x
Catalán Castellano
Regístrate | Iniciar sesión Regístrate Iniciar sesión
Menú Buscar
Buscador de la Hemeroteca
Segre Segre Premium

PANORAMA

Trapero defiende el papel de los Mossos en el 1-O y califica de “barbaridad” la vía unilateral

Actualizada 21/01/2020 a las 09:22

Niega una “relación estrecha” con Carles Puigdemont y explica que discutió con Jordi Sànchez el 20-S || “Ver a la gente defender urnas era poco imaginable y difícil de prever”, declara a preguntas del fiscal

Cèsar Puig, Pere Soler, Teresa Laplana i Josep Lluís Trapero, ahir, al banc de l’Audiència Nacional al començar el judici per l’1-O.

Todas las imágenes y contenidos de SEGRE.com tiene derechos y no se permite su reproducción y/o copia sin autorización expresa.

© Cèsar Puig, Pere Soler, Teresa Laplana i Josep Lluís Trapero, ahir, al banc de l'Audiència Nacional al començar el judici per l'1-O.

EUROPA PRESS

La Audiencia Nacional inició ayer el juicio contra la antigua cúpula de los Mossos d’Esquadra por el 1-O, casi un año después de que el Tribunal Supremo comenzara la fase oral del proceso contra los líderes del independentismo por los mismos hechos. En el banquillo de los acusados se sentaron el que fuera major del cuerpo Josep Lluís Trapero, la intendente Teresa Laplana, el exsecretario de Interior César Puig y el exdirector de los Mossos Pere Soler. Trapero, Puig y Soler se enfrentan a una petición de pena de 11 años de cárcel por sedición mientras que Laplana está acusada por sedición y la Fiscalía solicita una condena de 4 años de prisión (más información en la página siguiente).

Después de que, en el trámite de cuestiones previas, la Audiencia Nacional ratificara definitivamente su competencia para enjuiciar esta causa y no admitiera la exhibición de vídeos durante las declaraciones, arrancó la declaración de Trapero que, a lo largo de toda la jornada, se sometió al interrogatorio del fiscal Miguel Ángel Carballo. El exmajor marcó distancias con la línea del Govern de Carles Puigdemont y aseguró que la vía unilateral hacia la independencia era una “barbaridad”. En este sentido, relató una conversación de septiembre de 2016 con el entonces secretario del Govern, Joan Vidal de Ciurana, que le preguntó sobre en qué legalidad se situarían los Mossos en caso de que chocaran la catalana y la española. “La doble legalidad no existe, ”, aseguró Trapero que le replicó. Además, admitió estar “incómodo” con la línea de la Generalitat en los meses previos al 1-O y afirmó que el precedesor de Joaquim Forn en la conselleria de Interior, Jordi Jané, se marchó “porque todas las acciones podían implicar responsabilidades de tipo patrimonial”. Asimismo, sostuvo que su relación con Puigdemont no era “estrecha”. “No tuvimos una relación personal, no fue ni buena ni mala”, puntualizó, a la vez que también se desvinculó de Jordi Sànchez, entonces presidente de la ANC. “Conozco a Sànchez de reuniones cuando era el responsable del Síndic de Greuges”, explicó, a la vez que contó como durante el 20-S discutió con él porque trató de condicionar el dispositivo de los Mossos. “La conversación terminó mal, Sànchez no me tenía que decir cómo hacer el dispositivo”, remarcó.

 


Trapero afirma que los manifestantes del 20-S no se mostraron “agresivos” con los agentes

 

Sobre esta concentración a las puertas de la conselleria de Economía con motivo de los registros ordenados por el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, reprochó a la Guardia Civil que no se les informara y dijo que hasta la una del mediodía no supo que había armas en los vehículos de la Benemérita. Asimismo, declaró que los Mossos valoraron cargar para dispersar la manifestación pero no lo hicieron “por si se nos escapaba de las manos”. Trapero también manifestó que los concentrados no se mostraron “agresivos” hacia los agentes.

Con todo, el exmajor defendió la actuación de los Mossos d’Esquadra durante el referéndum. A este respecto, explicó que el cuerpo esperaba una “resistencia pasiva” pero era “poco imaginable, difícil de entender y de prever” que la gente “defendiera” las urnas como lo hizo, lo que dificultó el desmantelamiento de los colegios (más información en el desglose).

Ordenó investigar si hubo agentes que permitieron el referéndum

El exmajor Josep Lluís Trapero señaló que, tras el 1-O, ordenó investigar si agentes de los Mossos d’Esquadra no impidieron el referéndum. Después de subrayar que tenía “indicios” de que el Govern “desconfiaba” de él, negó que el cuerpo hubiera facilitado la votación de Carles Puigdemont en Cornellà del Terri y también que efectivos de los Mossos hubieran “seguido” a agentes de otras fuerzas de seguridad el día del referéndum. Trapero, que también aseveró que desconocía la existencia del documento Enfocats, insistió en que, en vísperas del 1-O, avisó al entonces president de los riesgos de romper con la legalidad. “Más importante que la imagen de los Mossos es la del Govern”, le replicó el ahora eurodiputado de JxCat. Por otra parte, Trapero explicó que los Mossos no impidieron las actividades de la plataforma Escoles Obertes, que mantuvo abiertos los colegios electorales desde el viernes 29 de septiembre, porque “no entendimos que estuvieran encaminadas a preparar el referéndum”.

Etiquetas
Lo más...
segrecom Twitter

Opiniones sobre @segrecom

Envía tu mensaje
Segre
© SEGRE Calle del Riu, nº 6, 25007, Lleida Teléfono: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre