x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

POLÍTICA

Cunillera: "se ha acabado el momento de la confrontación"

Actualizada 16/07/2018 a las 11:03
Apuesta por un escenario en el que, sin renunciar a lo que cada uno piensa, "todos quepamos"
Cunillera: "s'ha acabat el moment de la confrontació"

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© La nova delegada del Govern a Catalunya, Teresa Cunillera.

EFE/Archivo

La Delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, considera que en Catalunya "se ha acabado el momento de la confrontación" y ha apelado a la responsabilidad de todos los políticos para entender que este es el mensaje que les está trasladando la propia sociedad.

En una entrevista en el programa Converses de COPE-Catalunya, Cunillera ha asegurado que pondrá todas sus capacidades en el propósito de favorecer y fomentar un nuevo escenario de diálogo en Catalunya y ha destacado que ya hay elementos tangibles que van en esta dirección.

En este sentido, ha puesto en valor el hecho de que esta semana se hayan reunido los presidentes del Gobierno y de la Generalitat, que se haya celebrado una reunión de los vicepresidentes de ambos ejecutivos y que se haya reactivado la comisión bilateral Generalitat-Estado, lo que no se producía desde 2011.

"Se ha acabado el momento de la confrontación", ha subrayado la Delegada del Gobierno, quien ha añadido que todos estos elementos enumerados "no casan con una situación de confrontación".

"Hay que establecer un ámbito de diálogo y de puentes para que sea posible la convivencia entre los dos gobiernos y entre la ciudadanía", ha afirmado Cunillera, que apuesta por un escenario en el que, sin renunciar a lo que cada uno piensa, "todos quepamos".

Asimismo, ha destacado que "quien se sitúe en la radicalidad no estará atendiendo a lo que la sociedad demanda", y ha argumentado que encuestas recientes apuntan a un deseo de distensión en la sociedad catalana, del que los políticos deberían tomar nota.

Cunillera ha valorado la reciente buena colaboración entre las administraciones -Estado, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona- en la organización para la acogida de los inmigrantes rescatados por la entidad Open Arms, lo que valora como una buena base de partida para una nueva etapa.

Asimismo se ha mostrado partidaria de que en el acto de homenaje a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils previsto para el próximo agosto "cuantos más seamos más fuertes seremos".

"Lo mejor que podría pasar es que estuviéramos todos, desde el Jefe del Estado hasta el último ciudadano", ha opinado la Delegada del Gobierno sobre cómo debería celebrarse este acto conmemorativo, en el que la Generalitat no invitará al rey Felipe VI, mientras que el Ayuntamiento ha avanzado que "no se va a excluir a nadie".

Respecto a la posibilidad de que regresen sedes sociales de empresas que se marcharon de Catalunya ha afirmado que será un proceso que requerirá tiempo, ya que lo primero que toca es hacer un análisis correcto sobre por qué se produjo este fenómeno.

La Delegada del Gobierno, que se ha mostrado partidaria de abrir espacios de diálogo y que el recurso a los tribunales "debe ser la última de las soluciones" ha avanzado que estará presente en los actos institucionales que organice la Generalitat durante la Diada del próximo 11 de septiembre.

Asimismo ha afirmado que el 40 aniversario de la Constitución que tendrá lugar el próximo 6 de diciembre será una buena oportunidad para reflexionar sobre el papel que ha tenido en la vida política española en estos años, ha recordado que en Catalunya tuvo un apoyo del 90% y ha añadido que "me gustaría que los que opinan tanto sobre la Constitución se la leyeran más".

Etiquetas
Descubrir
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre