Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

EN PRIMERA PERSONA

Gracias, Helena, gracias, mossa d'esquadra rubia de los labios carnosos

  • ANNA MARIA MARTÍ
Actualizada 21/08/2017 a las 07:23
Periodista
El jueves pasado mi hija Estel @estelguardiamarti y su amiga Blanca @blancacastan estaban en la rambla de Cambrils. Entre golpes, gritos, chillidos y disparos, ellas atinaron en correr hacia la playa y de allí hacia el agua y de allí a la plataforma de flotadores que hay delante del pino redondo. Era negra noche. Cesaron los disparos, pero no los gritos.

Volvieron a la arena, una hora larga después... ¡Manos arriba! ¡manos en la cabeza! Varios policías las identificaban, pero una mossa d'esquadra rubia con los labios carnosos encontró las palabras y el gesto, las abrazó y las cubrió con una manta térmica... Entre lágrimas y mocos y desconcierto, otra mujer, Helena, abrió las puertas de su casa y allí llegó la calma también para mí, para nosotros.

Una calma y una paz que nunca podremos agradecer hagamos lo que hagamos. Los gestos provocan los auténticos movimientos en esta sociedad nuestra que nos engaña porque nos conviene dejarnos engañar, no seamos hipócritas, caray...

Ahora, en frío, cuando el pasmo todavía nos estremece la piel, cuando he leído las animaladas escritas por los unos y por los otros me reafirmo en un taco largo que no reproduciré, pero por encima de todo quiero que el mundo sepa que Helena y la mossa rubia de los labios carnosos son lo que nos tendría que hacer reaccionar para intentar construir alguna cosa real que nos haga, a todos, más personas y menos bestias...

Ahora, en frío, y siguiendo el símil, envío toda la fuerza posible a toda la gente que, en las Ramblas de Barcelona, también corrió “buscando la protección del mar” y a todo el mundo que abrió su casa y a todo el mundo que ayudó fuera o no fuera su trabajo y obligación.

Y lo pienso publicar aquí, allí y más allá usando las mismas redes sociales que aquella noche, me dieron el pasmo mayor, también las decepciones más irreparables, pero también la sencilla información que me hacía falta hasta recibir la llamada “mama, todo bien, estamos en casa de Helena”.

¡Gracias, Helena, gracias, mossa rubia de los labios carnosos, gracias infinitas! #itantquetincporperòqueelsbombin

Comentarios

Comenta el contenido

4

¡Únete a la comunidad SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre