Català
Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

ESNOTICIA

El referéndum, en marcha

Actualizada 07/09/2017 a las 11:13
El Parlament aprueba la ley del 1-O con los votos de JxSí y la CUP, la abstención de una fracturada Sí Que Es Pot y el plante de Cs, PSC y PP || Tras doce horas de un debate cargado de polémica
El president, Carles Puigdemont, firma la convocatòria del referèndum al costat del vicepresident, Oriol Junqueras.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El President, Carles Puigdemont, firma la convocatoria del referéndum junto al vicepresident, Oriol Junqueras.

EFE

El referéndum del 1 de octubre cuenta ya con la ley para tirarlo adelante después de una sesión del Parlament que necesitó de doce horas y que acabó con el respaldo de los 72 diputados de JxSí, la CUP y Germà Gordó, la abstención de una fracturada Sí Que Es Pot y el plante de Cs, PSC y PP. El Govern en pleno firmó anoche la convocatoria a las urnas.

El Govern en bloque firmó anoche la convocatoria del referéndum del 1 de octubre después de que en una maratoniana sesión el Parlament aprobara la ley que servirá de base para poner las urnas. Entre otros puntos, la ley defiende el derecho de autodeterminación o que podrán votar los catalanes mayores de 18 años y aquellos que se encuentren en el extranjero y estén inscritas en los registros de la Generalitat. El resultado será vinculante, sin necesidad de una participación mínima, y si gana el sí el Parlament proclamará la independencia dos días después de hacerse oficial el resultado. Si gana el no, el President, Carles Puigdemont, convocará elecciones.

La aprobación de la ley, sin embargo, llegó después de doce horas de sesión, con múltiples suspensiones para proceder a reuniones de la Mesa de la Cámara, todo ello por tediosas razones formales. Los dos bloques de la Cámara, independentistas y constitucionalistas, utilizaron el reglamento para intentar acelerar o frenar la aprobación de la ley y con la presidenta Carme Forcadell y la oposición protagonizando múltiples choques. El secretario del Parlament no firmó la publicación en el diario de la Cámara del proyecto de ley y, como era de esperar, los letrados del hemiciclo alertaron que el texto desafía las decisiones del Tribunal Constitucional. El Consell de Garanties, al que recurrieron Cs y PSC, criticó el procedimiento exprés.

 

El President defiende “nadie tiene la autoridad de incautarnos el derecho a decidir”
La vicepresidenta acusa a Forcadell de la “muerte de la democracia” en la Cámara catalana

 

Al final la ley fue aprobada por 72 votos de Junts pel Sí, la CUP y Germà Gordó. Catalunya Sí Que Es Pot se abstuvo en una jornada en la que quedó patente la fractura que existe en el seno de sus once diputados. Los 52 representantes Cs, PSC y PP plantaron la votación. Los populares, antes de salir del hemiciclo colocaron en sus escaños senyeres y banderas españolas. En ese momento llegó una de las imágenes del día: la diputada de Podem Àngels Martínez quitó las españolas y se llevó la reprimenda de Forcadell.

El Parlament, ya al filo de la medianoche, votaba una nueva alteración del orden del día del Pleno. Esta vez el objetivo era poder modificar el reglamento de la Cámara y facilitar así la elección de la Sindicatura Electoral. Todo ello envuelto en una nueva polémica entre los dos bloques del hemiciclo, esta vez sobre si chocaba o no con el Estatut de Catalunya y si era necesaria una mayoría cualificada por encima de los 72 votos a favor de la independencia. En el receso de una hora para presentar candidatos (finalmente fueron Jordi Matas, Marc Marsal, Tania Verge, Josep Pagès y Marta Alsina), el President Carles Puigdemont compareció junto a todo el Executiu para destacar que “ahora es el momento de la ciudadanía”. En el Auditori del Parlament dijo que “no nos dejaremos desahuciar de la democracia”, “nadie tiene la autoridad de incautarnos el derecho a decidir”, defendió antes de recibir un cerrado aplauso de los asistentes.

madrid

La respuesta de Gobierno de Mariano Rajoy a las decisiones de ayer del Parlament vuelve a centrarse en la vía judicial. Reclama la actuación del Tribunal Constitucional para anular la ley del Referéndum, además de pedir que se actúe por la vía penal contra Carme Forcadell y los miembros de la Mesa de la Cámara que permitieron la admisión a trámite de la que será la base normativa del 1-O. Todo ello se hacía público horas después de conocerse que la presidenta del Parlament había pedido la recusación de los magistrados del TC, de forma preventiva, al considerar que no son imparciales. El anuncio de las decisiones del Ejecutivo central llegaron por boca de la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, en una durísima intervención ante la prensa en la que, entre otras cosas, llegó a decir: “Lo que no sabe Forcadell es qué es una democracia y lo que demuestra es que bajo su mandato” en el Parlament “ha muerto la democracia”.

Anoche, Rajoy ya pidió el informe del Consejo de Estado para llevar la ley al TC, mientras se mantenía en contacto directo con el rey y se anunciaban sendas reuniones hoy jueves con los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y de Ciudadanos, Albert Rivera, para dar una imagen de unidad frente al calificado como reto independentista. El número dos del PSOE, José Luis Ábalos, calificó de “máscarada” y de “espectáculo lamentable propio de otras latitudes” lo vivido ayer en el Parlament. Rivera no se quedó atrás al acusar a Junts pel Sí y la CUP de dar un “golpe a la democracia”.

Etiquetas

Uneix-te a la comunitat SEGRE!


Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre