleida de Jesús María Freixes, assassinat per ETA el 1986.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Entierro en Lleida de Jesús María Freixes, asesinado por ETA en 1986.

LLEONARD DELSHAMS

ETA es una de las más antiguas organizaciones terroristas del mundo. Fue creada en 1958, durante la dictadura franquista, aunque la mayoría de sus víctimas fueron asesinadas en la democracia. Su primera víctima mortal fue la bebé María Begoña Urroz Ibarrola en una explosión en San Sebastián, aunque la banda terrorista nunca reconoció este atentado. La primera muerte asumida por ETA fue la del guardia civil José Pardines Arcayen en 1968 en Villabona. A lo largo de su existencia, ha asesinado a casi 850 personas. A los fallecidos, se suma casi un centenar de personas secuestradas y más de 20.000 víctimas directas en atentados, entre heridos y damnificados. Además, durante sus casi 60 años de existencia, también recurrió a las amenazas y a extorsión, sobre todo a empresarios, a quienes exigió el ‘impuesto revolucionario’, su gran fuente de financiación junto con los secuestros.

El 20 de diciembre de 1973, la banda protagonizó el golpe más importante que asestó al régimen franquista, con el atentado en el que murió el almirante Carrero Blanco y en septiembre siguiente llevó a cabo el primero de los atentados masivos, en Madrid, con 12 guardias civiles muertos y otras 80 personas heridas. El 15 de octubre de 1977 se decretó una amnistía que afectó a los presos etarras encarcelados durante la dictadura franquista.


En 1986, el leridano Jesús María Freixes murió en un atentado perpetrado en Madrid

La banda repitió masacres durante las décadas siguientes, como la del 14 de julio de 1986 en la madrileña plaza República Dominicana, en la que murieron 12 guardias civiles, entre ellos el leridano Jesús María Freixes Montes, y otras 32 personas resultaron heridas.

Un año después, en junio, Catalunya era golpeada por el terror etarra. Una bomba en el parking de Hipercor acabó con la vida de 21 personas y causó heridas a otras 45. En diciembre, provocó otra masacre en la casa cuartel de Zaragoza, con 11 muertos y 40 heridos.

En 1989, el Gobierno de Felipe González ensayó la primera de las negociaciones con la banda, la de Argel, con tregua incluida y que fracasó, como las posteriores llevadas a cabo por otros ejecutivos. Todos los gobiernos, tanto socialistas como populares, mantuvieron contactos con la banda que no llegaron a ningún puerto.

En marzo de 1992, la banda vio caer a su cúpula en Bidart con los históricos “Txelis”, “Baldo”, “Paquito” y “Fiti”. Fue el golpe más duro para la organización, que creó un sistema de “ascensos automáticos” en casos de descabezamientos de la organización similares, como los que se fueron produciendo posteriormente.

ETA protagonizó secuestros no solo de empresarios. La liberación por la Policía del funcionario de prisiones José Ortega Lara tras 532 días de cautiverio fue “respondido” por la organización terrorista con el secuestro del edil del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco, al que asesinó a las 48 horas de dos tiros en la nuca. Militares, agentes de seguridad, políticos, jueces, fiscales, periodistas o ciudadanos anónimos se encuentran en la lista de víctimas.

La historia de ETA cuenta con varias treguas rotas, la última coincidiendo con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que acabó con un atentado en el aparcamiento de la T4 de Barajas en el que fallecieron dos inmigrantes ecuatorianos.

Operaciones policiales fueron debilitando a la organización, mientras desde el plano judicial se actuaba contra su entorno político. ETA declaró “el cese definitivo de su actividad armada” el 11 de octubre de 2011. El pasado 8 de abril anunciaba su desarme unilateral completo escenificado ayer.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre