Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

LLEIDAPARTICIPACIÓNCATALUNYACOMARCAS

Cs gana y Puigdemont triunfa

Actualizada 22/12/2017 a las 10:52
La candidatura de Jorge Soler gana en la capital y el PSC queda en cuarto lugar
El col·legi electoral situat a l'escola Riu Segre de Lleida, amb cues a primera hora del matí.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© El col·legi electoral situat a l'escola Riu Segre de Lleida, amb cues a primera hora del matí.

Lleonard Delshams

En política unos sacuden el árbol mientras otros recogen los frutos y ayer Rajoy y sus candidatos se llevaron todas las críticas del 155, mientras Inés Arrimadas llenaba su cesto de urnas con una victoria en votos y escaños, fraguada en Barcelona y Tarragona a remolque de de una participación récord. La victoria puede dar alas a Ciudadanos en su batalla española, pero de poco le servirá en el Parlament de Catalunya porque el bloque independentista mantiene su mayoría con 70 escaños, dos menos de los que tenía antes del 155, e impedirá la investidura de Arrimadas. Porque la líder naranja ha sido la más votada, pero Carles Puigdemont es el triunfador de la jornada, primero porque ha revalidado la mayoría del bloque independentista, éxito meritorio teniendo en cuenta que han hecho campaña desde Bruselas o desde la prisión, y en segundo lugar porque ha sido el más votado entre las formaciones soberanistas superando a las encuestas y al favoritismo de Esquerra y despejando también la polémica generada en campaña sobre quién debía asumir el liderazgo del independentismo. Puigdemont y su candidatura transversal han sabido superar el lastre de la antigua CDC y su exilio de Bruselas con una presencia permanente en los actos, a diferencia de lo sucedido con ERC, donde Oriol Junqueras no ha podido participar y su candidatura se ha resentido de falta de liderazgo y no ha podido confirmar las expectativas. Lo significativo es que se mantienen los bloques que ya quedaron perfilados hace dos años con una extraordinaria fidelidad: en 2015 Junts pel Sí y la CUP sumaban el 47,8 por ciento de los votos y ayer, con más participación, Junts per Catalunya, ERC y la CUP sumaban dos décimas menos, un 47,5. Un respaldo que da para gobernar pero que vuelve a parecer, como en el 27-S, insuficiente para retos unilaterales, aunque puede abrirse a mayorías partidarias del referéndum como ya insinuó Puigdemont en sus primeras valoraciones anoche y que también obliga a preguntarse para qué ha servido el artículo 155. Y la respuesta obligada es que ha propiciado la gran derrota de Mariano Rajoy y sus candidatos que cosechan los peores resultados de su historia en Catalunya, perdiendo 167.000 votos y cuatro puntos hasta quedarse con tres escaños, el último grupo del Parlament.No les han votado ni los suyos que han preferido decantarse por Ciudadanos. Tampoco los socialistas han confirmado sus expectativas de mejora y deben conformarse con ganar solo un diputado y peor les ha ido a los comunes, víctimas de la polarización de la campaña, que pierden tres escaños y no podrán jugar su anunciado papel de bisagra, y a la CUP que pierde seis escaños aunque celebraba la victoria del bloque independentista. Por lo que respecta a Lleida, Junts per Catalunya se ha convertido en la fuerza más votada, superando a ERC , imponiéndose en todas las comarcas menos Aran y Alta Ribagorça y convirtiendo la circunscripción en la más independentista con 11 escaños sobre los 15 en juego. Se quedan fuera el PP y la CUP, mientras que los socialistas revalidan su escaño y Ciudadanos consigue el tercero y también se convierte en el partido más votado en Lleida ciudad, seguido por Junts per Catalunya y ERC, con los socialistas en cuarto lugar.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre