x
Català Castellà
Registra’t | Iniciar sessió Registra’t Iniciar sessió
Menú Buscar
Cercador de l’Hemeroteca
Segre Segre Premium

¿Fue muy temprano, o noche ya nacida?

  • Patricia López Gracia
Actualitzada 19/06/2020 a les 13:46

 

Aquest relat participa al concurs de Relats del Confinament del diari SEGRE.
Vota'l perquè aconsegueixi el premi del públic!

Este Tiempo, con voluntad de escribirlo entre paréntesis, pero ya imposible, es un Espacio: redescubres un pequeño balcón, escondido bajo los bultos que hacen pesar los días normales, pilas de revistas que ordenar, cajas de pedazos y muchos restos. Al abrir el hueco, nace ese Tiempo.

¿Cómo nació? ¿Fue muy temprano, o noche ya nacida? El eco aún de la historia narrada por las pantallas, siempre en grito, suspendido entre nosotros. Este Tiempo es Espacio: un algo observado y un balcón.

La Mañana es naranja y nace Anteo con el vuelo de las golondrinas, goteando el cielo nuevo de negro, en su sombra ese pie que toca siempre a Tierra. Las golondrinas aprenden a volar en este Tiempo, una muerta en el frío cemento bajo tu única mirada. Vuelos esporádicos, espesándose el piar, presencia nueva. Lo urbano por fin silenciado bajo las calladas alas de las golondrinas en vuelo, que nace Anteo, puente con Madre Tierra, en este Tiempo que dudas tanto, o no, y escribirlo entre paréntesis, o sí. Así observas: un balcón.

La Noche son luces antiguas, que por fin el ojo puede ver, y nace Anteo con el rugir de las ranas. Sapos vacíos que ahora se llenan con lo urbano silenciado, en sus ecos ese pie que siempre toca a Tierra. Las ranas aprenden a llamar y los sapos a decir en este Tiempo, una muerta en la fuente ahogada de desperdicios. Masa de voces vivas, vidas devueltas al oído, viviendo aún. Lo urbano por fin silenciado bajo la tempestad del canto animal en los sapos, deseando, que nace Anteo. Un Tiempo casi escrito entre paréntesis, observando, en un balcón.

Dulces seres confitados, esperanzados, escarchados en bolsas de plástico, ese sabor que se va con la boca, besos rápidos del ritmo urbano. Y Anteo, muerto porque perdió la tierra húmeda, humus descompuesto latiendo bajo el gigante pie, eternamente en el orbe, nuestro hermano, que hacia allí vamos contigo. Por las mañanas son las golondrinas; por la noche, los sapos, que auguran y auguran y tan sólo ahora por fin se escuchan. Pero, ¡espera!, que tal vez, en este Tiempo entre Paréntesis, veo, por fin, desde algún balcón. Veo –

 

Aquest relat participa al concurs de Relats del Confinament del diari SEGRE.
Vota'l perquè aconsegueixi el premi del públic!

 

 

Temes relacionats
Comenta el contingut

El més...
segrecom Twitter

@segrecom

Envia el teu missatge
Segre
© SEGRE Carrer del Riu, nº 6, 25007, Lleida Telèfon: 973.24.80.00 Fax: 973.24.60.31 email: redaccio@segre.com
Segre Segre