x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

ESNOTICIA

El soberanismo inunda las calles de Catalunya y desborda El Prat

Actualizada 15/10/2019 a las 09:55
Más de un centenar de vuelos cancelados || Miles de personas protestan por la condena a los líderes independentistas
Milers de persones s’amunteguen davant de l’aeroport del Prat després que la plataforma Tsunami Democràtic cridés a paralitzar l’activitat de l’aeroport.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Milers de persones s'amunteguen davant de l'aeroport del Prat després que la plataforma Tsunami Democràtic cridés a paralitzar l'activitat de l'aeroport.

EFE
Milers de persones s’amunteguen davant de l’aeroport del Prat després que la plataforma Tsunami Democràtic cridés a paralitzar l’activitat de l’aeroport.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Milers de persones s'amunteguen davant de l'aeroport del Prat després que la plataforma Tsunami Democràtic cridés a paralitzar l'activitat de l'aeroport.

EFE
Milers de persones s’amunteguen davant de l’aeroport del Prat després que la plataforma Tsunami Democràtic cridés a paralitzar l’activitat de l’aeroport.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Milers de persones s'amunteguen davant de l'aeroport del Prat després que la plataforma Tsunami Democràtic cridés a paralitzar l'activitat de l'aeroport.

EFE

Un tsunami. Esto es lo que provocó ayer la publicación de la sentencia del Tribunal Supremo contra la cúpula del procés por el 1-O. El terremoto desatado por el fallo no tardó en trasladarse a las calles de toda Catalunya. Convocados por las entidades soberanistas, los CDR y la plataforma Tsunami Democràtic, miles de catalanes se lanzaron a protestar contra las condenas de hasta 13 años de prisión. En la vanguardia de las primeras movilizaciones se colocaron los estudiantes que, tan pronto supieron de la sentencia, abandonaron las clases y cortaron algunas de las principales arterias de las capitales catalanas. No tardaron tampoco en producirse cortes de carreteras y de vías ferroviarias en diferentes puntos de la red catalana. Muchos ayuntamientos suspendieron su actividad y hubo concentraciones de apoyo a los presos en el exterior de los centros penitenciarios de Lledoners, Mas d’Enric y Puig de les Basses, en las que también participaron empleados de estas cárceles. El grueso de las movilizaciones se produjo en Barcelona. Cientos de estudiantes cortaron el tráfico de la Avinguda Diagonal a la altura de Palau Reial. Desde allí, marcharon en manifestación hasta la Plaça de Catalunya, donde se congregaron 25.000 personas. En paralelo, trabajadores de la ANC y de Òmnium cortaron la circulación en las calles aledañas a sus sedes. Alentados por Marcel Mauri, vicepresidente de la entidad liderada por Jordi Cuixart, los concentrados ante la sede de Òmnium se desplazaron hasta el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para expresar su disconformidad con el fallo condenatorio. También funcionarios y trabajadores de la Generalitat pararon su actividad y se sumaron a las protestas contra la sentencia. En estas concentraciones participaron el conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, y el titular de Exteriores, Alfred Bosch. Entretanto, Tsunami Democràtic instó a los manifestantes a desplazarse hasta el aeropuerto de El Prat, con la intención de bloquearlo. A pesar de que, por instrucciones de los Mossos d’Esquadra, Renfe canceló los trenes hacia esta infraestructura y el Metro de Barcelona hizo lo propio con el tramo final de la L9, miles de personas se agolparon en las instalaciones aeroportuarias. Muchos llegaron hasta allí a pie desde Barcelona. Agentes de los Mossos d’Esquadra y de la Policía Nacional cargaron a porrazos contra los manifestantes independentistas para facilitar los accesos al aeropuerto, que estaban bloqueados por la multitud. También dispararon balas de Foam. Aun así, algunas tripulaciones y pasajeros tuvieron que entrar y salir a pie del recinto, y 108 vuelos fueron cancelados. Ya caído el día, los agentes volvieron a cargar en la planta 0 de la terminal 1 y en la zona de facturación contra los independentistas para intentar devolver la normalidad en el aeropuerto. Hasta bien entrada la noche las cargas continuaron en las inmediaciones. En paralelo, Tsunami Democràtic también convocó a bloquear los accesos al aeropuerto de Barajas con vehículos. Según las imágenes que compartió en las redes sociales esta plataforma, hubo retenciones en algunas entradas a las instalaciones aeroportuarias de referencia en Madrid, aunque Aena dijo que no hubo ninguna incidencia. Con la caída de la tarde, los independentistas llenaron la Plaça de Sant Jaume. El encargado de leer el manifiesto unitario de las fuerzas independentistas fue el actor Jaume Comas, que aseguró que “a pesar de las mentiras, todo el mundo sabe que el pacifismo y la actitud cívica han sido siempre bandera del independentismo”. En este sentido, advirtió de que la sentencia “es un intento de enviar un mensaje de miedo”. Mientras se efectuaba este acto, algunos concejales de ERC en el ayuntamiento de la ciudad condal, con Ernest Maragall a la cabeza, desplegaron en una ventana del consistorio una pancarta con el lema Llibertat Presos Polítics. Después, emulando las concentraciones de octubre de 2017, miles de independentistas se concentraron ante la jefatura de la Policía Nacional en Via Laietana. Lemas como “aquest edifici serà una biblioteca” y “fora les forces d’ocupació” se volvieron a escuchar en este punto. Los policías cargaron contra los manifestantes para dispersar la concentración. Mientras, a las nueve en punto de la noche, las cazuelas volvieron a sonar desde los balcones de muchas viviendas de Barcelona en protesta por la sentencia del Supremo contra los líderes del procés. Por contra, grupúsculos unionistas bajaron desde Sarrià y marcharon por la Plaça Francesc Macià y la Avinguda Diagonal en defensa de la sentencia y coreando lemas como “Aquí está la juventud de España” o “Puigdemont a prisión”. Tal y como sucedió el 27 de octubre de hace dos años, coincidiendo con la declaración unilateral de independencia, estos manifestantes ultras se agolparon ante la sede de Catalunya Ràdio con rojigualdas, asediándola mientras coreaban “TV3 manipuladora”.

Al menos 80 heridos en las cargas, uno con un impacto en un ojo

Agentes de los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional cargaron de forma contundente contra los manifestantes concentrados en el aeropuerto de El Prat y ante la jefatura de la Policía Nacional en la Via Laietana de Barcelona. Según el Servei d’Emergències Mèdiques, un total de 78 personas resultaron heridas por los golpes. Prácticamente todos los heridos, 75, fueron atendidos por las cargas en El Prat. Una de estas personas sufrió una lesión ocular, seguramente por un proyectil de Foam, y fue evacuada a un centro hospitalario para valorar la herida. También se derivó a nueve más a hospitales. Por otra parte, dos independentistas fueron arrastrados por una furgoneta de los Mossos también en El Prat.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre