x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

SUCESOS INFANCIA

El bebé ingresado por una paliza de su padre ya había pasado por otros cuatro hospitales

Actualizada 14/01/2019 a las 09:14
Una enfermera del hospital de Calella avisó al ayuntamiento de Pineda, donde reside la familia, de irregularidades pero no se intervino || El consistorio se personará como acusación particular
Vista general de la façana principal de l’Hospital Vall d’Hebron de Barcelona

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Vista general de la façana principal de l'Hospital Vall d'Hebron de Barcelona

EFE

El bebé ingresado en estado muy grave en la UCI del Hospital Vall d’Hebron tras ser apalizado por su padre, según él mismo confesó, había pasado por cuatro hospitales sin que se detectara o se actuara ante los signos de maltrato. La madre del bebé de dos meses explicó en una entrevista a Antena 3 que “el día 8 lo llevamos al pediatra después de llevarlo a cuatro hospitales distintos en los que todo eran cólicos de lactante”. Tras la visita al pediatra regresaron al domicilio y el bebé comenzó a convulsionar y “lo llevamos al Hospital de Calella, que lo derivó a Vall d’Hebron”, dijo la madre, que se encuentra en libertad sin medidas cautelares.

Tras varias pruebas, los médicos detectaron en el bebé varias hemorragias, “desprendimiento de retina y desprendimiento de cerebro”, así como varias costillas fracturadas, de lesiones anteriores. El bebé está en coma inducido, muy grave, “y no sé si va a sobrevivir”, admitió la progenitora. Según avanzó ayer TV3, en una de las visitas al hospital de Calella una enfermera detectó posibles irregularidades en el trato al menor e informó al ayuntamiento de Pineda de Mar, que abrió un expediente, al parecer, por la situación de riesgo social de la familia. Según la madre, “nunca” detectó los malos tratos, ni ella había recibido ninguno. Y atribuyó la paliza al “estrés” por los llantos del recién nacido.

 

La madre atribuye el malatrato por parte del progenitor al “estrés” por los lloros del pequeño
El bebé sufre un desprendimiento de retina que podría causarle la pérdida de visión

 

En esta tesitura, el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, señaló ayer que se debe determinar “si puede haber signos previos no detectados adecuadamente” y recordó que en marzo de 2016, por la muerte de un bebé, ya pidió medidas específicas para la protección de los bebés en situación de riesgo.

Reclamó más recursos de apoyo familiar de acompañamiento a la parentalidad, mejora de la coordinación de los servicios, mejora de la formación especializada sobre las situaciones de maltrato y de desprotección infantil en los equipos y profesionales de los servicios de atención social primaria y otros programas de apoyo familiar.

El Síndic abrió el sábado una actuación de oficio tras tener conocimiento del caso, por lo que se dirigirá a la administración municipal, a la dirección general de atención a la infancia y la adolescencia y a la conselleria de Salud para conocer la intervención de las diferentes administraciones implicadas en la prevención de este posible caso de maltrato infantil y valorar el funcionamiento de los protocolos de coordinación existentes.

El alcalde de Pineda de Mar (Barcelona), Xavier Amor, anunció que el ayuntamiento se personará como acusación particular en el caso del bebé, que permanece desde el cinco de enero en la UCI del Hospital Vall d’Hebron.

Cabe recordar que el Juzgado de Instrucción de Arenys de Mar (Barcelona) acordó el sábado libertad provisional para el padre del bebé, detenido el jueves por presuntamente agredir a su hijo y le prohibió aproximarse al menor a menos de 500 metros. El bebé se encuentra monotorizado, sedado y conectado a un respirador, y además de fracturas y hematomas sufre desprendimiento de retina debido a los golpes, por el que se teme que pueda perder la visión más todas las secuelas que le puedan ocasionar el maltrato recibido. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), el juez también decretó medidas cautelares de comparecencia semanal en el juzgado, retirada de pasaporte y prohibición de salida del territorio español.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre